La editorial que irrumpió en 2015 en el mercado de EEUU es apenas la primera en blanquear que las cuentas no le dan ni a palos.

Aftershock, en bancarrota

22/12/2022

| Por Andrés Accorsi

15 comentarios

Los analistas del mercado del comic yanki aseguran que 2023 va a ser un año de profunda reestructuración, y que no serán pocas las editoriales que tengan que reorganizarse, barajar y dar de nuevo para volver a ser económicamente sustentables. Supuestamente ya hay más de una editorial replanteando de modo informal su esquema de negocios, pero ya tenemos una que, antes del final de 2022, presentó formalmente la quiebra.

Aftershock Comics, con sede en California, asumió deudas que en el rango de los 10-50 millones de dólares, que no puede pagar. Venían con retrasos importantes en el pago a los autores, pero ahora sale a la luz que le deben también sumas muy importantes a imprentas y otras empresas que invirtieron su capital en la editorial. Incluso a convenciones en las que pusieron stand y no lo pagaron en tiempo y forma. En 2020, Aftershock se había fusionado con la productora Rive Gauche Television, que también se declaró en bancarrota.

Según las leyes de California, declararse en quiebra no significa dejar de funcionar, así que es poco probable que Aftershock desaparezca de un día para el otro del mercado, pero de aquí en más cada decisión que implique cobros, pagos o inversiones estará supervisada por un tribunal, cuya prioridad es que cobren todos los acreedores.

En la larga lista de los autores de comics a los que la editorial les debe guita está nuestro amigo Pablo Raimondi, que ojalá pueda cobrar pronto.

6510459049551725020

Compartir:

Etiquetas:

Dejanos tus comentarios:

15 comentarios