¡Ni Ahí!

El autor del famoso Vengador Alado (el clon argento de Batman) nos regaló también esta gema bizarra en el género de los superhéroes argentinos.

Tanker, el Invulnerable

21/07/2022

| Por Leonardo Rubio

3 comentarios

287459513_3095074750709797_5512575029260090902_nBienvenidos a una nueva entrega de ¡Ni Ahí!, la sección que nadie pidió que vuelva, pero siempre está firme como garrapata con perro. Hoy me encontraba cansado de leer superhéroes norteamericanos. En DC volvieron las Crisis, solo que ahora se llama Dark Crisis. ¿Crisis en Tierras infinitas pero más oscura?¡Que alguien prenda la luz, viejo! Y en Marvel ahora tenes A.X.E. ¿Una marca de desodorante? No, un nuevo evento donde los X-Men se enfrentan nuevamente a los Avengers pero ahora con el agregado de los Eternals. Cartón lleno. Mozo, cerrame la mesa ocho que me retiro.

Como decía, harto de estos mega-eventos comiqueros, decidí ponerme el poncho y tomar mate para leer a un héroe argento. Me fui a la recova de los recuerdos y ahí me encontré con otro pariente de Mister Radar, al cual tambiénle dediqué un ¡Ni Ahí¡ hace un par de años. Si no lo leyeron, vayan corriendo a hacerlo. Eso sí, tengan cuidado de no tropezarse al correr. Para esta entrega les traigo a Tanker “el invulnerable”, personaje del autor Raúl Rosarivo, quien nos diera también a El Vengador Alado, un especie de Batman de la B, y a Forkis “el hombre que volvió a la vida”. Podemos decir con orgullo (o quizás no tanto) que son los primeros Superhéroes Argentinos. Me lleno de innecesario orgullo nacional al grito de: ¡Viva Perón, canejo!. Tanker fue publicado en la revista Cara Sucia en los años 1940-1941.

5tankerY ahora nos metemos con la historia del origen de nuestro GRAN superhéroe Tanker. Sin comerla ni beberla, arranca con un Científico Malvado llamado Doctor Boris que tiene prisionero a una persona, que sería un atleta (¿?), del cual no podemos verificar su identidad porque tiene la cara tapada. El perverso Doctor Boris tiene un aparato experimental que irradia a nuestra víctima con un rayo, que le otorga el don de la invulnerabilidad. Por si no se dieron cuenta, de ahí viene el apodo de nuestro querido personaje, je. Una vez que esa máquina le da los poderes, ya de toque también le asigna un traje. Este villano intentará usar a nuestro futuro héroe con propósitos malignos. Pero por suerte para todos, él se revela contra su creador y lo ahorca. Confirmado: este Doctor Boris es un gil. No solo le dio poderes a un sujeto al que secuestró, sino que nunca se aseguró de tenerlo bajo control. Perdiste, Boris, y Tanker te sacó del juego al minuto de tener poderes.

1tankerPero esto no termina acá, porque justo venían unos malhechores a apurar al científico. Lo que nunca se imaginaban es que se iban a encontrar con Tanker y este los iba a surtir a golpes a todos. Porque obviamente “El Invulnerable” decide usar sus poderes para combatir el crimen. ¿Por qué haría otra cosa, no? Eso sí, jamás te vas a enterar quién es el hombre detrás de la máscara, del por qué de sus poderes y qué carajo era la máquina esa que usó el científico. Porque todo esto quedará de lado para continuar con las aventuras de nuestro grandioso héroe. Acá nadie cuestiona nada, que siga el baile al compás del tamboril.

Después de su primera aventura Tanker se enfrentar a un Fu Manchú de la B, que tiene un ejército de autómatas que maneja a radio control, luego viajará a una civilización perdida donde tendrá que ayudar al rey de este mundo contra una revuelta en su contra, y por supuesto rescatará a una princesa.

3tankerTanker no iba a dejar ni uno solo de los clichés de historietas de la época sin visitar. El formato de tira te dejaba un gran cliffhanger que se continuaba en la siguiente entrega. Muchas veces te daba a sensación de que el mismo autor no tenía idea a dónde iba llevar al personaje. En una historia, Tanker está en una nave y de la nada aparece un pulpo gigante que lo termina por arrastrar a otra parte del mundo. Nunca se explica el por qué, solo pasa. Este tópico era de lo más común de encontrar en este tipo de historietas clásicas y verduleriles. Tanker “el invulnerable” es de nuestros primeros superhéroes argentos, y no escapa a las formulas y los recursos narrativos típicos de los héroes estadounidenses de esa época, de donde el autor Raúl Rosarivo chorea que da calambre.

4tankerBueno, sin más vueltas dejo este rescate emotivo gracias al cual me quiero pegar un corchazo. Me fui por algo nacional para encontrar más de lo mismo. La próxima vez que quiera leer un superhéroe argentino me voy derechito a Sónoman de Oswal o a Superhijitus, al grito de ¡y chucu chucu chucu!.

Nos encontramos en el próximo ¡Ni ahí! si sobrevivimos a todo esto que pasa en nuestro país. Yo creo que sí, el argentino es Invulnerable a toda crisis. Como Tanker, jo.

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

3 comentarios

  • Siempre lamento que esta sección esté hecha en joda. Se toma livianamente que una historieta de superhéroes de 1940-41 sea un superhéroe «de la B» cuando el mismo Batman estaba evolucionando, por ejemplo dejando las armas de fuego. Personalmente la idea de un molusco transparente en el espacio me parece genial, totalmente lovecraftiana. Finalmente, estaría bueno que dijeras algo más del libro en el que evidentemente leíste las historias y cuya imagen figura en la nota. Gracias.

    Comentarios

    macumazahn

    21/07/2022 - 22:36

    • Si, por lo menos más data precisa, como la cantidad de números, tecnicismos innecesarios pero útiles, etc. (Antes de pegarte un «CHORCHAZO»…)

      Comentarios

      Mariano Iglesias

      22/07/2022 - 09:11

    • CERRÁ EL ORTO COMENIÑOS.

      Comentarios

      Macumazuca

      22/07/2022 - 10:43