Sexta entrega de esta mega-nota que repasa la épica historia del Dios del Trueno en sus distintas series.

Thor (parte 6)

08/12/2016

| Por Andrés Accorsi

3 comentarios

latestEL LARGO CAMINO A HOLLYWOOD

Estamos en Diciembre de 2009 y sale el nº604 de Thor, con la llegada de un nuevo equipo creativo: el guionista británico Kieron Gillen y el dibujante filipino Billy Tan. Los dos estaban a años luz de ser autores consagrados por los lectores de Marvel, pero sin embargo Gillen se las ingenió para utilizar a Thor como trampolín y lograr que, a raíz de este trabajo, le encomendaran otros más lucrativos y de perfil más alto.

Gillen se quedará poquitos números al frente de Thor, y su etapa será recordada por la forma en que convirtió a la serie en una aventura con protagonismo coral. En sus historias hay roles destacadísimos para Lady Sif, Balder, los Warriors Three, Heimdall, Tyr e incluso para un personaje nuevo, Kelda, una asgardiana que se enamora de un humano normal (que obviamente muere).

En sus tres primeros episodios, Gillen trata de cerrar decorosamente el plot de la runfla entre Loki y el Dr.Doom, que había sido puesto en marcha por su antecesor, J.M. Straczynski. Después le toca sumergirse en un arco de cuatro episodios muy vinculado a Siege, el evento que unió a todos los héroes de Marvel contra Norman Osborn, para ponerle fin a la etapa conocida como “Dark Reign”. En esta saguita lo que vemos es (básicamente) una machaca a todo o nada contra Ragnarok (el clon de Thor que había hecho su debut en Civil War) y la muerte de Loki, que obviamente va a volver.

4bf6e3c262faePara el arco final de Gillen ya no está Billy Tan y se reparten los números entre dos dibujantes bastante mejores, ambos oriundos del Reino Unido: Richard Elson y Doug Braithwaite. Asgard está en ruinas y no tiene rey, Thor y sus amigos tienen que encarar el duro proceso de reconstrucción del Reino Dorado y mientras tanto se arma una rosca jodida entre Hela, Mephisto y nuevos villanos vinculados al pasado de Asgard. Es la hora de las Disir, las valkirias oscuras, un concepto al que Gillen le va a sacar el jugo en varias series… pero no acá, porque el 614 es su último número.

En el nº615 (Nov.2010) vemos el debut de Matt Fraction y Pasqual Ferry, un equipo que viene a comerse los chicos crudos y arranca con una ambiciosa saga de siete episodios titulada The World Eaters. Fraction presenta a nuevos villanos, una raza guerrera de otra dimensión que, aprovechando que ahora Asgard está varada en Oklahoma, viene a copar el espacio que antiguamente ocupaba el Reino Dorado en ese “mapa” de los nueve reinos conectados al árbol de la vida… y ya que están, a destruirlos a los nueve.

 

thor_619_pg000El argumento es una excusa más que suficiente para una machaca épica a gran escala, que es lo que todo fan de Thor espera. Sin embargo, la saga falla a la hora de equilibrar la acción con el desarrollo de personajes. Lo más interesante que tiene Thor, que es la dicotomía entre ser dios o ser humano, apenas aflora en un momento, cuando el Dios del Trueno se acuerda de cuando era chico, y lo mucho que se divertía con las travesuras de Loki… lo cual lo motiva a resucitar a su hermanastro, ahora como un nene de once o doce años, simpático y copado, aunque todo el resto de Asgard trate de convencerlo de que es una pésima idea. Una bizarreada que dará pie a otra movida bastante interesante, a la que enseguida vamos a hacer mención. Ah, y también resucita Odín, como para no ser menos, lo cual resuelve el tema del trono vacante.

