Necesario parate en el relevamiento de las aventuras de los Titans para explicar el enroscado no-origen de Wonder Girl.

Teen Titans (parte 7)

13/10/2021

| Por Fede Velasco

4 comentarios

23Cuando uno chequea cualquier fuente más o menos confiable se da cuenta de que todas coinciden en que la primera aparición de Donna Troy es en la Brave and the Bold nº 60, porque se supone que la Wonder Girl de los Titans no es la misma que aparecía en las páginas de Wonder Woman. ¿Es esto tan así? ¿Tan poca bola le daban los editores de una revista a lo que pasaba en las otras? Vamos a tratar en estas líneas arrojar un poco de luz sobre el asunto.

Como comentaba en la primera entrega, Bob Haney decide que Wonder Girl es la hermana menor de Diana, muy posiblemente por un total desconocimiento de lo que pasaba en la serie de la amazona, y ante la necesidad de sumar una chica en el equipo. Por este motivo es que esa se considera la primera aparición del personaje a pesar de que había una Wonder Girl que aparecía seguido en los comics de Wonder Woman en esa misma época. ¿Cómo es esto posible? Ahí vamos.

La primera aparición de Wonder Girl nos remonta a 1947, cuando en el nº 23 de Wonder Woman se cuenta por primera vez una historia del pasado y vemos a Diana joven, al mejor estilo Superboy. Pero seria recién muchos años después que Bob Kanigher traería de vuelta a la joven Diana en back-ups a partir de la Wonder Woman nº105. Pero como dije, Diana no tenía una sideckick, así que estas historias pasaban sin mucha relación con las del presente, hasta el día que Kanigher se iluminó.

wonder-woman-volume-1-issue-124-page-5En el nº 124 de la serie de la amazona, gracias a la magia de la tecnología, la Reina Hyppolita combina una cantidad de filmaciones de Diana en tres etapas diferentes de su vida: como una infante en Wonder Tot, una pre-adolescente Wonder Girl y una chica adulta como Wonder Woman. De esta manera logra la primera de las “historias imposibles” que tienen como protagonista a la Wonder Family, algo que no existía en la realidad. La historia en cuestión nos plantea situaciones medio bizarras, si es que un comic de esta época y tenor es capaz de resistir algún tipo de análisis. La primera es que la historia arranca con Diana en su identidad civil quien, acompañada por Steve Trevor, descubre en una cueva unas pinturas rupestres que hacen referencia a las tres encarnaciones de WW y su madre, luchando contra un dinosaurio, lo que despierta el recuerdo de Diana de cuando sucedió esta historia imaginaria. La segunda cuestión es el grado de meta que maneja la historia, ya que la idea de mezclar a las tres Wondis surge del pedido de las cartas de los lectores que recibe la propia Diana en la Isla Paraíso.

ww133Pero volvamos por un segundo al tema de la pintura. Al final la historia (que es en un 90% este flashback de Diana), se resuelve en un cuadrito, donde remata diciendo algo así como “y este fue el regalo que nos hicieron los cavernícolas?”, haciendo referencia a la historia que uno acaba de leer, que incluye un viaje al pasado y la eventual lucha de las heroínas con el dinosaurio. ¿Pero si es una historia imposible, cómo es que hay un registro histórico de la misma? Nada tiene mucho sentido, y solo va a empeorar con el correr de los números.

A partir de acá, cada tanto se publican historias que involucran a los tres personajes, con el título de “Historias Imposibles” y explicando en cada aparición cómo es posible su interacción, hasta que en el nº133 dejan de hacerlo, ya que Kanigher da por descontado que los lectores ya entendieron cómo funciona. Pero acá la cosa se complica porque en algún punto, estas historias también dejan de tener la aclaración de “historia imposible”. El cartelito va y viene, y si bien no podemos precisar que a partir de tal punto dejan de ser imaginarias, no es extraño que toda esta cuestión genere confusión entre los editores y guionistas de la editorial que no le seguían el ritmo al título.

RCO001_1462547957Para complicar un poquito más la cosas, porque eran los ´60 y la droga corría libre por las calles, en el nº 132, se incorpora el “Space Transformer”, un aparatito que servía para rejuvenecer a Wonder Woman, y de esta manera podía vivir historias en el presente como Wonder Girl o Wonder tot, que no son imaginarias, pero sin interactuar entre ellas. Aparte de esto, el nº 144 trae de nuevo una historia corta protagonizada solo por Wonder Girl, y si bien aparece la Wonder Family, la aclaración de “historia imaginaria” brilla por su ausencia. Tiene muchísimo sentido que si un guionista/ editor quiere usar a ese personaje, vaya a buscar sus aventuras en solitario para tener contexto, por lo cual no sería muy difícil suponer que Bob Haney vio este comic o alguno similar y dio por sentado que Wonder Girl y Wonder Woman no eran la misma persona.

