Naoki Urasawa nos propone una mirada adulta y crepuscular al mundo creado por Osamu Tezuka en su seminal manga de AstroBoy.

Pluto

29/09/2021

| Por Fernando Ariel Garcia

4 comentarios

1JTF8ueMás que una remake

Chijō Saidai no Robotto (El robot más grande sobre la Tierra), serializado en Shōnen de Junio de 1964 a Enero de 1965, terminó convertido en uno de los mangas más emblemáticos de la larga saga de Tezuka al frente de Tetsuwan Atomu. Para hablar del ejercicio responsable del poder, de la posibilidad de resarcir los errores y de los peligros de la tecnología aplicada a fines innobles, el Dios del Manga ideó a Purūtō (Plutón), el robot del título que mostró cómo, habiendo sido creado para destruir a Atomu y entregarle el dominio del mundo a su amo, era posible alcanzar la redención y mantenerse fiel a su real y bondadosa naturaleza.

Entre los millones de chicos que siguieron ávidamente los acontecimientos impresos se encontraba Naoki Urasawa, que en esas páginas de emotiva claridad encontró el destino que quería para su vida: Ser mangaka. Ya profesional, después de un par de aciertos comerciales, alcanzó el reconocimiento internacional con Monster (1994-2001) y 20th Century Boys (1999-2006). Estaba a punto caramelo para encarar el proyecto más importante de su carrera, por el impacto anímico que implicaba. Después de un año de arduas negociaciones, logró que Macoto Tezuka (hijo de Osamu) le diera el OK. Su personal versión de Chijō Saidai no Robotto iba a ser una realidad.

0092f950a8953cf3f2afca0cf3207a7ePurūtō (traducida al inglés y al castellano como Pluto) se publicó en la revista Big Comic Original de Shōgakukan, entre septiembre de 2003 y abril de 2009. Y desde entonces, no ha parado de recibir elogios, premios y aplausos admirados. Y los tiene bien ganados. Porque si bien es cierto que Purūtō sigue fielmente los lineamientos argumentales de Tezuka, el enfoque escogido por Urasawa es tan radicalmente divergente en tono, estructura y registro, que logra convertir aquello ya transitado en territorio virgen y atractivo por lo que tiene, justamente, de desconocido.

Apoyándose co-autoralmente en Takashi Nagasaki, Urasawa mantiene intacto el conflicto generado por la dicotomía libre albedrío-destino prefijado, uno de los pilares de toda la obra de Tezuka, pero profundiza las reflexiones sobre el poder y la responsabilidad de su uso. Y para ello ubica la trama en un indeterminado futuro cercano, donde los derechos robóticos y los derechos humanos están en igualdad de condiciones, estableciendo que los robots son tanto o más humanos que los propios humanos. De hecho, los robots están considerados seres vivos creados artificialmente, tienen subconsciente, sueñan, se cansan y tienen sentimientos.

6fb3c7775cef9bce89f24dccf6035598Sin conformarse con funcionar como una remake, Purūtō complejiza la premisa original. Allí donde había un robot gigante que buscaba destruir a los siete robots más poderosos del mundo, Urasawa planta una seguidilla de misteriosos asesinatos con implicancias mitológicas, tanto de robots como de seres humanos, cometidos por una extraña entidad con poderes especiales (¿humano? ¿robot? ¿algún tipo de fusión?), cuyas motivaciones no están claras al inicio. Resignando el humor blanco con que Tezuka galvanizaba sus mensajes para el público infantil, Urasawa abraza el thriller fantacientífico, el clima noir y la sensación de tragedia inevitable típica de la Guerra Fría. Y además aggiorna todo al mundo post 11 de septiembre de 2001, ya que los robots en peligro inminente de muerte guardan algo en común: Todos tienen posibilidades de transformarse en armas de destrucción masiva. Y todos han participado del 39º Conflicto Centroasiático, el mismo que (aparentemente) trajera la paz definitiva a Persia y el continente asiático.

Antes que en grandilocuentes escenas de peleas entre superpoderosos, Purūtō articula su discurso, principalmente, alrededor de la investigación llevada a cabo por Gesicht (cara, en alemán) agente robot germano de la Europol, uno de los siete en peligro de desaparición.

pluto-mangaCon Astroboy en estratégico segundo plano (y algunas referencias cifradas a Black Jack, otro de los míticos personajes de Tezuka), Gesicht carga el protagonismo de Purūtō con interrogantes que sólo aparecen en la edad adulta: ¿Cuál es el sentido de la vida? ¿Qué lugar ocupan la familia y los hijos? ¿Cómo enfocar lo verdaderamente importante? ¿Qué hacer con nuestras propias sensaciones contradictorias, sobre todo cuando el miedo dice presente? ¿Seremos capaces de distinguir entre lo verdadero y lo imitado? ¿Podremos hacer del hoy algo más que un ayer estancado? Y si es así, ¿existe la fórmula para exorcizar el pasado, o todo está irremediablemente condenado de antemano?

170617adtUno de los grandes long sellers de la historia del manga, Purūtō llegó al teatro en Enero de 2015. Adaptada, dirigida y coreografiada por Sidi larbi Cherkaoui, la puesta ultratecnológica del Bunkamura Theatre Cocoon de Tokio incluía la interacción de actores con imaginería 3D, mapeada directamente sobre el escenario. Mirai Moriyama encarnó a Atomu, Yasufumi Terawaki a Gesicht, Hiromi Nagasaku a Uran, Akira Emoto al Doctor Tenma, Kazutoyo Yoshimi al Doctor Ochanomizu; y Yutaka Matsushige a Abullah, megalómano creador de Purūtō. Una segunda puesta de la obra, mucho menos ambiciosa en los apartados técnicos, debutó en Tokio en enero de 2018, antes de salir de gira por Inglaterra, Holanda y Bélgica. La filmación de una de estas funcionas fue emitida el 23 de Junio de 2018 por Wowow Prime, una de las principales plataformas de televisión satelital japonesa.

Hasta antes de la pandemia, Universal Pictures se encontraba elaborando una película hablada en inglés, con actores de renombre internacional. En el Festival Internacional de Annecy de 2017, además, la compañía Studio M2 había anunciado el inicio de la producción del largometraje animado Pluto, del que no hay mayores novedades.

 

 

Compartir:

Etiquetas: , , ,

Dejanos tus comentarios:

4 comentarios

  • Estoy leyendo century boys y ya me cebaron con pluto. lqlp!!! Para leer esto, es necesario haber visto astroboy? xq no tengo el mas minimo recuerdo. Creo que lo veia pero no recuerdo nada.

    Comentarios

    chuliverm

    03/10/2021 - 21:35

    • No, para nada. Como bien dice la nota, Urasawa encara el relato poniendo a Astroboy en un segundo plano. Lo que necesites saber sobre el contexto te lo van a explicar.

      Comentarios

      macumazahn

      04/10/2021 - 16:33

  • Qué monstruo Urasawa!!

    Comentarios

    Papepipopum

    29/09/2021 - 19:21

  • Excelente nota. Gran historieta, que provoca la misma emoción que de muy chicos sentíamos frente al Astroboy de la tele: siempre había alguna lección amarga que sabíamos que íbamos a atesorar de por vida.

    Comentarios

    macumazahn

    29/09/2021 - 15:29