Ángeles y demonios en una comedia romántica muy subida de tono, que además de divertirnos abre puntas para la reflexión.

Hot Paprika

05/06/2024

| Por Jules De Menta

1 comentarios

El integral de Hot Paprika llegó a Argentina de la mano de la editorial española Moztros. Se trata de la obra erótica de 2021 de la historietista italiana Mirka Andolfo, quien también ha trabajado para DC Comics y Boom! Studios.

La edición integral tiene un total de 12 capítulos, anteriormente publicados en tres partes, y otra totalmente limitada que incluía unos tomos más pequeños. Aunque las ediciones anteriores fueron a todo color y se dividieron en tres tomos, la integral que podemos conseguir en nuestro país es en blanco y negro -es decir, en escala de grises- con detalles en rosa y fucsia que se van intensificando a lo largo de las páginas. La edición cuenta con un total de 320 páginas en formato 15 cm por 20 cm. La tapa blanda cuenta con una banda amarilla extraíble que esconde, de alguna manera, el dibujo provocativo y sexy del personaje principal.

La obra comienza con la presentación de una joven descendiente de italianxs, llamada Paprika, editora en “Infernium Press”, cuya sede se encuentra en New York. Cuando comienza la historieta, ella se encuentra en negociaciones para adaptar una de los mayores éxitos de la editorial a la pantalla grande. En un mundo en el que todxs son les personajes son literalmente ángeles y demonixs, Paprika parece una mujer (diabla) resolutiva, algo engreída, bastante frívola y completamente desenvuelta y superada. Ella tiene clase, lo tiene todo y parece estar más allá de todo; quiere hacerle creer a todo el mundo que la rodea que disfruta de su soltería y que no necesita a nadie para ser feliz y autocomplacerse. Sin embargo, cuando la vemos en la intimidad de su casa, ese bello piso que tiene en pleno centro de la ciudad, deja entrever todas sus inseguridades, represiones -obviamente también autorepresiones- y problemas de autoestima que, inevitablemente, emergen en los momentos de soledad.

Por otro lado está Dill, un joven repartidor que parece tener a todas embelesadas con su carisma y en su calidad de “macho perfecto”. Cada vez que Dill pasa por la oficina de la editorial, se lleva todas las miradas, toda la atención. Todas mueren por él…menos Paprika, o al menos eso nos quiere hacer creer… Paprika necesita amor y lo sabe, ¿pero cuál será finalmente quien gane su corazón? ¿Podrá acaso nuestra protagonista separar el sexo del amor?

Hasta aquí, Hot Paprika no parece más que una obra para adolescentes o jóvenes en pleno despertar sexual. Sin embargo, es bastante más que eso. Lo que parece una comedia erótica y sexy en la que las hormonas atraviesan las páginas para inspirar momentos de los más “hot”, se vuelve una obra mucho más profunda que habla del autoestima, de la represión sexual en la adultez, de las relaciones tóxicas y de qué hacemos para zafar de las mismas. Poco a poco, Andolfo nos permitirá leer entre líneas su crítica social y feminista ante la sociedad patriarcal para cuestionar el sentido de la verdadera liberación sexual en una sociedad que aun pareciera mirar con malos ojos cuando las mujeres tomamos decisiones y buscamos experimentar.

Paprika deberá conocerse a sí misma y descubrirse para superar represiones, principalmente aquellas asociadas a su sexualidad. Para eso, indefectiblemente, deberá revisar su pasado y descubrir algunas cuestiones pendientes que la llenan de inseguridad. Viñeta a viñeta, cada experiencia sexual -y no tan sexual-, hará que nuestra diablita protagonista se replantee los roles sociales femeninos y busque resignificar el amor romántico para alcanzar una vida sexual sana y plena.

¿Cuál es el lugar que ocupamos las mujeres dentro de las relaciones de pareja? ¿Cómo debemos ser cuando estamos en pareja y cómo cuando estamos solas? ¿Qué se espera de nuestras acciones en la intimidad? ¿Qué pareciera que estamos habilitadas a hacer o a decir en lo privado y en lo público? Estas son algunas de las preguntas que pareciera hacernos Hot Paprika a medida que avanzamos en la lectura…

Pero, ¿qué es lo que hace que este título haya llamado tanto la atención en este último tiempo, obviamente más allá de su perspectiva feminista y de liberación femenina? En primer lugar, su propuesta visual. Desde su estética, Hot Paprika cuenta con un trazo totalmente relajado que se combina de manera muy correcta con escenas provocativas y eróticas muy caricaturescas que se acercan a un estilo generalmente más asociado al manga y al animé del tipo hentai y josei, es decir, para mujeres adultas. Ese camino en el medio entre el comic japonés y el estadounidense quizás sea la clave, puesto que si bien Andolfo emula una estética asociada al manga, propone una lectura de izquierda a derecha, algo que limita bastante a ciertxs lectorxs no habituadxs a la forma de lectura asiática oriental.

En segundo lugar, los ojos y las miradas de lxs personajes lo dicen todo, y muy al estilo japonés, las miradas se llevan todo el protagonismo cuando se trata de expresar emociones. Las expresiones faciales reflejan desde los momentos más álgidos de Paprika, en los que está en la cresta de la ola del placer, a aquellos más bajón, en los que la soledad y su falta de autoestima inundan la escena. En tercer lugar, Hot Paprika nos ubica en una Nueva York que parece pertenecer a una dimensión paralela. La historia se desarrolla en una metrópolis absolutamente impactante, en la que los edificios, paisajes urbanos y oficinas se entremezclan con una sociedad compuesta por ángeles y demonixs. Si dudas, eso es un acierto, puesto que no pasa desapercibido y si bien no es algo determinante, es decir, que impacta directamente en la historia y las decisiones narrativas, consigue enfatizar ciertas escenas, asi como actitudes y personalidades de lxs personajxs.

Otro de los aspectos que hacen a Hot Paprika un comic muy atractivo son las escenas eróticas y de sexo, puesto que si bien algunas viñetas son más explicitas que otras, en general todas sostienen un tono pícaro. Al respecto, por momentos Hot Paprika recordará algo así como a 50 Sombras de Grey, y por otro, tendrá un aire a la famosa e icónica serie Sex on the City. Asimismo, el hecho de que gran parte de la historia transcurra en un ambiente de oficina de una editorial bastante “fashion”, el comic también recuerda a Emily in Paris, la serie de Netflix.

Si bien Hot Paprika es un comic entretenido y bastante pícaro, que se lee bastante rápida y ágilmente, es mucho más que eso. Su narrativa propone diferentes miradas para repensar la sexualidad, reflexionar sobre las relaciones tóxicas y las represiones dentro de la edad adulta, una mirada crítica capaz trascender y hasta volverse liberadora y feminista.

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

Un comentario