Zona de polémicas

Muchas veces me hacen esta pregunta y nunca sé qué contestar. La verdad es que no pienso nunca en eso, porque no tengo ninguna intención de venderla.

¿Cuánto vale tu colección?

14/02/2014

| Por Andrés Accorsi

14 comentarios

Swamp_Thing_v.2_37Muchas veces me hacen esta pregunta y nunca sé qué contestar. Supongo que mucho, pero la verdad es que no pienso nunca en eso, porque no tengo ninguna intención de venderla. Creo que fue Karl Marx el que dijo que “el valor de la mercancía se realiza en el mercado”, lo cual quiere decir que para estar seguros de que X Cosa vale X Guita hay que ponerla a la venta en el mercado y, efectivamente, conseguir que alguien pague por ella X Guita. Si no, es todo chamuyo. Y la verdad es que a mi no me interesa conseguir que nadie pague nada por el material que tengo acovachado en mi casa, con lo cual nada me preocupa menos que el supuesto valor de todos esos libros y revistas llenos de viñetas.

Cuando respondo esto (generalmente de un modo más sintético y sin la cita a Marx), la pregunta siguiente suele ser “Bueno, pero… ¿sabés cuál es el comic más caro de tu colección?”. Y parezco un boludo, pero siempre respondo “No, ni idea”. Lo peor es que es cierto, no tengo la más puta idea de cuál puede ser el comic más caro de mi colección. Supongo que será un comic-book yanki con la primera aparición de algún personaje grosso, porque esos numeritos suelen levantar mucho la cotización, sobre todo si tuvieron tiradas bajas. Por ahí el número de Swamp Thing en el que aparece por primera vez John Constantine vale un huevo. O debería valer un huevo. Y por ahí vale… 20 dólares. Ni idea, de verdad.

New_Mutants_Vol_1_98Hace unas semanas, un amigo me viene quemando la gorra con la New Mutants n°98, que ahora vale fortunas por ser la primera aparición de Deadpool. Yo la tengo simplemente porque en esa época coleccionaba New Mutants, pero no la leía, acumulaba las revistitas hasta tener muchas y ahí me bajaba 20 ó 25 de un saque. En su momento la leí y me pareció… inocua. Ni gloriosa como los mejores números de la serie ni abominable como para tirarla a la mierda (junto con los otros números del querido Rob Liefeld) y quedarme con la colección de New Mutants incompleta. Lo cierto es que me picó la curiosidad y me fijé en internet a cuánto ascienden las “fortunas” que hoy se pagan por esa revista. De nuevo, todo me olió a chamuyo.

Para empezar, todo se relativiza cuando te enterás que los yankis tienen un sistema complejísimo para dilucidar en qué estado de conservación está una revistita, con técnicas que parecen ser la envidia de los forenses de CSI. Y claro, el precio de los comics depende de la graduación y la graduación depende de quién la haga. Si te la gradúa un garca, te sacás un 8 (ponele) y se te la gradúa tu hermano, o tu cuñado, te sacás un 9.8. La diferencia de plata entre una graduación y otra es mucha.

DSCF2059Superado ese escollo, tenés otro mucho más importante: la infinita multiplicidad de ofertas. ¿Sabés cuántos tipos hay en este momento ofreciendo la revista que a vos te pintó vender? Miles. Y sólo en la web, sin contar comiquerías, convenciones o ferias como las que se hacen una vez por mes acá en Buenos Aires. “Pero… yo tengo un comic re-escaso, que no tiene nadie, que es inconseguible…”. Inconseguible, las pelotas. Todo se consigue, el tema es cuánto lo querés pagar. Y ahí entrás en un laberinto del terror, donde por un mismo comic en el mismo estado tenés a un drogadicto que pide u$ 700, otro avechucho que pide u$ 500 y un alma caritativa que lo ofrece a u$ 15. A veces el que pide menos guita te empoma con los gastos de envío, a veces el que pide más está esperando que le regatees mínimamente para bajar el precio a niveles más garpables… es todo un kilombo infernal. Y lo mismo pasa si vos sos el que vende: te vuelven loco con los gastos de envío, te piden constancia de la graduación, te lloran para que les cobres más barato… Es tan difícil orientarse para llegar a la real cotización de tus comics como cerrar trato y colocarlos una vez que te decidís a hacerlos guita.

Issue_1A eso sumale que estamos en Argentina, culo del mundo, donde los costos para enviar y recibir merca de y al exterior son un delirio y donde, para transar bienes en dólares, primero tenés que elegir en qué cotización del dólar te vas a basar. Hay dólar oficial, dólar blue, dólar futuro, dólar tarjeta… El dólar ya tiene más variaciones que las que tenía la kryptonita en los ´70.

O sea que calcular a grosso modo el valor de tu colección -sobre todo si tenés mucho material, de distintos países y distintas épocas- es un laburo intrincado, engorroso, para nada placentero. Si algún día tenés que vender sí o sí tus comics, seguro vas a estar tan desesperado que no te vas a poner a mirar cuánto valen las cosas en los sitios de compra-venta. Vas a tirar un precio al voleo, y a rezar para que alguien te pague lo que pedís. O sea que todo este proceso raro y enkilombado no sirve ni siquiera para estar preparado para esa eventualidad.

La otra es que te hayas decidido a coleccionar comics no por la diversión de leerlos, sino por especulación. Ahí sí, tiene sentido estar todos los días monitoreando cotizaciones de tus revistas más preciadas, como si fueras un agente de bolsa (“¡Vamos, carajo, que subió u$ 10 el n°1 de Walking Dead! Ni bien llegue a u$ 2000 lo hago guita, que acá tengo a un pichi que me vende el suyo a u$ 1950”) y por supuesto, revises de arriba a abajo el Previews en busca de ESA serie cuyo n°1 va a salir a u$ 2.95 y dentro de un tiempito va a explotar y a hacerte millonario. Cuando entrás a ese nivel de obsesión, ya hay que manejar un montón de tácticas, estrategias y recursos que yo no manejo, porque para mí coleccionar comics es otra cosa.

Comic-Book-Guy-The-SimpsonsMi consejo: olvidate de cuánto vale tu colección. Que te importe menos que la cotización de los jugadores de primera división del hockey sobre patines en Canadá. Concentrate en conseguir lo que más te ceba al menor precio posible y en conservar el material en el mejor estado posible por si eventualmente decidís venderlo, ya sea porque no te gustó, porque no tenés espacio, porque anunciaron una reedición más linda o por lo que carajo suceda. Si cuando mirás tu biblioteca de comics, en vez de libros y revistas ves plata, decile a tu psiquiatra que digo yo que te cambie la medicación.

Compartir:

Etiquetas:

Dejanos tus comentarios:

14 comentarios

  • a mi me enferma que miren mi biblioteca y me pregunten esa boludez. se me hace que a los que tienen bibliotecas de libros sin dibujitos no les preguntan semejante gilada

    Comentarios
    • Soy bibliotecario, y muchas (muchísimas) veces, antes de preguntarme qué material hay, me preguntan cuántos libros hay. Y en los informes de bibliotecas, te piden número, no contenido. Así que es un pelín distinto a lo que planteás (pero un pelín nomás)

      Comentarios

      bazillusgg

      24/02/2014 - 15:15

  • Con respecto a mi «colección» o «cajas y cajas de comics» le dije a mi señora ( que no quiere ni tocar este tema) que el dia que me visite la hermana de Sandman , no la haga guita por papel. que busque en mercado libre o alguna de esas paginas y le saque unos mangos , y de paso, el material quedaría(espero) en manos de alguien que disfrute leerlos.Odiaría que terminen para prender el asado o en algún bricolage de utilisima.En mi caso yo los atesoro por lo que me supieron dar.

    Comentarios

    pilomero

    14/02/2014 - 23:14

    • Es que mucha gente en el acto de coleccionar, intenta eludir el conocimiento de que en un día cualquiera, nos visita la hermana mayor de Morfeo. Me parece simpático que la gente conserve en bolsitas de papel los cómics para protegerlos del polvo y todo eso, no sé, la oxidación del papel. Si fuera que tenés goteras sobre la biblioteca, bueno, pero onda, qué sé yo. Además, si juntas las cosas de a miles, sean libros o discos, ¿cuándo los releés? El material recién adquirido es mirado a las apuradas, opacado por lecturas mucho más interesantes que reverberan aún cuando te empeñás en leer algo nuevo pero desabrido.
      Yo mucho de esto no sé, pero creo que tras la muerte no habrá un limbo donde refugiarse y volver a leer los cómics, leer los libros o releerlos, escuchar los discos o reescucharlos. Cada lectura y relectura gasta vida, cada aliento exhalado es una exhalación menos. Cada letra que tipeo es una letra menos. No se puede zafar de perder tiempo con lecturas zonzas, pero si uno lo intenta, cada cosa deja algo. Quizá implica una lectura consciente, para agarrar y decir en la página 15 algo así como «Esto no da, abortar lectura». Quizá volverse hipercrítico termine propiciando que uno mismo escriba o dibuje algo, porque al toparse con algunas creaciones puede decir uno «Esta chorongada, ¡hasta yo la hago!». Yo copié unos dibus de Tute que jah’migo, parecen del Tute auténtico. Así que creo que me sirvió juntar esas páginas de la revista del domingo. Después las tiré, ¿qué es lo que valen y a quién le importa? A veces está el asunto de que hay lecturas más pasivas que otras. Es como dice Cucho, cualquiera puede cantar. Y cualquiera puede escribir o dibujar. Pero no todos quieren.

      Comentarios

      Zacatillo

      15/02/2014 - 00:06

    • yo tengo la esperanza de que mis hijos sepan heredar lo que con tanto esmero armo.
      Igual, mi mujer también aprecia bastante, aunque le molesta que las embolse, o que se reproduzcan (en épocas por meiosis, aunque en otras épocas quedan en criogenia).
      Espero que sepan apreciar mis libros de Pratts, mis Asterix, que crezcan y se caguen de la risa con König… pero por sobre todo, espero que puedan disfrutarlos

      Comentarios

      bazillusgg

      19/02/2014 - 14:14

    • Eso mismo , Don bazillusgg ! Amén !

