En 1993, Dark Horse lanza su sello de series propiedad de los autores, con lo mejor que tenía en ese momento.

El homenaje a la leyenda del gorila con bravura (parte 2)

25/11/2020

| Por Roberto Barreiro

4 comentarios

dark horse legendEl segundo de los sellos creativos nacidos tras el éxito original de Image vendrá de la mano de dos de los creadores que más habían influido en los´80: Frank Miller y John Byrne. Ambos habían sido cruciales para el desarrollo y madurez del comic yanki en la década anterior y en 1993 se encontraban con la posibilidad de crear algo independientemente de las grandes compañías, copiando en parte el modelo de Image. Y tenían el apoyo de Dark Horse, la más exitosa hasta el momento de las editoriales indies nacidas al calor del boom del blanco y negro de esos años (y que habia sido desplazada del tercer lugar de ventas por Image).

8d899f6a89be6e4d12321415cb4190fb-672x1024Para eso reunieron a un grupo de autores que ya de por si tenían experiencia y seguidores. La idea era crear una línea de historias que fueran novedosas, creativas y sobre todo hechas plenamente por ellos, sin cortapisas ni limites editoriales. Legend era básicamente un sello de calidad que indicaba que los creadores tras ellos iban a dar lo mejor de si en esas historias.

Los otros miembros convocados para pertenecer a Legend fueron Paul Chadwick, Geoff Darrow, Arthur Adams, Mike Mignola, Dave Gibbons y (más tarde) Mike Allred y Walt Simonson. Vayamos a ver su trabajo para el sello

John Byrne: Fue el autor más prolífico del sello. En la sección Hablemos de Byrne donde ya se han comentado ampliamente algunos de sus títulos, asi que, si no lo leyeron, les mandamos links a esos artículos:

Babe: https://www.comiqueando.com.ar/columnas/hablemos-de-byrne/babe/

Danger Unlimited: https://www.comiqueando.com.ar/columnas/hablemos-de-byrne/danger-unlimited/

Pero vayamos a la que todavía no se reseñó, a modo de anticipo:

Next Men: Cinco chicos son parte de un proyecto ultra-secreto para crear super humanos en un universo de realidad virtual. Cuando logran escapar de ahí y llegar al mundo real, deben enfrentar ea realidad desconocida para ellos, y además lidiar con poderes que, poco a poco, van modificándose. Todo eso mientras son monitoreados por una agencia del gobierno de EEUU y descubren que son parte de una conspiración mucho más amplia de manos de un personaje llamado Satanas. La serie es la versión de Byrne de hacer una historia de superhéroes deconstruida al uso de esos años, donde puso toda la carne al asador. Duraría 30 números y terminó sin cerrarse. Lo que es una pena.

unnamedFrank Miller (con y sin Dave Gibbons y Geof Darrow)

MIlller tendría dos de sus producciones bajo el sello. En primer lugar saldrían algunas de las miniseries que forman parte del universo de sin City (que ya venía realizando por Dark Horse) y , por otro lado publica la serie que realiza junto a Dave Gibbons la serie de Martha Washington, la chica negra criada en un Estados Unidos post-apocalíptico que se convierte en una super “marine” que se enfrenta a esa sociedad injusta, en una serie donde por primera vez se empieza a notar abiertamente la bajada de línea de derecha “libertaria” que cada vez más va a tener su obra. Eso sí, dibujado como los dioses por Gibbons que se rompe el upite. Y con Geoff Darrow haría algunos episodios de Big Guy and Rusty, una de robots muy deudora de series japonesas a lo Astroboy, de la que salió casi nada porque Darrow no te dibuja rápido ni en pedo.

Paul Chadwick: Relacionado con Dark Horse desde el comienzo de la editorial, Chadwick traerá a su personaje Concrete (un tipo al que unos extraterrestres lo pusieron en un cuerpo de roca y que vive historias en un punto cotidianas, porque es el único ser extraordinario en un mundo muy real) para tres miniseries, todas similares en tono a lo que hacía habitualmente en la serie original

655719Mike Mignola: Sólo va a tener un personaje, pero qué personaje. Hellboy, la serie por la que MIgnola va a ser reconocido hasta hoy día (y que hoy por hoy, debe ser el principal ingreso de Dark Horse) empezó su andadura dentro del sello Legend. Y sí, todos se cayeron de espalda ante lo que podía hacer este tipo.

Arthur Adams: El lentísimo dibujante sólo va a tener una creación, Monkeyman & O’Brien. Gorila inteligente y chica, en un grupo de historias donde aparece de todo, desde aliens a Godzilla. Primero como back-up de Hellboy y luego en una miniserie de tres números. Eso si, de ahí no pasó, porque Adams compite con Dave Stevens y Geoff Darrow en el premio al Dibujante Más Lento del Universo.

Mike Allred: Mike trajo a Legend su serie Madman. Que va sobre… ufff ¿cómo lo explico? Frank Einstein ha sido reanimado tras morir. No tiene recuerdos de su pasado y tiene superpoderes. Tiene una novia llamada Joe. Tiene una relación conflictiva con los beatniks mutantes de las cloacas de la ciudad donde vive, tiene de amigo a un alien llamado Mott que viene del planeta Hoople. Sí, es un delirio lleno de referencias pop que hay que leerlo para disfrutarlo. Y también sacaría Red Rocket 7 , una serie de siete números (en formato de álbum de disco LP!) donde se cruza la historia del rock con la ciencia-ficción. Una fumada mal, pero que sale bien porque Allred es Allred

71C4g0277HL._AC_SL1008_Walt Simonson: tras el cierre de Bravura, Simonson sacaría un especial de sus Star Slammers dentro de Legend

¿Y por qué cerró el sello? Básicamente porque dejó de tener sentido. Dark Horse siempre había sido muy amigable con los autores y daba lo mismo si sus creaciones salían dentro o fuera del sello. Así que para 1998, el sellito se discontinuó. Varios de los autores seguirían trabajando para la editorial con los mismos personajes que habían aparecido en Legend (Miller, Chadwick, Mignola) mientras otros se irían a oros lados (Byrne terminaría años más tarde puteando online el manejo del sello por parte de Dark Horse y de algunos de los colegas, pero bueno, sabemos que Big John es un gruñón de cuidado). La verdad es que, tras un inicio, que una revista llevara el logo o no hacía poca diferencia al asunto. Eso sí, el material es uniformemente bueno. Todo lo publicado por Legend es de bueno para arriba.

El próximo sello a revisar, sin embargo, será uno de los fracasos más notorios de este tipo de movidas. Pero eso lo veremos en la próxima entrega…

Compartir:

Etiquetas:

Dejanos tus comentarios:

4 comentarios

  • Tenían buenos títulos «Legends». Al menos «Next Men» y «Madman» son joyitas. Tal vez me equivoque, pero «The Big Guy & Rusty the Boy Robot» parece un simple chiste (más que una compleja parodia) de Miller a cerca de la superioridad de los yanquis por sobre los japoneses. No es recomendable desde la historia, pero el dibujo de Darrow es impresionante. Te caes de culo. Encima coloreado por Stewart…visualmente es una locura.
    También recuerdo a «The American Lost in America» en este sello, que con su pretendida crítica tampoco estaba mal.
    Mención a parte para esa idea de «universo» que había entre los títulos, o al menos de guiños entre autores. Recuerdo que «Hellboy» aparecía en «Next Men», en unas páginas dibujadas por Mignola. El mismo Mignola hacía lo propio en un número posterior de la colección al igual que «Concrete» o «Marv» en una portada; «Hellboy» y «Big Guy» participaban de la obra de Allred, cruzando su destino con el de «Madman». Era divertido, porque no era para tomar muy en serio.

    Comentarios

    NN

    27/11/2020 - 20:01

  • Tengo algunas de next men pero no me convencio mucho que digamos, llegue hasta el 6 y no hubo caso. Y Hellboy mucho menos.

    Comentarios

    chuliverm

    26/11/2020 - 21:22

    • A mí «Next Men» me encanta, al menos su primera serie de 30 números. Tiene sus cosas, obvio, pero está muy bien para ser un título de super héroes, en donde no hay super-héroes. A partir del N°7 arranca otro arco de corte «superheróico» (tal vez el único de toda la colección) y luego las cosas se desmadran. Seguro que es mejor la la mayoría de títulos con tipos en calzas. De hecho lo leí recientemente dado que conseguí «2112» la precuela/ secuela y los héroes de Byrne no envejecieron nada mal -2112 es más del montón-.
      Ya me estoy frotando las manos pensando en la reseña que se viene en «Hablemos de Byrne» por Fede Velasco.

      Comentarios

      NN

      27/11/2020 - 19:38

    • Me pasó lo mismo con Hellboy y Next Men. Next Men me emboló, creo que leí 12 números, y sentí que no leí nada, ni el dibujo disfruté, y me pareció una gronchada la historia que venía atrás. Y Hellboy está dibujada hermosa, pero los guiones son muy flojos.

      Comentarios

      Matias

      01/12/2020 - 00:08