Hora de revisitar la revista Marvel Super Special, donde se mezclaron grandes sagas heroicas, biografías y adaptaciones de cine y tele.

Magazines de Marvel (parte 11)

12/05/2021

| Por Gonzalo Ruiz

2 comentarios

81pXXZB-0xLComo ya mencioné hasta el hartazgo, la influencia del cine fue muy fuerte dentro de los tópicos que Marvel buscaba para sus magazines, casi como un elemento más de exploitation para levantar un par de dólares más. Pero para 1977, la idea de subirse a un tren exitoso pasó a un plano más evidente: adaptaciones de películas. Vale aclarar que Marvel Comics Super Special, el magazine del día de hoy publicado entre Septiembre de 1977 y Agosto de 1986 con 40 ediciones en su haber, no se dedicó exclusivamente al cine. Hay historias originales de personajes de Marvel y alguna que otra biografía dibujada, pero el balance final indica que las adaptaciones predominan en la colección. Otra peculiaridad es que, al igual que The Hulk!, esta revista tenía varias historias a todo color.

Cabe aclarar que esto no era la primera vez que Marvel se animaba a adaptar películas. En 1975 y a dúo con la DC Comics, la editorial publica una adaptación de la película The Wizard of Oz en formato Treasury (todavía más grande que un magazine), con guion de Roy Thomas, dibujo de John Buscema y tintas de Tony DeZuñiga. Un año después, Jack Kirby (que estaba de vuelta a la Casa de las Ideas tras su etapa en la Distinguida Competencia), hizo para el mismo formato 2001: A Space Odyssey, su visión del libro de Arthur C. Clarke que, por supuesto, es más recordado por la adaptación de Stanley Kubrick a la pantalla grande. De hecho, este Treasury (y el posterior comic book que duró solo 10 números) se encargaban de expandir muchos de los conceptos que figuraban en ambas versiones. Y ya con este magazine en comiquerías, se explotaría también la franquicia de Star Wars, primero con adaptaciones de las películas y después con los primeros atisbos del Universo Expandido.

Marvel_Comics_Super_Special_Vol_1_4Quienes cortaron el listón de este nuevo magazine fueron Steve Gerber al guion y John Romita Jr., Alan Weiss, Rich Buckler y los hermanos Buscema en dibujo. Semejante batallón de artistas para una historia protagonizada por la banda de rock Kiss, a quiénes Gerber ya había incluído, por decir de algún modo, en el universo de Marvel cuando escribió Howard the Duck. La historia, donde el cuarteto pelea contra Dr. Doom y Mephisto, es más conocida porque los integrantes se sacaron sangre que después fue mezclada en las tintas rojas con que imprimieron el comic, todo esto registrado por un escribano público y una enfermera para que el asunto marketinero fuera completamente sincero, y que de hecho figurara en la portada del número. Kiss volvería a protagonizar el quinto número de la colección, con guion de Weiss y Ralph Macchio y dibujos de Romita Jr, y DeZuñiga.

Kiss no fue la única banda que figura dentro del catálogo del magazine. Otro cuarteto, no neoyorquino sino de la ciudad portuaria de Liverpool, protagonizó el cuarto número: The Beatles. Los cuatro fantásticos de carne y hueso tuvieron una biografía bastante completa a cargo de David Anthony Kraft, George Pérez y Klaus Janson, que no escatima en detalles escabrosos, sobre todo aquellos que envolvieron a la banda en sus últimos años, problemas legales y de drogas incluídos.

61yGz0UxI8LPero ese no es el único número relacionado con los Beatles : hay uno más que destacó por lo tristemente célebre de su destino. El séptimo número era una adaptación de la deplorable, olvidable, terriblemente kitsch película de Michael Schultz, “Sgt. Pepper ‘s Lonely Hearts Club Band”, protagonizada por los Bee Gees, Peter Frampton y Steve Martin. ¿Por qué digo “era”? Porque tan mala fue la recepción de la película (merecida, por supuesto) que Marvel tuvo que retroceder con la idea de publicar una adaptación también a cargo de Kraft, Pérez y Jim Mooney que ya estaba terminada y hasta fue anunciada con fecha de publicación para Enero del ´79. Sin embargo, la historia fue vendida como novela gráfica en Japón, Francia (el público francófono de Canadá tuvo su edición propia) y Alemania ya no bajo el sello Marvel sino de otras editoras. En Estados Unidos nunca se conoció esta historia, y del nº6 (una adaptación de Jaws 2) saltamos al nº8 (una adaptación del piloto televisivo de Battlestar Galactica) sin ningún tipo de problema.

