Enterate más sobre el libro en el que me metí a fondo en el mundo de los superhéroes, con preguntas de los miembros del staff.

¿Quién quiere ser superhéroe?

07/12/2021

| Por Andrés Accorsi

0 comentarios

254630119_1393095962583_9004061725392589885_nEra hora de publicar una nota contando un poco más acerca de ¿Quién quiere ser superhéroe?, el libro que escribí durante el confinamiento de 2020 y que hace poquito publicó Comic.ar.

Pero no quería repetir textos que ya aparecen en el libro, o respuestas de las que suelo dar en las presentaciones con público o en las entrevistas que (por suerte) me hacen diversos medios a raíz de la aparición del libro. Entonces le pedí a Gonza Ruiz y a Fede Velasco que me mandaran un par de preguntas cada uno, para armar la nota en base a eso.

Gonza me pregunta: Investigar implica leer a mucha gente que, por lo general, no suelen tener la misma opinión, no solo entre ellos sino con vos mismo. ¿Te pasó durante ese proceso cambiar de opinión no solo personal, sino con lo que estabas escribiendo?

En general no. Encontré testimonios que iban en una dirección contraria a la que planteaba yo, obviamente, y traté de discutir con ellos. Por ahí hubiese sido más fácil omitirlos, y buscar solo conceptos de autores que pensaran parecido a mí. También me pareció interesante contraponer opiniones de distintos autores que habían pensado en algunos de los temas que toca el libro, a ver qué salía de ahí. Pero la gran mayoría de las veces, me encontré coincidiendo con los autores a los que cito, y una vez que leí el libro terminado, impreso, etc., coincidí bastante conmigo mismo.

Una de las preguntas que me mandó Fede va para el mismo lado. Dice: ¿Te planteaste contraargumentos a algunos de tus postulados? ¿Hace falta un segundo libro tuyo donde te refutes ideas?

Me encantaría que apareciera un libro que refute mis ideas, pero escrito por otra persona. Alguien con una mirada totalmente opuesta a la mía que destripe mi texto, se me cague de risa y me humille como podría humillar yo a “Para leer al Pato Donald”, por ejemplo. Eso sería genial. Después, yo mismo tratar de sostener argumentos contrarios a los que sostengo… no sé, me parece medio esquizofrénico. Pero hay temas puntuales en los que no tengo posiciones demasiado categóricas, y hoy por ahí pienso de una manera… que no sé si mañana podría modificar. Por ejemplo el tema de Continuidad Sí o Continuidad No. En el libro no me juego a fondo por ninguna de las dos, aunque dejo en claro que me inclino un poco más por Continuidad Sí.

La otra pregunta que mi mandó Gonza es esta: Al terminar la escritura y el análisis en si ¿sentiste que había cambiado tu manera de ver a los superhéroes?

Un poco sí. Sobre todo porque descubrí que es un terreno infinitamente fértil para el análisis, desde las ópticas más diversas. Hay tanto, tanto por leer, por descubrir, por estudiar. Tantos temas que están ahí, presentes en los comics de superhéroes, de los que yo no llegué a hablar y de los que no sé si alguien alguna vez escribió o escribirá… Seguro que lo que más cambió de mi manera de percibir a este tipo de ficciones es eso. La riqueza de matices, de mensajes, de temas para seguir pensando y analizando. Cada día me cierra menos la mirada de “esto es un pasatiempo para distraer un rato a los pibes”. No tengo dudas de que hay muchísimo más detrás de los comics de superhéroes, y ojalá más autores se propongan aportar miradas y estudios que traigan a la luz todos esos aspectos que yo apenas rocé o que ni siquiera mencioné en el libro.

quien-quiere-ser-superheroe1-52740fd8127c93919116343126769089-480-0Y queda una última pregunta de Fede, que dice: ¿Como encontraste el balance entre data dura, opinión y análisis de los temas que abordás en el libro?

La idea original era que el libro fuera todo de análisis. Después me di cuenta de que, para la gente que no está muy empadada en el tema, eso podría resultar un embole, muy pretencioso o directamente indescifrable, y empecé a meter más data dura, que me parece que siempre suma, sobre todo si no es la data que todos los comiqueros se saben de memoria. Ahí laburé bastante, para sumar datos que no están al alcance de todos, como cuántas veces apareció en los comics cada presidente de EEUU, o todo el debate entre eruditos acerca del desdoblamiento en Tierra-1 y Tierra-2 de los personajes clásicos de DC.

Ese fue el cambio más grosso que experimentó el libro, con el baile ya empezado. La entrada de la data dura, de explicar un poco más los contextos históricos, el background de los personajes y esas cosas sin las cuales por ahí el análisis parece medio sanatero, o que le puede aportar algo solo a un pedacito del público al que puede llegar el libro.

Y la opinión… bueno, cualquiera que lea hace un tiempo mis textos sabe que siempre se cuela por algún lado la opinión. En el libro hay bastante opinión, es cierto. De hecho hay apartados dentro de algunos capítulos que son solo opinión. Pero también me di cuenta leyendo textos sobre este tema escritos por otra gente, que la inmensa mayoría mete opinión, baja línea o lleva agua para su molino. No te puedo nombrar UN análisis ascéptico de este fenómeno, y ni siquiera te puedo nombrar una historia del comic que no opine y que no baje línea.

No soy yo el que tiene que dar el veredicto acerca de si se logró o no el equilibrio entre data dura, opinión y análisis, pero fue algo en lo que trabajé bastante. Y por ahí algún día me tiro a escribir más textos que sean 100% análisis, sin concesiones, no para publicarlos en un libro, sino en un blog, o en la Comiqueando, o en cualquier otro lado donde me chupe un huevo alienar al que no está muy metido en el tema y pueda sanatear tirar conjeturas retorcidas con total impunidad.

Y bueno, nada más. Seguiré respondiendo preguntas acerca de ¿Quién quiere ser superhéroe? En las futuras presentaciones del libro. Si te interesa el tema, no dejes de buscar esta excelente edición de Comic.ar que se consigue en librerías y comiquerías a $ 2300 y te ofrece 536 páginas para leer, pensar y eventualmente debatir acerca de algo tan apasionante como son los superhéroes.

 

Compartir:

Etiquetas:

Dejanos tus comentarios: