El extraño relanzamiento de He-Man de 1989 también dio origen a una línea de historietas que acompañaban a los muñecos.

Los comics de He-Man (parte 4)

15/04/2024

| Por Hernán Khatchadourian

0 comentarios

Una nueva etapa

En 1989, Mattel decidió relanzar la línea de action figures con la intención de volver a liderar el mercado de juguetes como ocurrió entre 1982 y 1986. Para eso, tomaron la drástica decisión de empezar de cero con muñecos nuevos, y una historia totalmente diferente, más ligada a la ciencia ficción que había predominado en las últimas etapas de la serie animada clásica.

El cambio de look de los personajes se debió a que las matrices ultramusculosas de la línea original habían sido copiadas hasta el hartazgo por diferentes compañías jugueteras alrededor del mundo y por la misma Mattel, y debido a eso los nuevos personajes son más realistas y más compactos en tamaño.

Basados en las ideas de los guionistas de la serie (porque nadie se hace cargo de firmarlos), la historia narra cómo en un distante futuro, un planeta llamado Primus es invadido por una raza de mutantes. El maestro Sebrian envía a una misión integrada por Hydrus y Flipshot para que viaje al pasado, al planeta Eternia, en busca de He-Man, el único héroe capaz de salvarlos. Pero al llegar al planeta, los astronautas son engañados por Skeletor que se hace pasar por su némesis y les pide que absorban en su nave todo el poder del Castillo de Grayskull para llevarlo con él “a la misión”. Sorceress advierte al príncipe Adam de esta ignominia y él trata de convertirse en He-Man pero no puede porque ya no hay poder de Grayskull.

De esta manera, el príncipe llega a tiempo atrapar el villano, pero ambos son teletransportados a la nave donde se traban en una lucha en la cual los dos enviados de Primus se dan cuenta de que han seguido las instrucciones del hombre equivocado. Adam logra recuperar su espada y se transforma, aunque los componentes tecnológicos de la nueva fuente del poder de Grayskull le cambian su aspecto clásico. El cambio daña terriblemente a Skeletor, que queda gravemente herido y se oculta en otro sector de la nave, a sabiendas de que su odiado He-Man es en realidad el príncipe Adam.

Con este primer número, que no se condice del todo con lo que ocurre en la serie animada (donde la doble personalidad de Adam/ He-Man se queda en secreto, por ejemplo) se reactiva también la tradición de los mini-comics. Los cuatro primeros números, dibujados por Errol McCarthy, Carol Lay y Bruce Timm, se diferenciaban de la colección anterior en el hecho de que venían numerados, con el objeto de que los niños compraran todos los muñecos sin excepción.

En los sucesivos números, se cuenta cómo Skeletor recurre a elementos cibernéticos para curarse de sus heridas, lo que lo deja convertido en una suerte de cyborg, y toma el control de la banda de mutantes espaciales tras vencer a su líder, Flogg. Con sus nuevos aliados, el villano roba la piedra que controla el clima del planeta Primus, mientras que He-Man tiene problemas para controlar la nave que lo llevó a ese planeta y eso lo obliga a cambiar la frase que pronuncia al transformarse a “Por el poder de Eternia”. Esto se debe no a una cuestión de marketing sino a que la magia de Grayskull fue transferida al transporte, al cual Hydrus y Flipshot bautizaron como el planeta natal del héroe en su honor.

Finalmente, He-Man y sus nuevos aliados logran recuperar la piedra, pero Skeletor se obsesiona con impedir que la regresen a su lugar y se la pasa el cuarto y último número dedicado a hacerles la vida imposible para que eso no ocurra.

La línea de comics duró apenas cuatro ejemplares (The New Adventure, Skeletor’s Journey, Battle for the Crystal y The Revenge of Skeletor!). Los ejecutivos de Mattel decidieron apostar a la nueva serie animada que realizaron a través de Jetlag Productions ya que Filmation había sido cerrada tras ser adquirida por la firma L´Oreal (sí, esa L´Oreal) en Febrero de 1989. Contra todo pronóstico, la nueva serie animada tuvo una duración de 65 episodios.

¿Y qué onda She-Ra? En pleno auge de las primeras líneas de muñecos de He-Man, el departamento de marketing de Mattel descubrió que un 20 por ciento del público eran niñas, por lo que desarrollaron una colección para ellas que resultó ser la de She-Ra Princess of Power. Estas action figures también estaban acompañadas por minicomics, seis para ser más precisos, que tienen guionista acreditado solo en el sexto de ellos: Eric Frydler y Tina Harris. El dibujo de los seis libritos corrió a cargo de Jim Mitchell, con colores de Charles Simpson y letras de Stan Sakai. En esta colección, por una cuestión de líneas comerciales, She-ra utilizaba el castillo de cristal como su hogar y su antagonista era Catra, en lugar de Hordak.

(el lunes, la quinta parte)

Compartir:

Etiquetas:

Dejanos tus comentarios: