Clean Room es una de las series que abrieron los fuegos de la ofensiva más reciente del sello Vertigo por reposicionarse en el mercado.

Clean Room

10/09/2016

| Por Esteban Pedreros

1 comentarios

6a00e54ed05fc2883301b7c7fc389d970b-350wiTe invitan a la casa de un amigo. Has ido a esta casa muchas veces y creés que la conocés casi tan bien como la tuya, pero hay un cajón del mueble que está a plena vista que siempre está con llave… sólo que esta vez está abierto y en su interior están las ideas más retorcidas, oscuras y desagradables de tu amigo. Eso es Clean Room.

Los trabajos que más he disfrutado de Gail Simone, reciente invitada estelar de la Crack Bang Boom 7, son aquellos que van desde el empoderamiento femenino al relativismo moral. De Birds of Prey a Secret Six considero a Gail Simone una autora excepcional, pero otros trabajos suyos no me han cautivado de la misma forma; sea por interferencia editorial o alguna otra circunstancia, series como Wonder Woman y Batgirl adormecieron mi entusiasmo por su trabajo. En gustos no hay nada escrito.

Clean Room es una de las series que abrieron los fuegos de la ofensiva más reciente del sello Vertigo por reposicionarse a la vanguardia del cómic estadounidense, aquel rol que ejerció sin contrapeso de la mano de Sandman y Preacher, pero cuyo relevo ha tomado Image, acercando al fan del mainstream superheróico hacia las ideas más extrañas y creativas del mejor cómic independiente. La premisa es sencilla e incómoda… ¿Qué pasaría si la líder de un culto, disfrazado como programa de autoayuda, tuviese razón sobre lo que predica?

Clean Room presenta dos protagonistas fascinantes:

  • Astrid Mueller es secretamente la líder del culto de los Blue Utopians, públicamente es conocida como la autora de libros de auto ayuda y ha ganado fama por ayudar a estrellas de cine a sanar sus adicciones. Víctima en la infancia de un ataque que literalmente le abrió los ojos a las verdades del mundo, Astrid no duda en manipular a todos a su alrededor para alcanzar sus objetivos.
  • Chloe Pierce. La conocemos cuando falla su intento de suicidio. El prometido de Chloe se suicidó luego de una extraña cadena de acontecimientos que comenzó cuando decidió ser parte del culto de Astrid. Sobrevivir determina a Chloe a exponer la verdad sobre la organización de Astrid y encontrar respuestas que definitivamente no son las que esperaba.

640Clean Room es difícil de definir y clasificar o encasillar: mezcla elementos de horror con thriller psicológico y ofrece giros argumentales que son tan inesperados como bienvenidos e interesantes. La ficción y la realidad de la ficción se mezclan gracias a una protagonista prejuiciosa (con justa razón), y otra disciplinada, distante y cruel que, si bien no llega a generar empatía, progresivamente se justifica ante los ojos del lector.

El elenco de secundarios es diverso y fascinante. Está el trío de vecinos de Chloe, brutos, pero de buen corazón, un científico loco y pervertido, el Detective Demakos, que investiga una serie de extrañas muertes de personas que recibieron la ayuda del grupo y por supuesto, el círculo interno de tenientes y hombres y mujeres de confianza de Astrid encabezadas por la ex Mossad, Killian Reed.

clean-room-6-2016-page-1La faz gráfica es muy interesante. El dibujante es Jon Davis-Hunt (¡mucho gusto!), que trabaja completamente en formato digital, encargándose del color en las dos primeras entregas y cediendo esa parte del trabajo a Quinton Winter en una transición casi imperceptible. Davis-Hunt viene del mundo de los videojuegos donde trabajó como diseñador y fue parte de la revista 2000AD, donde dibujó series como Age of the Wolf y Dandrige, además de Tempest para el Judge Dredd Megazine. No he visto esos trabajos, pero aquí despertó mi interés por conocer más de su obra.

El estilo de Davis-Hunt no impresiona demasiado en las escenas mundanas donde pareciera que simplemente cumple. Su arte tiene más de alguna inconsistencia en proporciones y en la relación de aspecto entre algunos objetos y personajes, pero no es necesario avanzar mucho en la lectura para entender por qué se trata de un dibujante a seguir y una elección perfecta para éste comic. Pocos artistas hacen transiciones más brutales desde la normalidad al horror, conjurando imágenes impactantes que perturban y se quedan con uno un buen tiempo. En el arte de Davis-Hunt hay elementos que recuerdan a Frank Quitely; viñetas cargadas de detalles, vísceras, sangre viscosa, minimalismo cuando es necesario y efectivo y una excelente capacidad de fragmentar secuencias para dilatar el tiempo y conseguir el máximo impacto en una escena de acción.

¿Les conté que el rotulado está a cargo de Todd Klein?

cleanbody-871x600Clean Room me sorprendió de la mejor forma posible, porque toma una idea que no es tan original (“¿qué pasa si el loco tiene razón?”), pero logra anclarla en un contexto que es vagamente familiar, que recuerda a la cienciología y que pertenece a la de los “locos” de los que está bien reírse, pero no demasiado porque tal vez uno de ellos sea tu compañero de trabajo o el pariente de algún conocido. Así, ese mundo gris e inquietante se puebla de personajes dañados, ambiguos, complejos e interesantes, maldad pura y simple, pero también de la otra, de la que genera incomodidad, compasión y repulsión al mismo tiempo. Gail Simone concibe ese mundo y Jon Davis-Hunt martilla nuestra cabeza con imágenes sacadas de las pesadillas que no queremos recordar para darle vida. El diablo los juntó.

¿Cómo la consigo?

clean-room-2En Junio fue publicado el primer trade paperback: “Immaculate Conception”, por el cual podéss preguntar en tu comiquería más cercana, o pedirlo a través de algún servicio en línea (en inglés); también está disponible en plataformas digitales (también en inglés), y de momento no se ha anunciado su aparición en español.

Las ventas de la serie no han sido estelares, como es el caso prácticamente de la totalidad del sello (lo que me ha tentado a mí y a otros tantos a vaticinar su muerte en el futuro cercano durante varios años); sin embargo, la serie sigue introduciendo nuevos elementos por lo que no parece estar en riesgo inmediato de cancelación. Sin duda el apoyo de nuevos fans no le hará ningún daño.

Muy recomendable.

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

Un comentario

  • Buena entrada. Clean Room es, sin duda alguna, el mejor comic de Vertigo de aquellos que comenzaron en los últimos meses como parte de la movida para «resucitar» el sello y darle nuevos bríos e imprimirle algo de sangre fresca.

    La única pregunta que le pude hacer a Gail Simone en la CBB7 es justamente sobre el futuro de esta serie, no en cuanto a la trama sino justamente en referencia a la permanencia de la misma, y respondió que ella tenía entendido que al menos el año de publicación ininterrumpido estaba asegurado (?)

    Algo es algo.

    Comentarios

    Logan_San

    19/09/2016 - 00:46