Zona de polémicas

Para los que escuchan los Podcast de Comiqueando, más o menos ya conocen mi opinión. Para los que no, la repito: qué embole es la revistita

Sobre los Omnibus, los tepés, los hardcos y las revistitas

16/05/2013

| Por Martín Fernández Cruz

26 comentarios

DCF 1.0Para los que escuchan los Podcast de Comiqueando, más o menos ya conocen mi opinión (y la de muchos compañeros). Para los que no, la repito: qué embole es la revistita (o sea, el  comic-book). Las revistitas tienen una razón de ser extraña, y casi indescifrable en estos tiempos que corren. A no confundir, que yo también soy un fetichista que considera el olor a libro nuevo una combinación inmejorable de la droga más poderosa con toques de un afrodisíaco cuyo objeto de deseo es difícil de vejar (la historieta, obvio). Les pregunto a ustedes, lectores que todavía compran revistitas: ¿para qué? ¿no resultan molestas? ¿no dificultan la limpieza de la habitación? ¿no son un rejunte de grapas insoportables que tienen la fecha de vencimiento tatuada en la frente? Ojo, que esto no aplica a los jóvenes, digamos….menores de 20 años. Porque la revistita, eso que hoy despreciamos, es la fuente de la vida para muchos comiqueros que se inician en este mundo. La revistita es sinónimo de compra ocasional, de un artículo (relativamente) económico y que, cuidado ahí, puede significarte una considerable suma de dinero a futuro si te entusiasmás con este medio. En la juventud, en la adolescencia, la revistita es la quinta esencia del movimiento. Porque la adolescencia respira inmediatez, necesita la droga semanal (o mensual) y la idea de leer sólo un trade paperback (tepé) por año puede ser motivo de hipertensión con facilidad.

dc-comic-trade-paperback-pile-2011-wordpressPero tarde o temprano, la lógica cambia, porque todos crecemos, los lugares se achican, nos mudamos, o quizás nuestras parejas nos imponen esta idea de que las revistitas ocupan un lugar innecesario, pero es innegable: algo de cierto hay. Entonces ahí es cuando pensás que tanta revistita sobra, que sería mejor tener todo eso editado en libro, de forma pareja y compilado en una misma colección que estéticamente quede más bonita. Hay que decirlo: cuesta comprar algo que no tenga lomo. Los lomos no sólo dan la sensación de un objeto “de colección”, sino que realmente las publicaciones con lomo tienen otra estética, son más lindas y hasta tienen una ventaja practiquísima: son fáciles de encontrar en la biblioteca (y sino que levante la mano el que, buscando una revista, no tuvo que dar vuelta todo mirando una a una las tapas de las 8 mil revistitas que tenía por ahí). Los lomos visten, eso es innegable. Tener bocha de tepés con esos lomos coloridos, que exhiben figuras tan disímiles que van de Superman a Rick Flagg, pasando por Spider Jerusalem, Powers o Steve Rogers, convierten una simple estructura de 8 maderas en el santuario definitivo, al que rendimos pleitesía mensualmente colocándole no velitas, sino action-figures de esos mismos personajes.

comics1Quizás, para el dolor de nuestros bolsillos,  muchos de los lomos más atractivos sean los hardcover, que no es más que una versión burguesa del tepé, un artículo que nos pichulea desde su precio la posibilidad de leer más rápido varios números de nuestras colecciones favoritas. El hardco es también una discriminación editorial, que pareciera querer bajar línea sobre cuáles son las series “importantes” sobre otras que no lo son. Los hardco son (muchas veces) más grandes en su tamaño, tienen más resistencia, pero tienen dos claras desventajas: primero, son notablemente más caros que los tepés; y segundo, pero no menos importante, son más difíciles de transportar. La comodidad de la edición, es para el lector de comics, un ingrediente decisivo a la hora de decantarse por la compra de un libro. O sea: ¿cuántas veces vieron en el bondi un tipo leyendo el hardco de Avengers Forever? (bah, les preguntaría cuántas veces vieron en el bondi alguien leyendo comics, pero no quiero pecar de pesimista). Bueno, los hardcover pesan, se abollan en las puntas, la sobrecubierta tiende a arrugarse, en fin, no es buena idea llevarlo en la mochila, y por ese motivo, terminan con varios puntos en contra, convirtiéndose en los príncipes de la biblioteca.

Claro, digo “príncipes” porque el Rey es otro, y no, no hablo de Kirby, sino del… ¡¡¡OMNIBUS!!! Ese ladrillo de construcción que no baja de las 600 páginas y que presenta el ultimate challenge en cuanto a comodidad de lectura se refiere. El Omnibus es como una mujer de Russ Meyer: tan enorme como imponente. El Omnibus es la promesa de la lectura casi infinita, de saber que (según tu tiempo libre y velocidad de lectura), podés estar meses consumiéndolo. Un amigo me dijo que estuvo casi un año leyendo –casi exclusivamente- el Quijote en español antiguo. Yo lo aplaudo, porque eso es lo más parecido a la monogamia literaria que conocí en mi vida. Es casarse con un libro, y llevarlo hasta el final, sea como sea, eludiendo los terribles deseos de infidelidad (concretados en un libro corto de apenas 200 páginas). Y el Omnibus tiene eso, que si le buscás una pausa en la lectura (aunque se intente detenerla según fueron editados los tepés que integran el libraco), termina por comerte el remordimiento al pensar que abandonaste una lectura en curso.

omnibusPero el Omnibus, a pesar de estas contras, de ser un elefante blanco, de ser un monstruo imponente que amenaza con quebrar los estantes, también es un fabuloso artículo de decoración. Para algunos, esto es un defecto, para otros, una virtud. El Omnibus es un grandioso objeto que viste, que en sus lomos puede incluir la formación completa de los X-Men de Whedon; y es la solución definitiva al problema de las dichosas revistitas, o sea, la posibilidad de tener 50 números en un sólo libro, es simplemente fabulosa. Y el Omnibus brilla en ese punto, porque no sólo compila, sino que nos permite una lectura ordenada, prolija y cronológica de alguna saga o de alguna serie en especial. Aunque muchos lo discutan, y aunque por su propia lógica es un formato imposible de leer fuera de casa, el Omnibus conlleva en el acto de leerlo, un ritual que impone seriedad. Es como ir al cine: ahí uno se prepara, junta ganas y va, sabiendo que prácticamente nada va a alejar al espectador del mundo que la película propone. Y el Omnibus es eso, porque leerlo implica una preparación física / espacial que obliga al lector a encararlo con concentración, con dedicación y seriedad. A mí me gustan los Omnibus, creo que es un formato fabuloso para muchas etapas que merecen ese nivel de dedicación, y sino ahí están para probarlo los volúmenes dedicados a X-Statix y al Thor de Simonson, dos libracos que justifican de pleno la tala de árboles.

Pero lo cierto, es que cada lector, y cada formato, se unen de manera distinta según el material y, no menos importante, el momento de lectura. Porque los que leemos historieta en forma pasional, encontramos que desde que nos levantamos hasta que nos vamos a dormir, todas las horas son idóneas para inyectarnos viñetas, y la verdad es que discutir los formatos es tan sabio como discutir si Flash es más rápido que Superman. La inteligencia del lector no está en desmerecer un formato por otro, sino en comprender que todos son necesarios para que podamos consumir historieta las 24 horas del día, porque de eso se trata, obviamente, todo esto.

Compartir:

Etiquetas:

Dejanos tus comentarios:

