Seguimos recorriendo el Viejo Continente en busca de cowboys de papel y tinta.

Western a la europea (parte 6)

16/05/2022

| Por Norman Fernández

0 comentarios

Bajo un cielo de acero TAPA 20mm.inddLlegamos ahora a un “Punto final”; no porque estemos cerrando este apartado, sino porque precisamente ese el título del volumen que Carlos Giménez publica en 2019 dedicado a contar una aventura final de dos de las series en las que trabajó en su juventud: “Gringo” y “Dani Futuro”. “Gringo” era un western bastante tópico (y hasta un poco ñoño) que Giménez comenzó a ilustrar, bajo textos de Manuel Medina principalmente, para la agencia de Josep Toutain, Selecciones Ilustradas, con vistas a su venta en el extranjero. La posterior repercusión la trayectoria profesional de Carlos Giménez, que le ha llevado a ser una de las mayores figuras del cómic español de todos los tiempos, fue la que permitió que se recuperase en distintas ediciones. La actualización que Giménez realiza en este “Punto final” demuestra, por desgracia, que no es un autor que haya envejecido demasiado bien a nivel creativo, ofreciendo un ejercicio absurdo de violencia sin sentido que más que mostrarse como un western crepuscular, que parece ser lo que se pretendía, supone en realidad la ejemplificación del crepúsculo de un autor.

Ya para terminar este apartado, hay que mencionar una obra que está en proceso de realización. “Bajo el cielo de acero” es el título de la obra que Joan Mundet está llevando a cabo en estos momentos y que se serializa en la revista italiana “Lanciostory». Mundet, conocido por ser el ilustrador de las novelas y las novelas gráficas de “El Capitán Alatriste” y por haber ilustrado durante una temporada la serie “Dago” para Italia, ejerce aquí de autor completo, ofreciendo un western narrado con garra y de bella factura, con una impecable descripción de los escenarios en los que sitúa la acción y un manejo de la luz a través del color igual de destacable.

9781907081798DE INDIANENREEKS & BASS REEVES

Bajo el aparentemente ininteligible título de este apartado nos dedicaremos a intentar la difícil tarea de rastrear el comic western europeo fuera del eje mayoritario Francia-Italia-España. Con una potente industria y una larga tradición a sus espaldas, el comic británico no se ha prodigado demasiado, en cuanto al género western, en las últimas décadas. Algunas de sus más notables aportaciones pertenecen a las tiras de prensa, realizadas preferentemente en los años cincuenta, de corte muy clásico: series como “Matt Mariott” de Tony Weare, “Wes Slade” de James Edgar & George Stokes o el “Matt Dillon” de Harry Bishop. El final de esa década de los 50, la de los 60 y parte de la de los 70, supondrían la etapa de máximo esplendor de los Picture Library comics de la Fleetway. El western tuvo una importante presencia en aquellas colecciones en formato de bolsillo para las que llegarían a trabajar algunos de los más relevantes autores de la época; nombres como los de Alberto Breccia, Dino Battaglia, Hugo Pratt, Jesús Blasco, Gino D’Antonio, Víctor de la Fuente, Eduardo Coelho, Jordi Longaron, Francisco Solano López, Enrique Breccia, José Muñoz o Arturo del Castillo forma parte del listado de autores que aparecieron en aquellos libritos para realizar un trabajo, seguramente bien remunerado, pero que creativamente estaba totalmente coartado por el esquema de paginitas de dos o tres viñetas. Entre las historietas de temática western destaca sobre todo el trabajo de Arturo del Castillo en cabeceras como “Lone Rider Picture Library” o “Cowboy Picture Library”. Se da la circunstancia además de que en 2019 se ha publicado en Gran Bretaña un volumen recopilando sus trabajos en esas colecciones referidos al personaje Larrigan, realizados a principios de la década de los 60. Un personaje que recuerda poderosamente al Randall que Del Castillo creó junto a Oesterheld en el mítico “Hora Cero Semanal”. Cabe añadir como anécdota que parte de los episodios de “Randall, the Killer” llagaron a publicarse en estas colecciones, convenientemente remontados, como es lógico, y rebautizado el personaje como Ringo.

el-mestizo-9781781086575_hrPosteriormente, las revistas semanales (especialmente el “2000AD”) se convertirían en hegemónicas en el mercado del cómic popular británico, lo que llevaría a la paulatina desaparición del western de los comics realizados en Gran Bretaña. Algunas apariciones puntuales serían “El Mestizo”, serie sobre un esclavo que huye a México donde se convertirá en bandolero para terminar volviendo a su país para participar en la guerra civil estadounidense, publicada en la revista “Battle” en 1977. La serie, escrita por Alan Hebden e ilustrada por Carlos Ezquerra, fue recuperada en un volumen en 2018; aunque más por nostalgia y por el cariño que siempre han demostrado los lectores británicos hacia el trabajo de Ezquerra, que por las virtudes de la obra.

“Missionary Man” sería un pseudowestern aparecido en la revista “2000AD” entre 1993 y 2002, protagonizado por un extraño predicador que vagabundea por la “Tierra Maldita”, un territorio al que la radicación le ha hecho involucionar hasta convertirlo en algo parecido a lo más árido del viejo Far West. Creada literariamente por Gordon Rennie, su principal atractivo reside en el hecho de que su primer dibujante sería un joven Frank Quitely que ya daba sobradas muestras del talento que todos le conocemos ya.

m_teixeira_coelho_eduardo_91308kFuera de Gran Bretaña, un caso especial sería el del holandés Hans Kresse que con su serie “De Indianenreeks” se dedicó a estudiar la figura de los llamados pieles rojas discutiendo muchos de los tópicos que sobre ellos existen. Por desgracia, tan solo nueve volúmenes vieron la luz, publicados por la división holandesa de Casterman, pese a que lo planificado por su autor, un dibujante de corte bastante clásico, era mucho más extenso: casi el trabajo de toda una vida como autor.

Otro dibujante al que se le puede la poner la etiqueta de clásico sería Eduardo Teixeira Coelho, con el que pasamos ahora a Portugal. Coelho es, sin ninguna duda, en gran dibujante de la historia del cómic luso. Muy influenciado por los grandes dibujantes de prensa norteamericanos, muy especialmente por Harold Foster, Coelho fue un ilustrador de una pulcritud y una pericia técnica envidiables. Dentro de su elevada producción a nivel internacional realizaría los westerns “Lobo Cinzento”, para el mercado de su país natal, o “Davy Crockett”, para la editorial francesa Vaillant.

 

(el lunes, la última entrega)

Compartir:

Etiquetas:

Dejanos tus comentarios: