¡Que Vuelvan los '90!

En la peor época de clones, Venoms y Carnages, nuestro amistoso vecino arácnido tenía un título que daba gusto leer mes a mes.

Untold Tales of Spider-Man

06/01/2017

| Por Alejandro Caracciolo

3 comentarios

020En 1995, Marvel estaba en plena crisis tanto empresarial como creativa, como ya bien explicó Lea Paolini en otras notas de esta sección, a las cuales me remito, y de paso, aprovecho para recomendarles que las lean.

En medio de toda la vorágine de problemas de todo tipo que Marvel atravesaba en ese momento, se publicaron varias cosas rescatables, algunas incluso muy buenas, pero que por efecto de la memoria colectiva -e incluso por el estado general de la industria del comic- muchas de ellas han quedado si no olvidadas, en muchos casos menospreciadas, o englobadas dentro del conjunto de “comics de los ´90” que el común de los lectores preferiría olvidar.

Esos son los comics que ésta sección se propone rescatar, comentar, y recomendar. Hay incluso etapas puntuales en comics con muy mala reputación hoy en día, que merecen ser mencionados.

En esta oportunidad, me gustaría hablar de una serie que aunque fue bastante corta (25 números, dos anuales, un especial “flashback”, y el prestige “Strange Encounter”), vale mucho la pena leerla. Publicada en una época en la que Spider-Man encabezaba una sub-línea compuesta por más de una docena de títulos, en su gran mayoría llenos de clones, Venoms, y Carnages, “Untold Tales of Spiderman” se destacó por ser un título que remitía a una época distinta del personaje, tanto en cuanto a temática como en cuanto a narrativa.

1713995-lizard_-_untold_tales_of_spider_man_9_iKurt Busiek, el guionista encargado de la serie, se ocupó de hacer historias mayormente autoconclusivas en cada número, cuya función fue por un lado recuperar el sentimiento del Spider-Man de antaño, el de los ´60, y por otro lado, llenar huecos en la continuidad iniciada en aquellos viejos números.

Busiek lo logra mediante un trabajo de investigación muy detallado sobre la cronología del arácnido, utilizando elementos perfectamente afines a la continuidad a la cual se acoplan (los primeros 30/40 números de Amazing, de la era Lee/Ditko), que expanden sobre situaciones y personajes de ese entonces, sin modificar la continuidad, y que por el contrario, ayudan a dar más contexto a las acciones y motivaciones de los personajes.

También se le debe agradecer por el aspecto visual moderno y dinámico de la serie a Pat Olliffe, el artista que dibujó casi todos los números publicados, con la excepción de los anuales y algún que otro especial. Si bien Olliffe no puede compararse con otros artistas de la época que definieron el look de Spiderman en los ´90 (como lo hiciera Todd McFarlane), tiene por su parte una gran habilidad narrativa que le permite armar páginas dinámicas, y fáciles de leer, que invitan al ojo a recorrer toda la acción de un lado a otro, haciendo sentir al lector que está “acompañando” al héroe en cada movimiento, en tiempo real. Si tuviera que comparar a Olliffe con algún otro artista conocido por el público argentino, como para darles una idea, me arriesgaría a decir que de a momentos su armado de página recuerda mucho al trabajo de Norm Breyfogle en los títulos de Batman.

021No hay que olvidar, que en el momento en que este comic se publicó, todavía estaba fuertemente impuestas todas las tendencias propias de la época: los estilos artísticos influenciados por el manga, las bad girls, los héroes ultra-musculosos, armados hasta los dientes y con caras de malos, los infinitos clones de Wolverine que aparecían todos los días, tanto en Marvel como en las Indies, e incluso en DC (¿recuerdan a Pantha, de “The New Titans”???), etc. “Untold Tales….”, formó parte de una nueva corriente, que se empezó a gestar de a poco, posiblemente a partir de otra obra Busiek, “Marvels”. Dicha obra se caracterizaba por desarrollar una nueva historia en base a historias, personajes, y conceptos clásicos, pero presentados desde otros ángulos, y enraizadas fuertemente en un sentimiento de nostalgia por los héroes y el modelo de heroísmo de tiempos más simples, anteriores a la ola de deconstruccionismo y anti-heroísmo moderno de mediados de los´80.

El Peter que leemos en “Untold Tales….” (porque se trataba de Peter, no del clon que por la misma época se paseaba por los títulos arácnidos alegando ser “el verdadero”), es un Peter muy joven, en sus primeros tiempos como Spider-Man, antes de ser un adulto, casarse con Mary Jane, y todo lo que sabemos que vino después. Esa juventud llena de energía y buenas intenciones, pero también llena de errores y torpeza bien intencionada, que eran propias de la versión de los ´60, que es la que Busiek recrea en este título.

untoldtales1_03La estructura de las historias, al ser en su mayoría números autoconclusivos, es simple pero sin caer en lo repetitivo. Busiek echa mano de todos los clichés clásicos del género, a menudo para crear situaciones humorísticas, y básicamente hay un villano distinto en cada historia. Muchos creados por Busiek mismo, aunque también hacen su aparición varios de los viejos conocidos como Doc Ock, Electro, Vulture, y otros. Todo contribuye para presentar historias divertidas, llevaderas, y muy, muy gancheras.

Si nunca leyeron este título, se los recomiendo muchísimo. Es una de esas pequeñas gemas semi-olvidadas, o recordadas hoy en día por muy poca gente. Existe un TPB que recopila los primeros 8 números, y un Omnibus de tapa dura que recopila la serie completa junto a los anuales y especiales. Cualquiera de ambas opciones son buenas, aunque en TPB la serie esté incompleta.

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

3 comentarios

  • Tengo un número editado por Forum está bueno .

    Comentarios

    Nahuel2017

    22/09/2017 - 11:26

  • Linda serie, solo tengo y pude leer los primeros episodios que acá llegaron de Forum. lo mas interesante es el esfuerzo de calzarla en la continuidad y como Busiek logra una historia interesante con eso.

    Comentarios

    Alien3000

    25/01/2017 - 15:27

  • ¡Gran serie! El dibujo de Oliffe, sin dejar el tono noventoso, es de lo mejor de aquella época. Y coincido, para el momento que salía fue probablemente la mejor serie de Spider-Man. Busiek se mete con pequeños detalles que le agregan mucha onda a aquellos números de Stan Lee y Ditko.

    Comentarios

    Damian

    09/01/2017 - 12:02