Si nunca leíste Thor, no se te ocurra empezar por acá. Entre otras cosas, porque Fraction jamás se calienta en explicarte cosas fundamentales como por qué Odín y Loki estaban muertos. El trabajo de Ferry es fastuoso, pero más de uno le criticó al catalán el exceso de splash-pages, y sobre todo la apertura, con una sóla viñeta que abarca cuatro páginas. The World Eaters termina en el nº621, y de ahí Fraction salta a un nuevo nº1 de una nueva serie llamada The Mighty Thor, cuyo lanzamiento coincide con el estreno de la primera película protagonizada por el Dios del Trueno.

batroc07OTRO VIAJE AL MISTERIO

¿Y se corta la numeración iniciada hace 8.000 años con el primer número de Journey into Mystery? No. Junto con esa nueva serie de Thor, Marvel relanza JiM a partir del nº622 (Jun.2011), como serie paralela a la del Dios del Trueno. Acá regresa como guionista Kieron Gillen, queda como dibujante titular Doug Braithwaite (después le tocará a Richard Elson) y el protagonista no es otro que… ¡Kid Loki! Con esa idea extrañísima de Fraction, Gillen arma una serie muy interesante, que llegará hasta el nº645 (Dic.2012), luego de aparecer durante muchos meses con periodicidad quincenal.

La etapa de Gillen en Journey into Mystery arranca muy vinculada a Fear Irself, uno de los eventos con crossovers más desgarradores y más vendehumo de la historia de Marvel, que gira en torno a la aparición de un hermano malo de Odín y –lógicamente- afecta a las series ambientadas en Asgard y alrededores. Sin embargo, la serie protagonizada por Loki pendejito no naufragó. Por el contrario, cosechó tanta chapa entre los críticos yankis, que hasta llegaron a describirla como “el Sandman de Marvel”.

Tiene un problema fundamental: hay que saber mucho de la historia de Thor, Asgard y todos los dioses nórdicos para entender lo que pasa. Esto está lleno de referencias a los comics ya mencionados, a la etapa de Walt Simonson, obviamente a lo que hicieron Gillen y Straczynski, tiene crossovers con New Mutants (que también la escribía Gillen) y con Thor… Si caés en bolas, te van a marear muy rápido, sobre todo porque el guionista elige no explicar puntillosamente nada de lo que menciona a la hora de mostrar el background de estos personajes. Lo que la salva (y potencia) es que lo que sucede en JiM es una especie de backstage, de runfla por detrás de la acción y la machaca, que no es para nada intrascendente. Gillen renuncia a la epopeya (por lo menos hasta la saga final, donde se prende fuego todo), demuestra conocer muy bien a estos personajes (no sólo a Loki, también a Volstagg, Odin, Hela, Mephisto, Tyr, Surtur, etc.) y logra que las roscas en las que se trenzan resulten novedosas, creíbles y coherentes con lo que cada uno hizo en el pasado.

3cbb90eb95ba45336c083f82a3bf21b1Y cuando se termina la saga del Loki borreguito y Gillen se lleva a otro lado su sana y loable intención de hacer comic de autor dentro del mainstream, Journey into Mystery vuelve a cambiar de equipo creativo y de protagonista. Lady Sif se pone al frente de la serie (luego la secundará Beta Ray Bill), con la canadiense Kathryn Immonen como guionista y el italiano Valerio Schiti como dibujante. Pero el experimento dura mucho menos, apenas 10 números hasta que en el nº655 (Oct.2013) baja para siempre el telón de esta mítica serie lanzada en 1952.

El mes que viene vemos cómo le fue a Matt Fraction en su relanzamiento de Thor de 2011.

Compartir:

Etiquetas: , , ,

Dejanos tus comentarios:

3 comentarios

  • Gillen es un genio, Journey fue la serie que más disfruté. En pleno mamarracho de Fear Itself, las únicas dos series afectadas por el evento que valieron la pena fueron de Gillen: Journey y Uncanny X-Men. Lástima que nunca lo dejan laburar tranquilo al tipo con tanto evento.

    Comentarios

    Maximiliano Britos

    04/01/2017 - 23:04

  • De Gillen hay que leer the Wicked and the divine. Me dijeron también que Phonogram era lo mas grande desde que Sacaan recomendó el pan lactal pero la verdad no la leí
    Por otro lado, soy el único que le parece que Matt Fraction esta sobrevalorado como guionista?. Si la cosa es la onda hipster me quedo cien veces con la mujer

    Comentarios

    Sucubo

    08/12/2016 - 20:26

    • Fraction tiene sus pifias pero sus aciertos. Hawkeye, Sex Criminals, Casanova, Immortal Iron-Fist… TODAS son un golazo. Su annual en Sensational Spider-Man es una maravilla, su run en Iron-Man es bastante bueno (World’s most wanted es genial), y su laburo en X-Men es más que digno.

      Y sí, Phonogram es genial.

      Comentarios

      Maximiliano Britos

      04/01/2017 - 23:09