Mundo Morrison

Ahora sí, la despedida definitiva de Grant Morrison de los títulos de Batman, con el cataclísmico desenlace de Batman, Inc.

Batman, Inc. (parte 5)

27/04/2021

| Por Bruno Magistris

0 comentarios

batman-inc-10-018El nº10 de esta segunda serie arranca cuando Bruce recluta a Michael Lane (aquel Batman onda Bane que lo supo cagar a trompadas antes de RIP) con su nueva identidad de Azrael. Mientras, Ra´s sigue preso por Talia, y desconfía de su plan. La ciudad le declara la guerra a Batman, ante las presiones de Leviathan, y Bruce pela un exo-traje (gracias a Lucius) que incluye el meta-material creado por Sivana allá en el nº1, con propiedades de invisibilidad. Mientras, Knight y Ranger dan finalmente con Jason y Hood, quienes les piden que confíen en esta mujer que parece estar al frente de Spyral. Talia cada vez más caliente con el Monster, que mató a Damian sin su consentimiento, le revela su intención de hacer explotar una bomba que le puso en la cabeza si se sigue haciendo el loco. Mientras, Bruce (visita a Langstrom mediante y persecución policial de por medio) decide que nada humano lo puede vencer: y se transforma en algo inhumano. Llega volando a la Torre, inmerso en una nube de murciélagos donde lo espera todo el poder de Leviathan, transformado en una especie de ManBat sacado, en el exo-traje, clamando venganza por su hijo.

Sí padre, me convertiré en un murciélago.Se acerca el final. En el nº11 Bruce llega a la Torre, y Talia envía a los man-bats. Pero la nube de murciélagos que lo acompaña tienen el antídoto al suero-murciélago de Langstrom, y se encargan de desactivar al ejército alado. Bruce va directo por el monstruo, a quien surte de lo lindo. Mientras, Dick y Tim alcanzan el rastro de Todd y compañía, y Hood les explica que ni en pedo la comunidad de inteligencia internacional le permitiría a Batman crear un ejército global sin supervisión. La directora de Spyral, su jefa, es quien salvará las papas. ¿Pero quién es?

Dick y Knight vuelven con Bruce a ayudar en la batalla, y juntos derrotan al monster, que pierde su máscara y descubrimos que la misma cara de Damian, terrible momento para todos. Aunque escapa, Talia no lo perdona y le corta la cabeza en un acto de furia. Además detona con su bomba la Torre Wayne y se dirige, por fin, al duelo final. Muy Ra’s-Al-Ghulesco. En la mansión, espadas al viento, mano a mano con Bruce, hasta la muerte.

Y terminamos en el nº12. “Aquí estamos todos, en el gran final”, dice Talia, y es tal cual.

Hasta la muerte.El duelo a muerte comienza, no sin una pausa en la que Bruce y Talia se besan con pasión (resumiéndolo todo: la guerra, el caos, el descontrol, todo por culpa de este amor fallido, que está ahí, pero que no puede ser). Los pibes descontrolados, los mutantes DKR, el cubo Oroboro, los Batman alrededor del mundo, todo al filo de la destrucción, al filo de las espadas que se enfrentan en la cueva. El beso es venenoso, y Bruce tambalea. Talia lo tiene a punto caramelo, y en el último segundo llega Jason, que le debe una (Talia estaba entre aquellos que lo resucitaron en un Lazarus Pit) para pedir por la vida de Bruce, a cambio del Oroboro. Aunque es una trampa, y mientras Bruce apenas se puede poner en pie, llega quien viene definitivamente a cerrar todo este kilombo: Kathy Kane, la Batwoman original, aquella que desapareció hace tanto tiempo. Jefa de Spyral, apunta con su pistola dorada a la cabeza de Talia, y se la vuela en pedazos. Ante la sorpresa de Batman, que no entiende nada, le agradece el haber ayudado a guiar a Talia a una trampa de la que no podía escapar. Se caga un poco de risa de cómo Bruce sigue siendo el nene que siempre fue, sin crecer ni madurar. Y así como aparece, se esfuma. “Todo termina en un círculo al final”, dice, para retomar la idea de Oroboro, de Netz, del meta-texto de hasta dónde habían llegado los personajes. “No intentes buscarme. Yo no existo”, dice, y, como Keiser Sôze, se va.

RCO009Talia y Damian muertos, enterrados en la Mansión (como vimos en el nº1), y Gordon por fin arresta a Bruce Wayne, acusado de colaborar con el caos reinante. Sus empresas en ruinas, su familia hecha percha, la Torre destruida. El interrogatorio vuelve a aquella sensación de Year One en donde Gordon es casi protagonista y es el que lleva la voz principal, otra vez el círculo que vuelve hacia los comienzos mismos del personaje, a empezar de nuevo, una y otra vez. Porque Oroboro, Netz, Talia y el mismo Morrison juegan con ese tema: Batman es inmortal. Podés llevarlo a los límites más inimaginados, pero siempre se reinventa, “más grande y mejor, brillante y nuevo”. Damian murió porque su objetivo era reemplazar a Bruce y eso es imposible: nadie puede reemplazar al verdadero Batman. Y llega la orden de archivar el caso (mediante una “misteriosa mujer”) y Wayne queda en libertad, para volver a empezar.

RCO024El epílogo nos muestra cómo Ra’s exprime a Lord Death Man hasta la última gota de sangre en lugar de los extintos pozos de Lázaro. Y jura una venganza letal al encapotado: su hija muerta, su nieto masacrado. Los otros hijos de Batman, aquellos que siguen en gestación, aquellos “hermanos” genéticos de Damian en gestación, le serán de mucha utilidad.

Esto recién empieza…

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios: