¡Ni Ahí!

Enterate qué pasó la enésima vez que quisieron acusar a Spider-Man de un crimen que no cometió.

Spider-Man: Web of Doom

28/12/2021

| Por Leonardo Rubio

1 comentarios

RCO001_1583440786¿Cómo les va? Bienvenidos al último ¡Ni Ahí! del año.

Puff… y qué año hemos tenido. Un subi-baja de emociones. Por un lado, el bajón de la eterna pandemia y por el otro la alegría de un estreno de cine comiquero que se convirtió en el evento del año. Me refiero a Spider-Man: No way Home. O como algunos la llaman, la Avengers: Endgame de Spider-Man. En mi opinión, la película es una montaña rusa de emociones y un lindo regalo navideño para los fans. Y como no podía ser menos, les traigo un ¡Ni Ahí! referido a nuestro héroe arácnido. Una historieta que deja a peli de Spider-Man muy lejos y sin camino a casa, (cuac).

Se trata de la miniserie de tres partes (gracias a Dios por es corta) Spider-Man: Web of Doom. El comic nos trae una premisa interesante donde veremos que a nuestro héroe arácnido lo acusan injustamente de asesinato y él tendrá que buscar al culpable mientras trata de probar su inocencia. Partimos de lo que parecía ser una historia interesante a lo que terminará por ser realmente… una cagada. Tomé este comic porque además de ser del trepamuros, tenía el condimento ese de que el personaje está injustamente acusado de un crimen que no cometió y es juzgado no solo por la justicia sino también por la gente, como en el inicio de la mencionada película. Pero acá Spidey no necesitó a cierto abogado famoso del universo Marvel como en la peli para defenderlo, sino que él solito pudo resolver el embrollo. Esta no es la primera vez que a nuestro héroe lo acusan de asesinato, para la alegría del malvado editor J.J Jameson. En Amazing Spider-Man nº 155 (escrito por Len Wein y dibujado por Sal Buscema), el trepamuros se enfrentaba a un asesinato misterioso dentro de una habitación cerrada donde tendrá que hacer labor de detective al mejor estilo Sherlock Holmes para resolver el crimen. Al lector se le proporcionaban pistas para que pueda resolver el asesinato (en tu cara Scooby-Doo). Esta historia fue un respiro en esa época llena de villanos bizarros.

RCO002_1583440763Lamentablemente la historieta reseñada termina por ser muy diferente. Y no, no paro de columpiarme como en una telaraña, sigo dando vueltas para no arrancar con la trama de esta gema. Lo haré simple para ahorrarte el mal trago: Spider-Man atrapa a un criminal y lo deja enredado en su tela a la espera de la policía. Como todos sabemos, su tela se disuelve en una hora. Pero algo ocurre… su tela no se disuelve y el criminal es encontrado muerto supuestamente asfixiado por la telaraña. Por lo cual todos nos preguntamos: ¿Pero qué hiciste Spider- Chabon? Tranquilos amigos. Como es de esperar, nuestro héroe no tiene la culpa de nada. Todo este kilombito hace que los medios pongan fuertemente su atención en el arácnido. Obviamente J.J es uno de los principales. No saben cómo se relame las uñas con este hecho. Y por si esto fuera poco, aparece un mega-escuadrón de policía al estilo SWAT para darle caza a nuestro amistoso vecino.

Encima justo ocurre que su amada esposa Mary Jane, que siempre está ahí para bancarle los trapos a Peter, justo se encuentra en Sudamérica filmando una bizarra película de clase B en donde ella es una especie de versión femenina de Rambo enfrentándose a unos Zombies. Una película digna de estudio Troma o de Farsa Producciones. Les digo que me pareció más divertido la trama de la película bizarra que lo que le ocurre al trepamuros. Seguro te estarás preguntando quién es el villano que esta atrás de inculpar a nuestro querido Spider-Man. Si pensaste en Mysterio, respuesta equivocada.

RCO024_1583440763El que lo inculpa es el Beetle (¿lo qué?). Sí, un villano bastante de la B, al que pocos recuerdan. Este villano había tenía un encuentro reciente con nuestro amistoso héroe junto con otros villanos en la olvidable miniserie “Lethal foes of Spider-Man” y el muy turro quedó con la sangre en el ojo. El criminal muerto por la telaraña trabajaba para él y por una cagada a pedos del villano el malhechor murió de un paro cardiaco. Este hecho le vino como anilló al dedo al Beetle, que se la pasaba persiguiendo a Spidey para poderlo cagar con alguna cosa. Y justo el chorro que se escapa de la telaraña en la cual había quedado prisionero, se muere de un paro cardíaco causado por el Beetle. Qué increíbles casualidades, ¿no? El turro del villano replica la telaraña y lo deja al malhechor fiambre para que lo encuentre la policía. Pobre Spidey, menos mal que pudo resolver el misterio y limpiar su nombre. Porque si no… otro muerto más para echarse la culpa además de Tio Ben y Gwen Stacy. ¡Peter, Peter que héroe sufrido sos, carajo!

RCO011_1583440735Antes de despedirme voy a mencionar a los autores que son los responsables de este verdadero crimen comiquero (que ya prescribió, porque se cometió en 1994). A ellos habría que haberlos mandados al calabozo y no a Spider-Man. En guion lo tenemos a Jack C. Harris y en dibujo a Scott Kolins. Ya pasada la ficha penal correspondiente me retiro para seguir columpiándome en mi telaraña que no será mortal salvo que se me corte y me pegue flor de golpe contra el piso. Les deseo un EXCELENTE fin de año y nos encontraremos con mas bazofia mundial en próximas entregas de ¡Ni Ahí!, quizás un poquito más espaciadas, pero ahí estaremos. Firme donde la boñiga comiquera nos llame.

Pd: Si no vieron Spider-Man: No way Home, háganse/me un favor y vayan a verla. Antes de que explote el mundo.

Compartir:

Etiquetas: ,

Dejanos tus comentarios:

Un comentario

  • Que no aparezca el doctor Doom con el titulo de la serie ya es mala señal jaja.
    Hay veces que la premisa de la historia esta buena «spiderman acusado de asesinato» y te comes un bofe con la historieta, una lastima.
    Me hiciste acordar que muchas veces sol sub argumentos de relleno son mas interesantes que los principales en alguna de estas historietas.
    Saludos!

    Comentarios