Toda la cuestión de la Diana adolescente, queda zanjada de todas maneras en el nº 158, que sale apenas dos meses antes del debut del nº 1 de Teen Titans (que como ya explicamos es posterior a varias apariciones del equipo en otras revistas). En esta historia, Kanigher rompe por completo la cuarta pared: los personajes de la revista son convocados a las oficinas de DC y el editor del título decide cajonear a una cantidad de personajes, sacarlos de la revista de manera permanente para darle un nuevo enfoque a la misma. De esta forma “sobreviven” a la decisión editorial tan solo Diana, Steve e Hyppolita. Los demás personajes son borrados para siempre de las páginas de la revista, lo cual deja la cancha libre para que Wonder Girl haga de las suyas en la revista de los Titans sin ningún tipo de ataduras.

donnatroy-origin-tt_22_p2-v1Por todo esto es que la WG de Teen Ttitans no tiene relación alguna con la que aparecía en el título de las amazonas, y nadie tenía idea de donde había salido, ni cómo. Y esto molestaba mucho a Marv Wolfman, según el mismo cuenta en una entrada de su blog: “La serie original giraba en torno a los sidekicks adolescentes de los superhéroes adultos de DC. En vez de Flash estaba Kid Flash. En vez de Batman estaba Robin, y así. Era, en buena medida, la Justice League Junior de DC. Pero había un problema: en vez de Wonder Woman estaba Wonder Girl. Excepto porque, a diferencia de Robin, Kid Flash, Speedy y Aqualad, nunca había existido una Wonder Girl en la continuidad de DC. En la revista de Wonder Woman aparecía un personaje llamado Wonder Girl, pero según las propias historietas, en realidad era una simulación computarizada de Wonder Woman cuando era chica y no un personaje aparte. Se ve que en aquel entonces los guionistas y coordinadores de DC no leían todos los comics que publicaban, o quizás decidieron ignorar el hecho de que esta Wonder Girl no existía, para poder ponerla en los Titans. Yo, como fan, sentía que tenía que hacer algo al respecto. No podíamos tener a una heroína “falsa” peleando codo a codo con los personajes “reales”. Entonces, en mis tiempos de guionista incipiente, le propuse a Dick Giordano (por entonces coordinador de Teen Titans) escribir el origen de una Wonder Girl “real”. Y no me debe haber prestado mucha atención, porque me dio el okey. Así es como me tomé el trabajo de crear un origen que explicara a este personaje que no existía. Esta Wonder Girl no podía ser Wonder Woman cuando era chica, tenía que ser una persona aparte”.

teen_titans_22_23Es por todo esto, que en una historia complementaria en el nº22 de Teen Titans nos enteramos por primera vez de la historia de Donna Troy (en la primera mención de su nombre civil), y cómo era una niña huérfana producto de un incendio del que es rescatada por Wonder Woman, y llevada a Isla Paraíso. Ahí, con ayuda de tecnología amazona recibe los mismos poderes que sus “hermanas” y se convierte en Wonder Girl. El resto del número tiene que ver con cómo Donna decide independizarse, porque está viviendo de prestado en el cuartel de los Titans, y todo termina con un rotundo cambio de look, que la lleva al famoso traje rojo que todos recordamos.

Pasarían muchos años para que Wolfman volviera sobre su origen en el famoso “Who is Donna Troy?”, pero después la Crisis tiraría todo lo construido por la borda, y para colmo de males, unos años después John Byrne va volver a complicar las cosas. Pero ya le daremos un lugar a todo esto cuando llegue el momento. Por ahora hasta acá, estamos bien.

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

4 comentarios

  • Me he leido la nota dos veces y apenas he llegado a medio entender este proceso churriguresco. Se ve que el caos en la continuidad DC es de vieja data, eh.

    Comentarios

    J. Bencomo

    14/10/2021 - 21:49

  • Convengamos que estamos hablando de Bob Haney. Ni aunque le hubiesen explicado con lujo de detalles quien era la Wonder Girl de los comics de Kanigher hubiese cambiado nada. O sea, es el mismo tipo que escribía historias «en el presente» donde hacían team up Batman y el Sargento Rock, y donde decían que se conocían desde la Segunda Guerra Mundial.

    Comentarios

    tp_max

    14/10/2021 - 12:50

  • Buenísima la nota. Desconocía la historia de los personajes de WW vs los editores de DC xD, vamos avanzando en la historia de a poco 😀 …..

    Comentarios

    MgmRC2020

    13/10/2021 - 22:45

  • «de las cartas de los lectores que recibe la propia Diana en la Isla Paraíso.» Lo que se dice: Fumado. Igual, reconozco que eso debía ser la mejor parte ya que liberaban las historias a mas no poder.

    Comentarios

    chuliverm

    13/10/2021 - 20:43