Completamos la recorrida por los álbumes de Spirou con los que Emile Bravo resignificó al tradicional personaje del comic franco-belga.

Spirou de Emile Bravo (parte 2)

13/07/2022

| Por Gregorio Guerrero

3 comentarios

SPIROU4321Más adentro del camino gris

En la entrega anterior, nos habíamos quedado en el otoño de 1940, con Fantasio en un tren a punto de partir a Berlín. Alemania está ganando la guerra, hay oportunidades de buenos empleos en la capital, y no hay motivo para no unirse a esa ola de éxito financiero. Por suerte existe Spirou, el cable a tierra de su amigo, la inocencia pura, y luego de un intercambio brutal de palabras la situación se resuelve cuando ven que un inspector de la Gestapo que ya los tenía fichados a los dos como subversivos está por subir al tren. No hay otra opción que bajarse del tren y escapar antes de ser atrapados. Una resolución sencilla, a un problema que realmente no existía, ¿o acaso esperábamos que los dos amigos se separasen y la historia continuase en dos frentes? Ni hablar.

En esta rápida resolución vamos a ver una constante con la que Bravo trabaja en la construcción del relato. Primero nos cuenta el desenlace del cliffhanger previo en unas pocas páginas, luego se sumerge de lleno en enriquecer el relato a través de vivencias diarias durante la guerra, con algún golpe de efecto que en mayor o menor medida siempre funciona, y finalmente, construir un nuevo final abierto donde nos quedamos con ganas de seguir leyendo.

1331620_spiroubravo2Este álbum toca varios temas claves del desarrollo de la guerra desde un punto de vista civil. Lo primero que nos llama la atención es la escasez de alimentos y la distribución controlada de los mismos, seguida de la identificación de los comercios como “no judíos”. Es decir, indicaban que nadie del lugar pertenecía a la colectividad judía en pos de evitar problemas con la policía o las milicias alemanas. Por supuesto esto va atado con el inicio de la verdadera persecución, bancada por la iglesia (aquella que cobijó a Spirou en sus épocas de ser conocido como Jean Baptiste, el huérfano) y por la policía.

En todo este menjunje, Spirou y Fantasio crean un teatro de títeres con la ayuda de sus amigos Felix y Felka, una pareja de artistas con raíces judías que hacen su primera aparición en el álbum anterior, y que poco a poco van empiezan a cobrar mayor relevancia. Este teatro itinerante viajará por las escuelas belgas representando una obra que transmite ideas de tolerancia y de resistencia contra un enemigo opresor. Es más que interesante ver las distintas interpretaciones que le darán a la obra los distintos espectadores.

SPIROU4387Ya para la segunda mitad de las 88 páginas que dura el álbum, vamos a ver cómo Fantasio empieza a interactuar con gente sospechosa, la desesperación por conseguir papeles falsos de identificación alemana y el comienzo del uso de la estrella de David en las prendas de los judíos. Fiel al esquema que Bravo construye, el final nos muestra a Spirou en una situación donde tiene que decidir si su vida vale más que la de los demás. Todos sabemos cuál es la respuesta, y en un giro inesperado la situación no se resuelve a su favor como hubiésemos creído. Y así, sin anestesia, Spirou se ve en un tren rumbo a Auschwitz.

Hacia el final

El desenlace de esta dramática escena llegaría en el 2021 con la tercera entrega. Estamos en el verano de 1942, y las cosas ya se están poniendo muy picantes. Spirou por supuesto logra escapar del tren, y vuelve a Bruselas donde comienza a participar más activamente de la resistencia belga. A diferencia de Fantasio, nuestro protagonista ve con malos ojos el asesinato como parte de la lucha armada, y hace mucho hincapié en esto. A la vez, empieza a desarrollar más su conciencia como individuo en el conflicto que atraviesa al mundo y en otro conflicto que nace de él mismo a partir de las circunstancias: ¿Es realmente Cassandra, la mucama de “Diario de un ingenuo” su novia? ¿Está viva? ¿Por qué no tiene noticias de ella hace años? Estos dilemas se representan con muchísima fuerza en una escena de alto impacto emotivo, en el que Spirou tiene una especie de epifanía/visión mientras está internado en el hospital a causa de las lesiones sufridas durante el bombardeo aliado en Bruselas.

SPIROU4343En estas 112 páginas (el libro más largo de los cinco que hizo Bravo para Spirou) el desarrollo de la guerra queda un poco de lado para enfocarse en los personajes y las consecuencias directas que el conflicto ocasiona en ellos. Poco a poco Spirou y Fantasio quedarán alienados de la sociedad belga para convertirse en parias e incluso perseguidos por el Estado, y señalados por el mismísimo clero como subversivos. Como dije anteriormente, vamos a ir mechando pequeñas situaciones que le agregan textura a la historia y matices, lo que evita que todo sea chato y superficial. Y así se desarrolla la historia de Felix y Felka, escondidos en un ático, o de otros personajes secundarios partícipes de la resistencia y cómo van cayendo ante los agentes de la SS (Schutzstaffel, la policia paramilitar nazi).

Como no podía ser de otra manera, el libro termina con un cliffhanger enorme: Spirou tiene en sus manos la decisión de salvar a Felix (quien se encuentra en un tren rumbo a Auschwitz) o destruir otro tren que llega con tanques para luchar contra los británicos que pretenden liberar Bruselas.

 

9791034731640_1_75Un final y un nuevo principio

Con la situación al límite, el último álbum no se hizo esperar y llegó a Francia en Mayo del 2022. Está vez es el más corto, con tan solo 34 páginas más un epílogo de otras 7. Sin dudas, es el libro que más dilemas enfrenta, ya que desde el principio Spirou tiene que tomar una decisión que involucra muchas vidas, y a diferencia de los cliffhangers anteriores, no es sencillo adivinar hacia dónde se va a resolver el asunto.

Por lo pronto, lo importante es saber que la decisión de Spirou es no tomar vidas. Él no es juez ni verdugo, y no tiene ningún derecho de ejecutar a nadie, ya que de hacerlo no habría un límite para separarse de las atrocidades de la guerra. Spirou no cree en que matar es el deber del soldado, y su decisión va a estar totalmente influenciada por eso.

El resto de la historia se desarrolla con bastante normalidad y atado al proceso histórico ya conocido: los aliados liberan Bruselas, la guerra sigue y finalmente termina con la rendición de Alemania.

Se presentan algunos conflictos más en el transcurso de las páginas, de los cuales uno está íntegramente relacionado con la situación del tren del principio de la historia (y es el que le da la portada al álbum). El resto son quizás un poco los resabios de la guerra, como el oportunismo de la policía local, o qué sucede con los curas que fueron colaboracionistas. Justamente a partir de ello es que Spirou abandona su nombre clerical para siempre -Jean Baptiste-, y adopta Spirou como su nombre real, junto a su famoso traje de botones (el cual no usó durante la gran mayor parte de la guerra).

276172771_4747268222049310_2310494383865068709_nFinalmente, luego de 10 años, las aventuras de Spirou durante la primera mitad del siglo XX llegan a su fin. No voy a relatar qué es lo que sucede en el epílogo, pero sí que el mismo enlaza perfectamente con la primera página de Un brujo en Champiñac, el primer álbum largo realizado íntegramente por André Franquin.

Esta tetralogía (o pentalogía si contáramos el primer álbum) es un canto de amor por las historias clásicas, por la línea clara, y por las aventuras con contenido más allá de la aventura en sí. Es dinámica, es atrapante, y te emociona. Emile Bravo maneja con altura la guerra, desde un lugar humano, con el foco puesto en las personas y no en el conflicto, y re-escribe para siempre el orígen de un personaje icónico, para dejarlo nuevamente en lo más alto del podio de la bande dessinée.

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

3 comentarios

  • ¿Se puede leer la saga que comienza con «Le Groom vert-de-gris» de Olivier Schwartz y Yoann como una continuación de esta serie?

    Comentarios

    macumazahn

    22/07/2022 - 16:31

    • Sí, yo creo que está en la misma continuidad.

      Comentarios

      Andrés Accorsi

      22/07/2022 - 21:08

    • Si bien no los tengo leídos esos dos albumes, a diferencia de Andrés me atrevería a decir que no.
      Solo leí la sinopsis, y te puedo confirmar que se contradice mucho con lo que cuenta Bravo en La esperanza pese a todo.
      El hotel Moustic lo revientan ni bien arranca lo de Bravo…y en estos libros de Schwartz y Yann, todo transcurre ahí.
      «Una aventura de Spirou y Fantasio por…» no dejan de ser aventuras autoconclusivas no canonicas. Encontrarle una continuidad a los albumes de distintos autores es un poco complejo.

      Comentarios

      Greg

      25/07/2022 - 06:25