Sangre y Trueno

En su movida más arriesgada, Jason Aaron le saca la identidad de Thor al Odinson y se la otorga a... ¡Jane Foster!

Mighty Thor

09/08/2022

| Por Francisco Lobo

0 comentarios

thal02La anterior etapa de Thor termina con una escena que será crucial para este segundo gran acto, probablemente el más extenso y complejo en toda la etapa de Jason Aaron. La escena en cuestión nos muestra a Thor Odinson imposibilitado de levantar a Mjollnir en un paraje lunar. Como bien sabemos, el encantamiento del martillo exige que su portador sea digno de tan poderosa arma, condición que el hijo predilecto de Odín ya no cumple. Pero ¿qué pasó entonces que nuestro héroe es ahora indigno?

Aquí tenemos que hacer una brevísima mención a “Original Sin”, ese evento en ocho números publicado entre Mayo y Septiembre de 2014, con guiones de Aaron, dibujos de Mike Deodato jr y tapas deliciosas del ídolo Julián Totino Tedesco. Durante esta historia detectivesca, un grupo de héroes investigan la muerte del querido Uatu The Watcher, que apareció muerto con un tiro en la frente y con los ojos arrancados de sus cuencas. Y en un momento, Nick Fury le susurra algo a Thor (un misterio que durará muuuuuuchos números) que hace que el Mjollnir se desprenda de las manos del, ahora indigno, príncipe de Asgard. También descubrimos que Thor tiene una hermana vinculada con la existencia de un décimo reino.

A partir de Octubre de 2014, nueva serie “Thor” así, a secas, con ocho numeritos y esta vez con un dibujante que llegará para quedarse muchos años: Rusell Dauterman. Es en esta colección donde debuta la nueva Thor, ese personaje que rápidamente se ganó el corazón de miles de fans y el odio de los tóxicos infelices de siempre. El misterio de la identidad de la nueva portadora del martillo durará hasta el final de la serie. Tanto Odin como Odinson (ahora Thor es otra persona) reniegan bastante de la misteriosa heroína, sobre todo el viejo carcamán de Odín, aquí reflejado como la quintaesencia de la masculinidad tóxica.

thoraaron41En el último número descubriremos que Mjollnir ahora responde a Jane Foster, víctima de un cáncer galopante y con la paradoja de que, si bien al convertirse en Thor Jane se vuelve increíblemente fuerte y vital, el encantamiento anula los efectos de la quimioterapia, por lo que cada transformación la acerca de forma indefectible a su muerte.

Otro paréntesis muy breve, esta vez con la miniserie “Thors” de Jason Aaron y Chris Sprouse y publicada entre Junio y Noviembre de 2015. Esta historia, colgada de los eventos de la última “Secret Wars”, nos muestra un grupo de Thors que investiga un asesinato. Otro historia de misterio onda policial de Aaron cuyo aporte más relevante a la gran historia de Thor es que el martillo del Ultimate Thor cae en la Tierra del Universo 616.

Será en Noviembre de 2015 la publicación del tercer título de Thor de Jason Aaron; “The Mighty Thor”, donde Jane Foster Thor tiene el protagonismo absoluto y durante los 30 números de esta colección (en el nº24 ya empieza la numeración Legacy, con el nº700) la veremos batallar en varios frentes: en el plano estrictamente asgardiano tiene que lidiar con el imbécil de Odin y su hermano Cul que no toleran que una mujer posea el martillo y su poder; mientras que en Midgard y el resto de los reinos Dario Agger (el CEO de Roxxon) y el elfo oscuro Malekith, el gran villano de esta etapa, llevan adelante un perverso plan para, literalmente, devastar los 10 reinos y en el proceso enriquecer de forma asquerosa al vil empresario.

