Nancy Ann Collins le encuentra una vuelta de tuerca sorprendente y atractiva a esta nueva serie de Vampirella que aparece en Dynamite.

Los 50 años de Vampirella (parte 23)

25/08/2021

| Por Alejandro Caracciolo

0 comentarios

VELLA V2 07Sobre el final del primer número de esta serie, quien fuera el contacto de Vampirella en el Cestus Dei se comunica con un personaje nuevo llamado “Padre Nicodemus”, miembro del ¨Malleus Maleficarum”, la división más fanática y sádica del Cestus Dei.

Vampirella es engañada y emboscada por el grupo de Nicodemus, y es rescatada en el último instante por un vampiro de la raza Nosferatu (al estilo del Conde Orlok, de la película “Nosferatu” en la época del cine mudo), llamado Drago, quien le propone un trato que sería, en apariencia, beneficioso para ambos: bajo el pretexto de que a los vampiros, especialmente a los de la raza nosferatu, no les interesaba el apocalipsis que buscaba traer Umbra -por el mismo (pero efectivo) argumento de siempre de que los humanos son comida, y no les conviene que se extingan- convence a Vampirella de que debían utilizar los talentos de ella como cazadora de monstruos, para cazar vampiros exóticos, cuya sangre debía beber tras matarlos, para poder fortalecerse y enfrentar a Umbra. Obviamente, Vampirella va a terminar por aceptar la propuesta de Drago, quien con el correr de los números se convertirá un personaje cada vez más interesante.

26631087._SY540_Hablando de personajes interesantes, no puedo dejar de mencionar a “Coleridge”, el mayordomo/chofer de Drago, en apariencia perfectamente humano, pero que esconde sus propios secretos. Coleridge se limita a ser más que nada un chofer en este arco, pero en el siguiente va a ser mucho más relevante su rol. Algo que no puedo dejar de reconocerle a Nancy Collins, es su habilidad enorme para crear personajes nuevos interesantes, además de rescatar y refrescar personajes antiguos en desuso.

El resto del arco consiste en viajes de Vampirella por distintas partes del mundo para enfrentarse a cada uno de los vampiros exóticos, que no son más que personajes mitológicos de cada cultura, con características diferentes a los vampiros de la tradición balcánica, de la que provienen personajes como Drácula o Vampirella, pero con ciertas similitudes (el origen místico, el alimentarse de sangre, el ser depredadores de los humanos, etc) que se prestan para reinterpretarlos como distintas especies de vampiros, y eso es lo que hace precisamente Nancy Collins.

Con cada uno de los vampiros exóticos a los que enfrenta, sucede más o menos lo mismo: se trata de especies de vampiros en peligro de extinción, ya que al ser monstruos de aspecto tan evidente y no tan disimulados como los vampiros tradicionales, fueron víctimas frecuentes de los cazadores de monstruos. Por eso, al ser los últimos de su especie, la sangre de cada uno de ellos era especial y podría incrementar mucho el poder de Vampirella.

p46_15 copyEl primero de ellos es Krasue, a quien enfrenta en una pequeña villa de Tailandia. Krasue era una criatura que consistía principalmente de una cabeza, cuello, y las tripas colgando bajo el cuello, que aparentaba ser una mujer normal al usar un cuerpo humano del que podía entrar y salir a la noche. El alimento favorito de Krasue era la sangre de bebés, especialmente la de bebés recién nacidos, y el Krasue a quien Vampirella enfrenta en el nº3, acababa de beber la sangre de su propio bebé, o mejor dicho, del bebé que acababa de tener mediante el uso del cuerpo de mujer del cual entraba y salía.

No voy a perder el tiempo en la dinámica entre Vampirella y cada vampiro exótico, porque básicamente consiste en que se enfrentan, Vampirella gana, y se bebe su sangre, pero sí me parece más interesante y entretenido describir a cada uno de éstos personajes, porque son bastante diferentes a los vampiros, monstruos y demonios típicos que suele aparecer en los comics de Vampi.

En el nº 4 la criatura en cuestión es una Lamia, de origen griego, y como no podía ser de otra forma, la enfrenta en Grecia. La Lamia presentada acá toma todas las características de la mitológica, para presentarla como otra especie de vampiro, tal como sucede con el Krasue y la criatura del siguiente número. Al igual que el mito clásico, también acá la Lamia es una suerte de mujer serpiente que devora a los hombres tras seducirlos haciéndose pasar por una mujer increíblemente hermosa. El número de la Lamia tiene un giro interesante, en el que Vampriella empieza a notar que cada vez se vuelve más inhumana y menos compasiva.

La tercera criatura aparece en el nº 5, que transcurre en Serbia, y acá Collins me gana completamente porque usa a una criatura de la que nunca escuché hablar, la “Leptirica”, una suerte de mariposa espectral chupasangre de los cementerios. La forma de introducir al personaje a través de su última víctima antes de la llegada de Vampirella, recuerda un poco el estilo de series como “X-Files” o “Fringe”, en las que ocurría algún fenómeno paranormal protagonizado por personas comunes y después aparecían los protagonistas para enfrentar el problema. Pero con la salvedad de que no se trata de Mulder y Scully o de Peter y Olivia, sino de Drago y Vampirella, para enfrentar a un ser místico, en lugar de extraterrestre.

6b3f323371beb2c93a62fb37b010c6e7Como sea, el enfrentamiento con esta última criatura no dura mucho, es bastante rápido, y el grueso del número se centra principalmente en Drago, la historia de su origen, y el último lugar al que la llevan él y Coleridge, un pueblo olvidado en Rumania, poblado por Nosferatus, donde deberá enfrentarse al Rey de los Nosferatus, uno de los vampiros más viejos que existe, y el giro (muy obvio, pero entretenido de la forma en que está presentado), es que el Rey de los Nosferatus no es nada menos que… Drago mismo.

El 6 es el último número de “Our Lady of Shadows”, y explota todo. Cierra con un final más o menos “feliz”, digamos. Vampirella enfrenta a Drago en un combate ritual siguiendo una antigua tradición de los Nosferatu. Antes de matarlo (obvio que no iba a perder), Drago le revela que solo alimentándose de la sangre de esos vampiros exóticos podría enfrentarse a él, y que con su sangre, podría enfrentar a Umbra. Para resumir el relato, Vampi mata a Drago, asume el rol de Reina de los Nosferatu, vuelve a EEUU donde otra vez se enfrenta a Nicodemus, lo deja ciego (ya el tipo era tuerto, y Vampi le destroza el otro ojo), y rastrea nuevamente al Culto de Caos, donde enfrenta a Umbra, la vence, exorciza nuevamente a Ethan Shroud, y rescata a la nena del primer capítulo, a quien deja al cuidado de los abuelos.

Fin de esta primera parte de la serie de Nancy Collins, y el final es más o menos cerrado salvo por un guiño al final que después no es retomado, y varios subplots que se van a desarrollar en el arco siguiente, “God save the Queen”.

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios: