El hiper-hit de Koyoharu Gotouge explotó en las páginas de la Shonen Jump, llegó a la cima en 2020 y aún se mantiene entre los mangas más populares a nivel global.

Kimetsu no Yaiba (parte 1)

11/07/2022

| Por Fede Velasco

0 comentarios

EEwGJbOX4AUX50vSon contadas con los dedos de una mano las veces que al sentarme a escribir una nota no tengo para nada claro el rumbo que va a tomar la misma. En general, es simple, un repaso por cómo fue se origen a nivel editorial, hablar un poco del autor, de que trata y una opinión final sobre el contenido. Pero en este caso, estamos ante un éxito tan inusitado  que me cuesta pensar a la obra separada del fenómeno que causa, así que disculpen si el producto final es más caótico de lo habitual. Veremos que sale.

Cuatro años es muy poco tiempo, si pensamos donde estábamos en ese momento sin duda lo vamos a recordar rápidamente y la situación general no debería ser muy distinta a la actual, pero para el caso de la obra Koyoharu Gotouge pasó de ser la primer obra serializada de una autora con poca carrera, a uno de los mangas más vendidos de la historia.

Poco se sabe de esta misteriosa autora: tanto ella como sus editores se esforzaron lo suficiente como para mantener ambiguo su género durante la publicación de la serie, incluso había rumores de que se trataba de una dupla autoral que firmaba bajo un único seudónimo, pero con el cierre del a serie el “misterio” fue develado y se reconoció que Gotouge es una chica.

683554Nacida en Mayo de 1989, debuto en 2013 con una historia llamada “Ka Gari Gari”, que gano una mención de honor en el 70º Premio para nuevos talentos de la Shonen Jump. Esta es la historia de un enfrentamiento entre demonios que se ve interrumpido por la aparición de un cazador que llega a destruirlos. Tiene varios elementos y personajes que serían retomados en Kimetsu no Yaiba, pero ya más adelante volveremos sobre este tema.

Su publicación debut llegaría un año después en la Jump Next, con la publicación de “Monju Shiro Kyodai”, una historia sobre dos hermanos con poderes de insecto que trabajan como asesinos a sueldo. El unitario no está demasiado bueno, todo el concepto es muy retorcido y por esas cuestiones jamás alcanzó la serialización, a pesar de que la autora tenía varias ideas para continuarlo. Ese mismo año, 2014, también se publicaría en el nº 39 de la Shonen Jump Semanal y como parte de la Golden Future Cup, “Rokkotsu-san”, un manga sobre un purificador, una persona que tiene el poder de ver las emociones de los demás y se dedica a liberar a la gente de espíritus malignos que los poseen. Según la propia autora, todo el concepto era demasiado complejo y retorcido y le parecía que no iba a tener éxito en las encuestas de la Jump.

Su cuarto y último unitario antes de lograr la serializacion de Kimetsu, fue “Haeniwa no Zigzag” que se publicó en 2015 en el nº 21 de la Jump semanal. Esta historia salió publicada con modificaciones para adaptarse como unitario, ya que originalmente era el primer episodio de una serie que fue rechazada para ser serializada. En ella, un muchacho se dedica a destruir maldiciones con sus extraños poderes.

205755238_10159112800074340_5057079159017867189_nTodas estas historias, por suerte están recopiladas en nuestro país en un tomo que público la editorial Ivrea, y es bastante fácil de conseguir. Y lo que más se nota en estas historias -más allá de la evolución lógica de la autora, que será mucho mayor a lo largo de la publicación de “Kimetsu no Yaiba”- es el tono oscuro y denso de sus historias, y la cantidad de elementos sobrenaturales en una búsqueda de historias de corte más policial, con asesinos seriales, criminales y personajes que se dedican a capturarlos o eliminarlos. Y si bien todos estos conceptos fueron rechazados para serialización por la editorial, se nota la semilla de buscar algo distinto, ir por otros caminos y no caer en las fórmulas remanidas del shonen más clásico.

EL MANGA

“Detrás de todo gran manga hay un gran editor” o algo así. Cualquiera que vio Bakuman, sabe el importante rol que juegan los editores en el manga en general y en la Jump en particular, y por supuesto Kimetsu No Yaiba, no es la excepción.  Y el trabajo de Tatsuhiko Katayama para que la obra viera la luz fue fundamental. Cuando la editorial decidió bajarle el pulgar a la serializacion de Haeniwa no Zigzag, decidieron que el camino a seguir era por el lado de Ka Gari Gari, el primer unitario de Gotōge, que tenía los dos elementos principales de Kimetsu: las espadas y los demonios, que no necesitan demasiada explicación para el público japonés. Cualquiera que leyó esta historia puede notar cómo ahí está la base de todo: aparecen Muzan, Tamayo y Yoshiro, así como también un cazador de demonios, se menciona brevemente el proceso para entrar en los cazadores, el entrenamiento al que se someten y vemos los cuervos que entregan instrucciones, todos elementos que están muy presentes en Kimetsu no Yaiba.

2De ahí en más se empezó a pulir el concepto, pero no fue tan fácil como parece, ya que la primera historia que presentó la autora también fue bochada. Con el nombre de “Kisatsu no Nagare”, este manuscrito contaba una historia demasiado oscura y carecía por completo de humor o personajes que descomprimieran el tono solemne de la misma. Estos elementos disonantes obligaron a Gotōuge a volver a tablero para regresar a la editorial con algo ya muy parecido a lo que vimos publicado. Uno de los cambios fundamentales y mérito de Katayama, fue el pedir un protagonista más normal y “brillante”, lo que generó la creación de Tanjiro como personaje principal. Ahí el título ya había mutado a “Kisatsu no Yaiba”, pero como el segundo ideograma (“satsu”) significaba matar, les pareció muy fuerte, reemplazaron el término por Kimetsu. Así llegamos al título que todos conocemos y que lo llevaría a la fama.

La serie debutó el 15 de Febrero de 2016 en el nº 11 de la Shonen Jump Semanal y su publicación se extendería a lo largo de 205 episodios, hasta el 18 de Mayo del 2020, con la salida del número 24 de ese año de la Shonen Jump semanal. La serie está recopilada en 23 tomos, que en Japón salieron entre Junio del 2016 y Diciembre del 2020. En nuestro país los publica editorial Ivrea con el título de «Demon Slayer». En el sitio oficial de Shueisha, MangaPlus, se pueden leer online los primeros y los últimos episodios pero solo en la versión en inglés, en español no hay ninguno disponible.

D_NQ_NP_803172-MLA50267461995_062022-OLa historia que nos cuenta el manga es la de Tanjiro Kamado, un adolescente que vive feliz con su familia hasta que un día que sale a vender carbón, son todos asesinados por un demonio. Al regresar, el muchacho se encuentra con el terrible espectáculo. Shockeado, descubre que una de sus hermanas, Nezuko, sobrevivió el ataque, pero fue convertida en un demonio por el agresor. De esta manera, Tanjiro se propone salvar a su hermana y conseguir que vuelva a ser humana, pero sin tener la más puta idea de cómo va a conseguirlo. Por lo cual decide convertirse en un cazador de demonios y así ayudar a Nezuko. Gran momento para que empiece una gran aventura.

(el lunes, la segunda parte)

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios: