Una introducción al fascinante universo de las antologías de historias cortas que desde los ´60 produce el maestro Robert Crumb.

Las antologías de Crumb

24/11/2021

| Por Gonzalo Ruiz

2 comentarios

9781606999004_800_800x800@2xEn la trastienda de esta serie de notas, para determinar el orden del contenido, llegamos a la conclusión si se quiere, de comenzar primero con los nombres más resonantes y luego ir “bajando” con los artistas menos tenidos en cuenta (injustamente o no, queda a criterio de ustedes), con tal de enganchar al lector curioso que quiere saber qué vamos a repasar en esta investigación que comienza ahora mismo. Y justamente, qué mejor inicio que hablar de las antologías que hizo El Más Grande: Robert Crumb.

Ya lo mencionamos al pasar en el prólogo: El maestro, el rey de la independencia (y abuelo de aquellos próceres del indie también antes mencionados) nacido el 30 de Agosto de 1943 en Pennsylvania, Estados Unidos, tuvo muchísimas publicaciones en su haber. La antología es un formato que acompañó a Crumb desde su comienzo, cuando hacía imitaciones baratas de las revistas de Harvey Kurtzman junto a su hermano Charles y que vendían puerta por puerta, de manera absolutamente independiente. Pero tenemos que hacer un salto a finales de los ´60 para hablar de lo que realmente nos interesa hoy : las revistas que “triunfaron”, si me permiten el término quizás erróneo. Pero la realidad es que Crumb no merece una categorización menor, pese a que a nivel ventas estas revistas no hayan sido del todo relevantes: el fánatico del artista sabe que estas publicaciones son verdaderamente relevantes para la historia del comic independiente en Estados Unidos.

8829930290_5994158f2e_bPor supuesto, la Zap! es LA antología por excelencia auto-publicada por Crumb, en ls que el dibujante estuvo acompañado por una legión de maestros como Gilbert Shelton, Víctor Moscoso o Spain Rodriguez. Pasado el primer año (y los tres primeros números) de la Zap, el artista se lanza solo con una única revista: Despair, publicada por Print Mint en 1969, donde figuran personajes (a esta altura) clásicos como Mr. Natural o Angelfood McSpade. Pero claro, a diferencia de otras antologías que vamos a ver en próximas entregas, Crumb no utilizaba las revistas (que en su mayoría duraban un solo número) para serializar una historia grande o para seguir un hilo conductor, sino que directamente eran 30 páginas repletas de chistes e historias cortas de Robert sin seguir ninguna lógica. Cada tanto aparecían algunas de sus figuras habituales, pero eran apenas pequeños momentos humorísticos que nacían y morían ahí mismo.

Sí podemos considerar como “conceptual” a Big Ass Comics (editada por Rip Off Comics), con dos números publicados entre 1969 y 1971, de total índole sexual… algo que de todas maneras siempre está presente en el corpus de Crumb, de manera a veces “realista” con esa carga sardónica muy fuerte (propio del artista mismo, una cualidad que siempre va a estar, junto con la neurosis propia de una Estados Unidos post-hippismo) y otras directamente humorísticas, como la historia “Eggs Ackley among the Vulture Demonesses”, protagonizada por otra “figura del staff” del maestro. Adolescentes calientes, reflexiones sobre el feminismo, Mr. Snoid molestando y por supuesto, esas reconocibles figuras femeninas de gran tamaño y curvas exuberantes. Para la misma editorial publicó Motor City Comics, también dos números publicados entre el ´69 y el ´70 que presenta a Leonore Goldberg y las Girl Commandos, un grupo de feministas radicales. En medio de tanto chiste, hay un espacio para el comentario político sobre el movimiento de “Women ‘s Liberation” y sobre el avance industrial en Detroit, también conocida como “Motor City”.

61eonCSDzlL._SX348_BO1,204,203,200_Muchas de las antologías recurrían al siguiente truco: una historia larga acompañada por dos o tres páginas de chistes para completar las 28 páginas que suelen ocupar un comic-book normal. Tal es el caso de Home Grown Funnies, publicada en 1971 por Kitchen Sink, donde, tras una historia de Snoid junto a Angelfood, comienza “Whiteman meets Bigfoot”, una hilarante historia donde un hombre blanco se cruza con una raza de yetis, para terminar “esposándose” con la hija de la abominable criatura que lo secuestró.

También en la editorial fundada por Denis Kitchen, Crumb publicó XYZ Comics (1972), un compilado de los momentos más “experimentales” del maestro, donde algunas historias solo se dedican a jugar con remates de una sola viñeta, además de meterse con el cubismo y con su propio lema “Keep on trucking”, que había comenzado a comercializarse, dando espacio para una parodia como solo él sabe hacerlas; y una “rareza” absoluta si se quiere: Artistic Comics (1973). 64 páginas repletas de dibujos extraídos del sketchbook del maestro. Más un complemento para el Crumbólogo definitivo o para el dibujante que quiere saber cómo trabajan los ídolos que para el lector promedio, ideal para ver cómo Robert ensaya los particulares cuerpos de mujeres tan característicos, o cómo mueve su trazo desde un boceto más básico hasta a su estadío definitivo. Su última colaboración para Kitchen fue Snoid Comics, publicado en 1980 con varias historias de este molestísimo acosador de mujeres.

81L3MLGT8NLOtra editorial independiente con la que colaboró fue Apex Novelties, fundada en 1968 por Don Donahue, que de hecho, fue la que bancó los primeros números de Zap! y tres números de un intento de Crumb para que Mr. Natural tuviera una serie regular. Para Apex, el maestro publicó Your Hytone Comix (1971), un cúmulo de delirios que involucra a gente que vive en los caños cloacales llenos de mierda, una ninfómana y una aventura de Mr. Natural; Black and White Comics (1973) y Best Buy Comics (1979), donde se republicaba material de la revista CoEvolution Quarterly.

Ya más cerca de estos tiempos, aunque se trate de publicaciones realizadas hace 40 y 30 años, Crumb recaló en dos editoriales: Last Gasp y Fantagraphics. En la primera realizaría junto a su mujer Aline Kominsky y Peter Bagge la antología colectiva Weirdo, pero por su propia cuenta mete cuatro números de Hup, en cuyas páginas regresaría el querido Mr. Natural. Para los washingtonianos comandados por Gary Groth, publicó otra miniserie, Id (entre el ´90 y el ´91), dentro de la colección Eros, donde publicaban historieta completamente pornográfica. Y nos queda por nombrar a Mystic Funnies, que también tuvo algún número previo en Last Gasp, y duró de 1997 a 2002- Esta es su última publicación en este formato hasta el día de la fecha.

81xEbewVCMLPor supuesto que estas no son las únicas antologías que Robert Crumb realizara en tiempos tan revueltos como los ´60 y ´70, sino más bien un pantallazo general. También vale aclarar que mucho de este material es difícil de conseguir, y las actuales recopilaciones que buscan juntar al completo el trabajo del ídolo, por lo general desarman el contenido de las revistas. Pero sería una falta de respeto empezar esta serie de notas sin, al menos, un comentario general.

Algún día alguien recogerá el guante para dedicarle a Crumb la mega-nota que se merece. Al maestro, con cariño.

Compartir:

Etiquetas:

Dejanos tus comentarios:

2 comentarios

  • Que buena nota sobre las Antologías, no se si las incluirán pero para mi son un referente Dave Cooper con «Weasel», Blutch con «Mitchum» y Daniel Clowes con «Eightball».

    Comentarios

    RodLopez

    24/11/2021 - 12:05

    • Por supuesto que van a estar. Voy a estar fácil, más de un año con esto, el contenido es enorme y voy a incluir todo lo que se pueda.

      Comentarios

      Gonzalo Ruiz

      24/11/2021 - 12:24