26 comentarios

  • Banco mucho los hardco y los omnibus, por varias razones:
    1.- No leo en el bondi. Como señor grande con ingreso disponible tengo auto, por lo que la mayoria de mis desplazamientos (y los de mi pareja cuyo contacto con el auto se limita a apoyar las nalgas en el asiento del acompañante) los realizo manejando. Ergo, no leo en el viaje porque me la pongo. Y cuando viajo en transporte publico, normalmente llevo una novela que son mas chicas y me duran mas.
    2.- Me gusta la edición: Soy medio tarado de las encuadernaciones. Me puedo comprar una edición de Daredevil de Miller porque esta en holandesa. Y en ese sentido los tapa dura le ganan al TP.
    3.- Suelen tener mas extras. Me encanta leer los guiones y/o ver los diseños de personajes. En ese sentido, los deluxe garpan mas porque tienen esas boludeces. A mucha gente no le gustan a mi si. Hay gente para todo decía mi abuela
    4.- Soy fiaca. No me da andar de cacería en busca de la revistita 22 o el tp 5 de 10. Me pasó con Sandman que me faltaba vidas breves y estuve dos años con la serie parada. Y tampoco leo lo último. O sea que puedo esperar a que recopilen. El omnibus trae todo junto y si tenes paciencia, normalmente bajande de precio en los sitios de afuera y no perdes un riñon al comprarlo. 50 dolares por 50 numeros es un buen negocio. Tambien puede ser que se agote y te caguen, pero bueno, nada es perfecto
    3.- Hoy por Hoy el tp es la medida narrativa yanqui. Sobre todo en cosas para adultos, leer las grapas es consumir en cuentagotas la historia. Salvo Waren Ellis, es raro que planteen un relato cerrado en revistita. Por eso es mas piola el tp o el tapa dura.

    Comentarios

    Sucubo

    27/12/2018 - 11:45

  • Que buena nota…exelente para iniciados…

    Comentarios

    Iltractore

    26/12/2018 - 23:57

  • Lo más molesto de las revistas son los avisos.

    Comentarios
  • ¡Que buen nota! Viejita; no recuerdo haberla leído en su momento. Yo sigo bancando al back issue (hace cinco años que largué las suscripciones en inglés, asi que material actual en inglés no consumo). Tengo unos 15 TPs en inglés (los Showcase y los Essentials, cuentan como TPs, ¿no?) pero a la hora de encarar una colección, ya sea nueva (mediante suscripción) o vieja (buscando números atrasados), siempre opté por la «revistita». Es cierto que el TP queda bonito en una repisa pero si hay «uniformidad»; además, como dijo sorco2003, hay mucho material interesante (y otro que no tanto, pero que si que consigo barato, lo compro) que no ha sido recopilado en TP, y vaya a sabe uno si alguna vez lo recopilaran.

    Comentarios

    Knightwing

    09/06/2017 - 10:17

  • El omnibus llego para quedarse.
    Muerte a las revistitas.

    Comentarios

    Dario Zeta

    07/06/2017 - 15:28

  • El mejor formato es magazine grande para que se aprecie el arte y todos quedemos contentos. Aguante los tomos recopilatorios en formato de albúm frances o de novela gráfica de los ’80 publicado por DC y Marvel. Ese es mi punto de vista.

    Comentarios
    • Eso si el dibujo garpa…te imaginás el Animal Man de Morrison en formato Magazine? Chas Truog destruyrendo retinas!!!

      Comentarios

      parallax

      25/05/2013 - 11:47

    • por favor !! que bosta era chas troug !! a quien le daba ?

      Comentarios

      pilomero

      25/05/2013 - 22:03

  • Muchas revistas tienen errores en nombres y después son corregidas en los tps. Muchos tps tienen errores de edición o de impresión. Ediciones tapa dura que son una bosta.

    Comentarios
  • Hay que discutir todos los formatos y ediciones siempre. El omnibus o absolute de Authority es de las peores cosas que le pasaron a la vida. No sólo no tiene la mini serie de Jenny Finn sino que tampoco los dos números que escribió Tom Peyer.

    Comentarios
  • Coincido totalmente con Mycroft78 . al abrir LA splash page de The Ultimates de Millar no se disfruta como en grapa. O alguna de Planetary. son facheros, eso si.

    Comentarios

    pilomero

    21/05/2013 - 05:07

  • arielvh, las editoriales lanzan las colecciones regulares en formato CÓMIC-BOOK, ese hecho en sí mismo es indiscutible. Si uno quiere coleccionar algo que le interesa en el momento de salida (no cuando la editorial, en base a su éxito o a lo que sea, decide o no reeditarlo en otro formato), sí o sí tiene que ir a parar al cómic-book. No entiendo muy bien esta moda del desprecio por un formato que en realidad es EL FORMATO, a no ser que uno lea novelas gráficas u otra cosa. Los libros están geniales, yo tengo unos cuantos.

    Comentarios

    alvaro

    21/05/2013 - 00:57

  • Muy buena nota.
    Yo no loeo casi, casi, casi nada yanqui, así que el debate no me afecta. Pero lo que sí leo, lo leo en TP, exclusivamente (no sé cuándo compré mi última revistita, pero fue hace más de 10 años seguro). El TP tiene otra ventaja: en algunos casos como Usagi Yojimbo, te junta y te ordena material que salió en mil lugares distintos y sería imposible de rastrear.

    Comentarios

    bazillusgg

    20/05/2013 - 13:04

  • Me encantó este artículo , te felicito Martín . En mi caso todos los formatos me parecen buenos , los colecciono todos.

    Comentarios

    dibujante

    20/05/2013 - 08:30

  • Pero ahi tambien pesa la politica de recopilacion de la empresa… de la actualidad salen todos al tp, pero si quiero, no se, young justice de peter david, a comerse las 55 revistas sin chistar

    Comentarios

    sorco2003

    18/05/2013 - 21:49

    • No se recopiló eso?

      Comentarios

      parallax

      25/05/2013 - 11:44

    • Solo hay tres tp, uno con los primeros 5 numeros, otro con sins of youth y otro de graduation day

      Comentarios

      sorco2003

      25/05/2013 - 17:36

  • Sí cambia, Alvaro, porque los Tepés no traen los avisos! Pensá que de las 32 páginas que trae un comic-book, nunca hay más de 24 de historieta y en las revistas de DC hay sólo 20. O sea que un recopilatorio de 50 revistas NO TIENE la misma cantidad de páginas ni ocupa el mismo lugar que 50 revistas.

    Comentarios

    Andrés Accorsi

    18/05/2013 - 16:11

  • El cómic-book sigue siendo la quintaescencia del género, no nos olvidemos que los otros formatos en realidad los recopilan. A no ser que sea un especial o novela gráfica, las colecciones regulares salen primero en formato cómic-book…¿a alguien se le ocurriría no coleccionar algo que le interese (Before Watchmen por ejemplo) por hacerse la peregrina idea que despues saldrá todo junto en un mamotreto de 500 páginas por el cual habrá que desembolsillar cantidades fastuosas de dinero? No lo veo muy coherente. Por otra parte una colección de 50 cómics books no tienen porqué ocupar más espacio que dos libros que recopilan en total 50 cómics books: es más estético, no hay dudas, pero el espacio no cambia.

    Comentarios

    alvaro

    18/05/2013 - 15:07

    • A mi se me ocurre. En los ultimos años salieron siempre en TP las revistas que me interesaron. Ademas sale mas barato. El año pasado una revista recien salida no bajaba de los $20 y un TP que recopilara seis revistas tranquilamente se conseguia a $85.

      Comentarios

      arielvh

      18/05/2013 - 17:23

  • A la hora de leer un buen comic me viene bien cualquier formato pero, personalmente, me gustan más los tepés y los hardcovers por su diseño y porque, a veces, traen un montón de extras sobre la obra que en otro formato no encontrarías.

    Comentarios

    Griffin

    17/05/2013 - 23:55

  • h

    Comentarios

    parallax

    17/05/2013 - 10:40

  • g

    Comentarios

    parallax

    17/05/2013 - 10:39

  • Genial, muy de acuerdo con lo de los TPb, no tanto con los Omnibus….que son Hardco pero grandes, osea que tienen sus mismos defectos, pero XL

    Comentarios

    parallax

    17/05/2013 - 00:38

  • Prefiero toda la vida los recopilatorios por todo eso que decís…sólo me molestan en una cosa: las splash pages.

    Comentarios
  • ¿Opinás lo mismo sobre el humor gráfico?

    Comentarios