Hablemos de Byrne

En esta miniserie, el ídolo retoma y expande el universo y los plots presentados en Trio.

Triple Helix

23/01/2018

| Por Fede Velasco

2 comentarios

bf37c17324de92d7adf95b426677b64c--triple-helix-john-byrneCada tanto uno se da cuenta de que es un simple mortal y la pifia como cualquier otro, y es entonces cuando vale la pena hacerse cargo del error (igual muy mal nuestros lectores que ninguno saltó a decir nada). En la nota anterior, decía que la historia de Trio quedaba trunca y en la nada, y eso era una gran mentira, ya que esta miniserie es secuela directa de la que comenté el mes pasado y yo no tenía la mas puta idea. Así que vale la fe de ratas, y ahora sí, sumerjámonos en otra joya del maestro John Byrne.

Como ya dije, si bien esta miniserie (también de 4 episodios) se centra en otro grupo superheroico, transcurre en el mismo universo y arranca en el preciso instante donde terminó Trio. Y acá se nota un Byrne que sabe lo que está haciendo. Acá no hay abuso de la machaca sin sentido, hay algo parecido a un plot sólido, y la historia (incluso la de Trio) parece encaminarse en una dirección que está clara y definida. Pero por desgracia -como comentaba en la nota anterior- esta idea de Byrneverse quedó trunca y ahora sí, puedo afirmar que después de esta miniserie no salió nada más, a pesar de que (al igual que Trio) Triple Helix termina con un bruto cliffhanger y la mayoría de los subplots sin resolver. Esperemos que a pesar del tiempo transcurrido en algún momento al maestro le vuelvan las ganas de dibujar y se decida a arrancar con Conclave, la tercer miniserie pensada en este universo que jamás vio la luz.

4332cdb41ca236bf1a72794614503488--triple-helix-john-byrneAsí como Trio era un tributo a los Fantastic Four, Triple Helix lo es a los X-Men: un grupo de héroes que son marginados por la sociedad, que luchan contra unos robots gigantes que quieren erradicarlos. Acá el “homenaje” es mucho menor y más sutil de lo que era en Trio, lo cual hace a la historia mucho más llevadera y nos engancha sin dejarnos esa sensación de déja vu eterno a la que apestaba su predecesora. Seguimos sin saber un carajo del origen de los personajes o por qué están juntos, pero se tiran algunas puntas sólidas de por dónde viene más o menos la mano, que –imagino- la idea era explotarlas más adelante. Continúa la historia de esta especie de Dr. Doom nazi que había aparecido en Trio y avanza grosso el plot de Rock transformado en un monstruo más poderoso pero mucho menos humano, esto sumado a todo lo relacionado al nuevo supergrupo, su creador, su némesis y alguna que otra perlita más que interesante.

El dibujo de Byrne -como vimos en la nota anterior- sigue en un nivel dignísimo, y acá sí, el final te deja al palo y con ganas de ver cómo continúa la historia y esperando ver cómo se las ingenia el maestro para seguir construyendo, en base a la premisa de que el foco esté siempre en un grupo distinto de personajes. Creo que ahí es donde reside la magia de esta obra, lo que resignifica a Trio y nos muestra que el barbeta (viejo, aparentemente sin ideas y sobreviviendo a pura inyección de la chapa acumulada con los años) todavía puede pelar conceptos piolas e innovadores en los lugares donde uno menos se lo imagina y por sobre todo no pierde su capacidad de sorprender.

HELIX02Por lo tanto, y desdiciéndome de manera asquerosa de todo o que puse en la nota anterior, Triple Helix, gana cómo está narrada, más que por lo que narra, que en el fondo no deja de ser una más de superhéroes del montón con un terrible toque retro. Pero ahí, en la forma de ir amalgamando las distintas miniseries, en ese intento de armar un mosaico que nos presenta un universo nuevo (si bien muy parecido a otro) es donde está parte de su magia, y lo que nos deja con ganas de que algún día retome el proyecto y nos cuente desde el punto de vista del Conclave (los que serian sus Avengers, con un ligero cameo en esta mini) cómo se sigue conformando este universo donde el barbeta se podría despachar a sus anchas sin que nadie lo reprima, ni le ponga freno.

Por desgracia, de momento se lo ve muy cómodo con las fotonovelas de Star Trek y sin muchas ganas de hacer otra cosa. Quizás cuando se le acaben las ideas o se aburra de eso, nos sorprenda con un retorno a este universo, del que a mí, con apenas ocho revistas, ya me hizo fan.

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

2 comentarios

  • Huele demasiado a nostalgia, algo por lo que no me desvivo, pero pinta muchísimo mejor que Trio. Si señor.

    Comentarios

    Juan Defratto

    03/02/2018 - 09:39

  • Grande Byrne, pero los Next Men no me gustaron mucho. Desde que leí eso no volví a animarme con cosas fueras de sus viejas glorias, y hay muchas cosas que aún no leí…pero si Fede Velasco dice que esto no está tan mal, vamos a considerarlo.

    Comentarios

    El perro de San Roque

    23/01/2018 - 14:22