      Comentarios

      pilomero

      24/02/2014 - 04:49

  • En inglés también hay una definición interesante: «El hobby de coleccionar incluye buscar, localizar, adquirir, organizar, catalogar, mostrar, guardar, y mantener cualquiera de los items que son de interés a un coleccionista individual. The hobby of collecting includes seeking, locating, acquiring, organizing, cataloging, displaying, storing, and maintaining whatever items are of interest to the individual collector. El alcance de coleccionar es ilimitado: «si algo existe, alguien en algún lugar lo colecciona»

    Comentarios

    flushman

    14/02/2014 - 19:03

  • No veo por qué no pueden ser ambas. Yendo a lo que es historietas (se puede proyectar a todo tipo de coleccionista) puede que alguien solo las revistas que le gustan y de las demás se deshace, otros pueden que colecciones todo lo que sale de determinado personaje, o determinado título sin necesariamente todo eso le guste, o solo los número 1 (o 23, o el que sea) de todo lo que sale… cada uno puede definir su colección como quiera.
    Si comprás libros para leer y después los guardás se puede considerar que estás formando una colección (aunque no lo entiendas como tal).

    En la wiki hay una definición bastante acertada: «El coleccionismo es una afición que consiste en la agrupación y organización de objetos de una determinada categoría.1 2 3

    Como el coleccionismo depende de los gustos de cada una de las personas, algunos se centran en un aspecto particular de un área más amplia (como las monedas de oro españolas), mientras que otros buscan una mayor amplitud (como las monedas de todos los países).

    Algunas colecciones se pueden completar, al menos en el sentido de tener una muestra de cada uno de los artículos de la colección (como puede ser una copia de cada uno de los libros que ha escrito Agatha Christie). Los coleccionistas que intentan completar las colecciones como se acaba de explicar a veces se conocen como «completistas». Tras completar una colección, pueden abandonar el coleccionismo, expandir la colección para incluir artículos relacionados o comenzar otra colección que a lo mejor no tiene nada que ver con la completada.»

    Comentarios

    flushman

    14/02/2014 - 18:59

  • Habría entonces que definir qué es de verdad un «coleccionista». ¿Es el tipo que compra y atesora cosas por el sólo hecho de tenerlas, sin que estas no tengan ningún valor intrínseso; o el que compra tan solo lo que le gusta y lo guarda?

    Comentarios

    brunowayne

    14/02/2014 - 18:34

  • brunowayne, coleccionar se puede coleccionar cualquier cosa. Libros, revistas, DVDs… lo que quieras. En el caso de los libros, yo no los colecciono. Puede que los guarde, que es otra cosa. Las historietas si puede decirse que las colecciono.

    Igual, es difícil explicarle el concepto a alguien que no le interesa coleccionar algo. A mi mujer por ejemplo no le entra que a veces compro alguna revista solo porque quiero tenerla por mas que puede leerla escaneada, por ejemplo. Bueno, a mi por ejemplo tampoco me entra el comprar algunos DVDs de películas o series cuando puedo descargarlos, pero, como todo, cada uno disfruta de la vida como quiere.

    Algunos incluso criticando a los demás por los gustos.

    Comentarios

    flushman

    14/02/2014 - 16:30

  • Totalmente de acuerdo. Me embola los que determinan que una colección es mas o menos grosa por la cantidad o valor. La grositud la da cada uno.

    Si te sirve de algo, la Swamp Thing 37 me la encargaron hace dos o tres años para comprarla en EEUU. El primer paso de mi viaje fue en New York y ahí la vi en Midtown Comics la vi en el muro donde ponen las revistas caras a un precio imposible (algo así como 100 dólares, pero ya no me acuerdo). El siguiente paso de mi viaje me llevó a Raleigh, donde la encontré en una comiquería de esas que me encantan para revolver cajas y cajas (estilo la de St. Mark en NY) y la encontré y pagué a lo sumo 10 dólares en buen estado (no MN pero no estaba arruinada ni nada).

    Así que los precios de los comics muchas veces dependen de si a las comiquerías les sirve mas el renovar stock que otra cosa.

    Comentarios

    flushman

    14/02/2014 - 16:26

  • Muy bueno. Yo tengo un tema con la expresión «coleccionar cómics». ¿Se «coleccionan» los cómics? O sea, yo también tengo muchos libros de literatura, muchos dvds, pero no por eso «colecciono libros» o «colecciono películas». Los consumo, los adoro, pero no me considero un «coleccionista» de comics. Quizás esté ligada esa expresión al imaginario colectivo, para la gente que nos ve como nerds idiotas que «coleccionamos» comics como lo haríamos con latitas de cerveza o paquetes de fasos.

    Comentarios

    brunowayne

    14/02/2014 - 12:54

  • Yo quiero muchos cómics en la edición de Graphitti pero Internet no me permite acceder. La vida es muy injusta.

    Comentarios
  • Es excelente esta columna y ni hablemos de ser coleccionista en Estados Unidos.

    Comentarios