En una entrevista, Pérez dio a conocer un problema que tuvieron no solo él y Kraft con respecto al desarrollo de la historia, sino otros artistas con otras adaptaciones: el nulo compromiso entre las productoras cinematográficas y los artistas de Marvel. En el caso de la adaptación de Sgt. Pepper, el dibujante dijo que, debido a la falta de comunicación, ellos jamás supieron de cosas que figuraban en la película y no en su comic y viceversa, además que la prisa con la que les pidieron la historia hizo que el entintado para su dibujos y el de Mooney fueran malos. Por su parte, Walt Simonson que se encargó de dibujar el tercer número, una adaptación de Close Encounters of the Third Kind, también declaró para mal sobre su trabajo, al que calificó como su “peor experiencia” por la falta de referencias visuales para dibujar escenas y también por cierta falta de derechos para dibujar a los actores principales en algunas películas. Aún así, otros artistas solo tienen gratos recuerdos, como el mítico J. M. DeMatteis, que debutó en la editorial con una adaptación de la película Xanadu.

51esdoyF6NL._SX370_BO1,204,203,200_Pero no sólo de películas vivió esta revista como ya había dicho antes, ya que varios personajes de la cantera de Marvel dieron su presente. Conan, siempre predominante en el mundo magazine, tuvo dos revistas con historias nuevas (adaptaciones de Robert E. Howard, en realidad), ambas realizadas por Thomas y Buscema. La saga Weirdworld, creada por Doug Moench y Mike Ploog tuvo tres revistas consecutivas (del n° 11 al 13), con dibujos de John Buscema. Y con el mismo guionista, pero con Gene Colan en los lápices, Star Lord tuvo una nueva historia en su haber. Y como si esto fuera poco, ya en el marco de las adaptaciones cinematográficas, tenemos ¡dos revistas más de Conan! Porque las películas de John Milius y Richard Fleischer protagonizadas por Arnold Schwarzenegger, Conan the Barbarian y Conan the Destroyer respectivamente, tuvieron sus adaptaciones respectivas, ambas realizadas por Michael Fleischer (ninguna relación con el director de la secuela) y John Buscema. Y dentro del mismo universo cinematográfico de REH, Red Sonja, también dirigida por Fleischer, tuvo su versión comiquera a cargo de Louise Simonson, Mary Wilshire y Vince Colletta.

24620-2909-27390-1-marvel-comics-super-El nº 41 y el último de Marvel Super Special fue otra adaptación, esta vez de la también reprobable y olvidable película Howard the Duck y la que fue en cierta manera, la disparadora del conflicto entre Steve Gerber y Marvel a principios de los 8´8. Danny Fingeroth y Kyle Baker fueron los que se encargaron de hacer algo mínimamente presentable en relación a tan fallido film, en una época donde el personajito que en tiempo anterior daba para mucho, estaba oculto en la sombras. Un mes después de la salida de la revista, se vuelve a publicar en formato comic book y partida en tres revistas, ahora conocida como Howard the Duck: The Movie.

Una colección rarísima, donde un alto porcentaje pertenece a historias que no sólo se pudieron apreciar de mejor manera en un cine, sino donde el contenido tampoco era el mismo debido a cuestiones de copyright. Aún así, la Marvel lo sostuvo hasta finales del ´86, en un momento en el que sólo perduraba Savage Sword of Conan.

El mes que viene, comienza la recta final, rumbo hacia una revista… épica.

 

Compartir:

Etiquetas:

Dejanos tus comentarios:

2 comentarios

  • Teniendo en cuenta la cantidad de cosas que se metian por las venas Ace Frehley y Peter Criss en esa época, si la revista realmente tiene sangre del grupo, mas que a Diamond hay que llamar a un transa para venderla. O a Miroli, se te preocupa la salud publica

    Comentarios

    Sucubo

    12/05/2021 - 19:18

    • le pasas la lengua al cómic y quedas tieso.

      Comentarios

      gon.ruiz

      13/05/2021 - 14:02