Broche "de oro" para el informe sobre la editorial Charlton, con un repaso por los títulos más bizarros de su historia.

Charlton Positrónica: el Top Five

05/09/2022

| Por Roberto Barreiro

1 comentarios

691539Obviamente con tanta producción, el Charlton surgieron conceptos para todos los gustos. Incluso algunos que hay que preguntarse cómo es que decidieron hacerse. Por ejemplo…

1 – Space Western Comics (Octubre 1952 – Agosto 1953)

En la década de 1950 el western vendía. La ciencia ficción también. Entonces… ¡mezclemos a ambos! Y así tenemos a este comic, que además estaba protagonizado por “Spur Jackson & his Space Vigilantes”. Cowboys versus aliens. Para que vean que Joligud no invento nada. Ni los Galaxy Rangers son una idea tan novedosa. Por cierto, muchos de los guiones parecen haber sido obra de Walter Gibson, también conocido como el creador de The Shadow.

2 – Konga (Junio 1961 – Noviembre 1965)

Basado en una película de la A.I.P. protagonizada por Michael “fui Alfred en las Batman de Tim Burton y Joel Schumacher” Gough, Konga es un simio adolescente que crece a tamaños gigantes por culpa de un suero. De ahí en mas tenemos veintitrés números (y un par de especiales) con un gorila gigante que se enfrenta a dinosaurios, monstruos, nazis, extraterrestres, comunistas y lo que se les ocurra agregar. Todo esto dibujado en buena parte por Steve Ditko (y luego por Bill Montes y Ernie Bache) y (probablemente) escrito por Joe Gill. Delirio pop al por mayor. Esto (al menos los episodios de Ditko) fue recopilado en un libro por IDW, asi que es más o menos fácil conseguirlo en papel.

8396033 – Mr. Muscles (Marzo a Agosto de 1956)

Brett Carson es súper fuerte. Tiene un traje que nos hace recordar a un forzudo de circo. Y se enfrenta con criminales y hace proezas de fuerza. Emocionante. Faaaaahhhhhh… No me asombra que solo durase dos números. Eso sí, el guionista no es otro que Jerry Siegel, en esos periodos donde andaba sin laburo y escribía lo que podía.

4 – Surf ‘n’ Wheels (Noviembre 1969 – Septiembre 1970)

Como ya mencionamos, el mercado de las revistas de historietas de “hot rods” (autos customizados para correr picadas… en Argentina habría sido la historieta del TC Competición) era cubierto exclusivamente por Charlton, que tenía incluso a un autor especializado en ese «género»: Jack Keller. Decidieron agregar un título más en el que, además de las historias de hot rods, habría historias de surf. Duró seis números. Cada revista tenía dos historias, una de hot rods (dibujada por Keller) y una de surf (hechas por Bill Fraccio, a veces entintado por Tony Tallarico). Aún hoy nos preguntamos por qué no funciono. ¡Cowabunga!

 

306076282855 – Haunted Love (Abril 1973- Septiembre 1975)

A comienzos de la década de 1970, las novelas de romances góticos (novelas románticas con toques sobrenaturales o “weird”) se pusieron de moda entre el público femenino. Tanto la Charlton como la DC –únicas compañías que todavía publicaban por esos años comics románticos de manera regular en Estados Unidos – decidieron tratar de llegar a ese mercado con títulos similares a los de las novelas. Haunted Love fue el intento de Charlton. Duró once números y dentro de las historias (todas autoconclusivas y de a dos o tres por ejemplar) te encontrás a autores como Joe Staton, Tom Sutton, Steve Ditko, Rich Larson, Pat Boyette, Sahno Kim y el español Enrique Nieto, todos con guiones de Joe Gill y Nick Cuti. Una joyita que no duró.

Bonus track

Hunk (Agosto 1961 – Mayo 1963)

Con el éxito de los Picapiedras (Flintstones) en la tele y con la onda de Dennis the Menace, que daba pie a que los chicos que hacen destrozos «sin querer queriendo» se convirtieran en algo popular, los cerebros de la Charlton decidieron hacer una combinación de ambos. Así nació Hunk, un pendejo destructivo en una Edad de Piedra muy moderna. Cómo duró misteriosamente once números es algo que escapa a mi explicación, porque hasta las tapas son un asco.

 

Compartir:

Etiquetas:

Dejanos tus comentarios:

Un comentario