4256937-2 thor2014003_int2-1En medio de todo esto, Jane debe lidiar con su propia mortalidad y su salud que se deteriora más en cada transformación. En Abril de 2018, en el nº706 de “Mighty Thor” las aventuras de Jane Foster llegarían a su final tras un duelo a muerte con el implacable Mangog, mientras que el ajedrez perverso de Agger y Malekith deja todo preparado para el gran evento “The War of the Realms” y el arco final de Aaron en Thor.

Tras los primeros 12 números de Mighty Thor, aparece en Noviembre de 2016 otra miniserie de cinco episodios titulada “Unworthy Thor”. En paralelo con Mighty, los guiones de Aaron y los lápices del talentoso Oliver Coipel nos narran el derrotero de Odinson en su búsqueda del martillo/hacha del Universo Ultimate. Es aquí donde nos enteramos qué fue lo que le susurró Nick Fury a Thor durante los eventos de “Original Sin”. Fueron tres palabras cargadisimas de poder semántico para neutralizar a uno de los héroes más fuertes: “Gorr tenía razón”. ¿Sobre qué? Sobre todo lo que predicó, principalmente que los dioses son seres nefastos y no se merecen el amor y la lealtad de sus súbditos mortales.

En el aspecto visual, prácticamente toda esta etapa está dibujada por el glorioso Russel Dauterman, poseedor de un estilo barroco super estilizado, fresco y moderno, ideal para imprimirle una estética única a esta etapa que fue un clásico instantáneo en la historia del personaje. Si la primera parte, a cargo de Esad Ribic, era intencionalmente medio fría, distante, sugestiva y solemne al estilo de los frescos renacentistas, la historia visual de Jane Foster se caracteriza por su atmósfera contemporánea llena de vitalidad cromática, viñetas recargadas de personajes, efectos, paisajes y onomatopeyas. Como si fuera poco, en algunos números aparecen otros talentos de la talla de Frazer Irving, Daniel Acuña y Valerio Schiti. Y así como Ribic le legó al panteón de Thor (y a Marvel) el diseño de Gorr, Dauterman es el responsable de la apariencia de Jane Foster como Thor.

51M6SbR-FXLSi la serie “Thor: God of Thunder” nos paseaba por un lugares y personajes nuevos o muy poco utilizados dentro del ecosistema de Thor (sobre todo los primeros 12 números), toda este gran arco de Jane Foster como diosa del trueno sirve para ver cómo se articula la novedad de su persona con elementos icónicos del personaje como los viajes por el espacio, la aventuras en la tierra, Asgard, los asgardianos y el resto de los reinos con sus respectivos habitantes y villanos icónicos como, entre otros Mangog, Kurse, Laufey, el Destroyer y obviamente Loki (si es que aún puede considerarse un villano). Lo más interesante es cómo el guionista utiliza a los dioses para contarnos una historia totalmente anti teísta, donde desde sus comienzos nos pone sobre la mesa de discusión el rol divino en la vida de los mortales y con un duro cuestionamiento los beneficios de la fe en estos seres. Es brillante cómo el combate final de Jane es contra el Mangog, un monstruo producto del odio de una raza genocidada por Odin (¿por qué un dios haría algo así?) ahora desatado contra Asgard y su gente en busca de venganza recíproca. Irónicamente, la salvación de los divinos se da de la mano y la voluntad de una mujer cuya vida pende de un hilo, producto de su propia humanidad.

Cuando la verdad queda revelada (Gorr tenía razón), la dignidad de los dioses se va al descenso directo, por eso ni Odinson ni Odin pueden volver a levantar a Mjollnir, a diferencia de una mujer mortal, humana y enferma de muerte. A diferencia del Thor clásico, que creía que ser digno era probarse en batalla contra enemigos fuertes y festejar las victorias en orgías de aguamiel, Jane demuestra que la dignidad viene de la entrega desinteresada por el otro, por el bien común e inclusivo, aunque cueste la propia vida.

 

Compartir:

Etiquetas: , , ,

Dejanos tus comentarios: