Seguimos atentos a la evolución del icónico personaje a lo largo de las décadas de 1960 y 1970.

Popeye (parte 5)

05/12/2022

| Por Roberto Barreiro

1 comentarios

tumblr_otj45nWJ7t1vlox0ko3_1280DERECHOS TORCIDOS

Resulta que, en 1956, los cortos de Popeye tanto de los Fleischer como de los Famous Studios fueron ofrecidos por la Paramount como paquetes para ser transmitidos por la televisión. El éxito fue abrumador y una nueva generación de niños descubrieron a Popeye, a Olive… y a Bluto, que no había salido desde aquella aventura de 1932 en la historieta. Lógicamente, la gente de la Dell quería que ese éxito se tradujera en mas ventas del comic book (recordemos que en esos años se apuntaban principalmente a los niños) y le pidieron a Sagendorf que agregara a Bluto como antagonista de Popeye. Sin embargo, e inexplicablemente, la gente del King Features determinó erróneamente que Bluto había sido una creación exclusiva de la animación y si usaban el nombre debían pagarle por los derechos a la Paramount. La solución vendría en el nº 40 de Popeye de la Dell (Abril–Junio de 1957) donde la Sea Hag, en uno de sus planes para combatir a Popeye, pide que venga “el grandote que odia a Popeye” y aparece Bluto (dibujado muy parecido al Bluto animado). De ahí en más este Bluto que no es Bluto sigue apareciendo regularmente en las historias, siendo conocido como “Sonny Boy”, ya que se revela que es el hijo de la Sea Hag. When-Brutus-returned-to-the-daily-strip-on-March-8-1965-he-was-no-longer-related-to-The-Sea-Hag.-Note-how-Bud-Sagendorf-has-Popeye-introduce-him-to-the-audience.-800x251Fuera de eso el personaje es idéntico al de la animación: un tipo grandote que también corteja a Olive y que detesta a Popeye, con el que se dan de mamporros de manera regular. Que nadie se diera cuenta que Bluto SI era propiedad del King Features asombra, más si tenemos en cuenta que dos años después de este embrollo, en 1959, Stein y Zaboly hacen reaparecer a Bluto sin problemas de ningún tipo (como contábamos mas arriba). Todo este candombe hizo que, cuando el King Features decidiera financiar su propia versión de dibujos animados para televisión a principios de los años ´60 decidieran que el rival de Popeye se llamaba… Brutus. Que es el nombre oficial que usará Sagendorf a partir del nº 67 del comic en 1963. Otra de las concesiones que Sagendorf hizo a los dibujos animados fue cambiar la gorra que llevaba desde siempre por el birrete marinero de los cartoons, aunque siempre le disgustó el cambio.

276008Otra de las cosas en donde Sagendorf nunca reconoció lo que pasaba en las tiras diarias fue en el cambio de traje de Swee’pea del que hablamos más arriba. El Swee’pea de Sagendorf siempre se vistió como bebé, incluso cuando su personalidad ya evolucionó lo suficiente para responder de manera adulta a su padrastro. Tampoco va a reconocer que en las tiras de Zaboly ya existía la abuela de Popeye. Una nueva abuela, conocida como Granny va a aparecer en el nº 61 (Sept./ Oct. 1961), más brava y camorrera que el propio Poopdeck Poppy. Otro de los personajes que crea Sagendorf es Georgie, un gigante que aparece en el reino de Blozo (que deja de llamarse Nazilia en los comics de Sagendorf para convertirse en Spinachovia) para enfrentar primero a Popeye y luego volverse amigo de éste. Georgie seria tan exitoso en Italia que, bajo la traducción de su nombre en ese país (Grissino) tendría su propia serie de historietas en 1974, hecha por autores locales. Otros personajes recurrentes que Sagendorf haría aparecer en los comic books serian el perro mascota de Popeye, Birdseed; Patcheye, un antepasado de Popeye pirata que ahora es un fantasma y Hardtack, el sobrino de Brutus, igual de denso que el tio.

38c7cd72f255a54e135fb264ed706630--bud-cartoonsComo decíamos para 1958 el buen hacer de Sagendorf en los comic books sería recompensado por el King Features Syndicate al nombrarlo como el reemplazante de Zaboly, Stein y Sims tanto en las tiras diarias como en las dominicales. Todo esto sin dejar de hacer los comic books. De ahí en adelante, Sagendorf será EL encargado de Popeye, y su versión del personaje cobrará status icónico. Eso sí, cuando en 1967 los comic books (que había dejado de publicar Dell, fruto de una complicada división interna de la editorial, para ser continuados por la Goldkey y luego por el propio King Features con su propios King Comics) pasan a ser editados por la Charlton Comics, Sagendorf los abandonará para seguir con las tiras diarias (que tendrán aventuras en general más cortas que las realizadas anteriormente) y la pagina dominical. Además, en 1979 escribiría Popeye: the First Fifty Years, un libro donde contaba la historia del personaje (aunque para muchos ninguneaba el trabajo de los otros autores de Popeye, a excepción de Segar y casi no tocaba el tema de los cortos animados). En 1986, un Sagendorf ya mayor decide que quiere pasar más tiempo con su familia y decide continuar solo con las planchas dominicales, cosa que seguirá haciendo hasta su muerte por cáncer el 22 de Septiembre de 1994.

11serveimageEL HOMBRE SALVAJE DE LOS COMIC BOOKS

Cuando en 1967 el King Features decide que no seguirá publicando su línea de comic books, muchos de sus comics fueron licenciados por la editorial Charlton. Uno de estos títulos era Popeye. Como Sagendorf decidió que con su trabajo en las tiras diarias y dominicales le alcanzaba, por primera vez en muchos años, habría nuevos autores detrás de Popeye. Y allí entra en juego George Wildman

Wildman había nacido en Conneticut en 1927. Desde pequeño, uno de los personajes que había seguido era Popeye. Veterano tanto de la Segunda Guerra Mundial como de la guerra de Corea, Wildman dedicó los primeros años de su carrera tras dejar la Marina a trabajar en publicidad como artista freelance. Al vivir en Conneticut, también dibujó historietas para la Charlton, que era una empresa de la zona. Para fines de la década del ´60, se había convertido en el editor asistente de Sal Gentile, el tipo que manejaba los comics de la Charlton en el momento de la adquisición de los títulos del King Feature. A Wildman le ofrecieron dibujar Blondie o Popeye y, sin dudarlo, eligió al segundo. De ahí en adelante, dibujaría a Popeye por más de quince años.

wildman_popeyeEl primer comic book de Charlton y Wildman fue el número 94, de Febrero de 1969. Los guiones esta vez no serían de Wildman sino de diversos guionistas como Joe Gill, Nicola Cuti y Gary Poole. Y tanto el dibujo como las historias son funcionales, pero poco más, aunque nunca son los desastres que muchos de los otros comic books basados en personajes licenciados por la editorial. Ayudaba a ello el interés que Wildman tenía por Popeye y además a que, a poco de empezar su trabajo como dibujante del marino tuerto, Wildman se convirtió en el director editorial de la línea de comics de la Charlton. Esto le dio el control sobre cómo se hacia la serie, aunque cada vez era más notorio que la inspiración en las historias era más el Popeye de los dibujos animados que el de Segar. Incluso así, la serie de Charlton es una lectura agradable, aunque sin momentos de brillantez.

(el lunes, una nueva entrega)

Compartir:

Etiquetas: , , ,

Dejanos tus comentarios:

Un comentario