Maldito Mainstream

Una nueva sección que propone explicar por qué nos cuesta tanto dejar de leer el mainstream yanki, que nos hace mal y sin embargo lo queremos.

LA LIGA DE GEOFF JOHNS Y JIM LEE

08/04/2013

| Por Martín Fernández Cruz

10 comentarios

La Liga de la Justicia de Geoff Johns no es tan medida como la de Morrison; la Liga de Johns tampoco tiene el timing cómico perfecto de Giffen y DeMatteis… tampoco es un homenaje a Gardner Fox ni tiene una relectura de la psicología del superhéroe como la de Waid, la Liga de Johns no tiene nada de esto porque es algo distinto, casi primitivo… la Liga de Johns es una forma renovada de –irónicamente- reciclar el concepto más viciado del ámbito comiquero: el de los superhéroes haciendo causa común contra una amenaza. Pero Geoff tuvo una ventaja: su Liga comenzó en un universo rebooteado en el que los personajes no  arrastraban tanta continuidad a sus espaldas. También hubo una desventaja, porque el guionista tuvo que ir al casillero cero y brindar una razón de ser para que los héroes más poderosos de la tierra se alíen. Pero Geoff comprendió que las tramas avanzan a las trompadas, a los apurones mainstream que obligan a meterle pata a las introducciones para dejar lugar a la acción, y en ese territorio, el guionista demostró saber moverse con tremenda eficacia.justiceleague

No voy a decir que estamos ante un estudio analítico sobre el rol del súper-héroe moderno –sabemos que no lo es-, pero creo que hay que agarrar la JLA de Johns como lo que es: comic de aventuras. A ver, hay un halo de negatividad contra esta Liga (que yo compartí) porque carga con la mochila de ser tomada como una lectura “pasatista” (qué palabra horrible). Pero primero habría que definir qué es pasatista, ¿es algo que leemos un rato para entretenernos? Pues si es así, sería perfecto, ya que cualquier hobby tiene como vocación primaria la de entretener. ¿Quizás pasatista es algo que no supone una lectura-profunda-compleja-y-cerebral-sobre-los-comics? Si fuese así, tampoco estaría mal, porque si cada vez que leemos historietas de superhéroes buscamos Watchmen, nos la pasaríamos leyendo y releyendo no más de 10 obras. Entonces Geoff y esta JLA, con un guión metido de lleno en cuestiones netamente aventureras, reivindica desde su lugar mainstream que las historietas deben divertir, que están hechas para entretener y deslumbrar, y que eso no significa que son menos prestigiosas que otras lecturas más solemnes. Para reforzar esta idea de una Liga 100% aventurera, está metido Jim Lee, dibujante estrella, talento hot desde finales de los ´80y un imán inoxidable de nuevos lectores. Lee le regala a sus páginas en la Liga una grandilocuencia pop que se encuentra al otro extremo de, por ejemplo, el Bryan Hitch de The Autorhity. El dibujo de Jim Lee brilla en su paleta roja-blanca-azul (de Estados Unidos, aunque sea él coreano) porque sus personajes respiran el american way of life que Superman propone. Y esto no está dicho peyorativamente, todo lo contrario, porque Superman es la luz, Batman la sombra y Lee el fotógrafo que entiende ambas idiosincrasias y puede mezclarlas en su tablero de dibujo. Wonder Woman, Flash, Aquaman, Green Lantern y sobre todo Cyborg obtienen una grandeza ilustrada que tiene que ver menos con el guión que con el dibujo. El villano, por otra parte, es inmejorable: un Darkseid todo terreno que provoca mediante su invasión a la Tierra la creación de la Liga. Este enemigo, imponente y avasallante, funciona obedeciendo su propia esencia y es una herramienta útil, no tanto para conquistar la Tierra,  sino más bien para que el lector comprenda que hay amenazas para las que son imprescindibles los team-up.JL

Una de las cosas más interesantes en esta JLA es que son personajes clásicos nuevamente revisitados para contarlos desde cero. Aunque este recurso se vio tres millones de veces, acá no es necesariamente una relectura del origen. Los que leemos desde hace años, sabemos que muchos autores necesitan partir de cero para llevar adelante su visión,  y no siempre porque la continuidad se rebootee. Pero en esta JLA, la sencillez radica en que hay cambios (ligeros, pero cambios al fin) en los perfiles de estos personajes: Batman está aprendiendo a convertirse en el genio que aún no sabe que es, mientras que Superman pretende solucionar las cosas a base de  golpes. Jordan, por su parte, es un idiota desde su primer diálogo en la página 8, y Aquaman respira un aire de realeza que verdaderamente nunca había tenido. Claro, la esencia es la misma, la materia prima de estos personajes es inviolable y a prueba de artillería, pero eso no quita la presencia de Geoff y de Lee como creadores incuestionables. Aquí ellos SON autores, y lo digo porque sus comics mantienen una estética y conservan una línea ideológica. De nuevo, una ideología que para muchos no sirve porque es “pasatista”, “pochoclera” o cualquier palabra que justifique el prejuicio de decir que “tal cosa es una mierda” antes de leerla.

La nueva JLA, al menos en sus primeros 6 números, resulta novedosa en su sencillez. Es una historieta que sólo pueden disfrutar los lectores ubicados en los extremos de la experiencia. Un lector que da sus primeros pasos comiqueros, va a encontrar un comic de aventuras con el suficiente gancho como para invitarlo a continuar hacia otras lecturas que lo llevarán a descubrir grandes obras que le permitirán disfrutar desde otro lugar el comic de superhéroes. Para otros lectores, que comprendemos que no todo es  los Avengers de Busiek (y digo esto con el respeto total a esa obra imprescindible), encontramos en la JLA de Geoff Johns un comic atractivo en su propuesta, atractivo de punta a punta y que apela a una cuestión muy primigenia en cuanto al disfrute. Disfrutamos como chicos, y no porque los chicos disfruten con poco, sino porque los chicos disfrutan con intensidad ante todo. Repito: no siempre es bueno devanarse los sesos con lecturas “profundas” cuando a veces necesitamos más nervio que cerebro. Porque estas lecturas, que se las prejuzga como vacías, terminan apelando a un placer visceral que otros comics, más craneales en su propuesta, no tienen.Justice-League_4_panel

Si la fórmula se agota a futuro, será otro cantar, pero por el momento la JLA de Johns y Lee es una lectura jugosa a la que sólo podía parir el mainstream actual, y a la que hay que saber disfrutar sin ningún tipo de culpa absurda. Y  a los que no les gusta, que la sigan jugando de intelectuales de bar buscándole mil vueltas a cada viñeta de Morrison, porque son esos mismos lectores los que en sus casas, cuando van a cagar, bien que leen Condorito (y la disfrutan).

Compartir:

Etiquetas: , , ,

Dejanos tus comentarios:

10 comentarios

  • Antes que nada los felicito por los 10 años de la comiqueando, me encuentro que esta lleno de secciones y notas grosas que no se por cual empezar. Lo unico que no me gusta es la fuente usada en la home, deja muchos espacios en blanco, incomodo para leer. Deberian cuidar eso porque es lo primero que se ve del sitio y queda desprolijo.

    Comentarios

    Hermes

    13/04/2013 - 22:04

  • Otro comentario para Pilomero… Acá te dejo un link con info de esa saga de Green Lantern y creo que hasta te los podés bajar en castellano… http://www.portalnet.cl/comunidad/dc-comics.980/1016524-dc-comics-war-green-lanterns-4s-cbr-esp.html

    Comentarios

    ethanhunt

    12/04/2013 - 14:44

    • gracias totales !

      Comentarios

      pilomero

      12/04/2013 - 18:03

  • Pilomero..!! Mucho de lo nuevo Green Lantern no leí.. Lo último fue «War Of The Green Lanterns» (salió publicada en «Green Lantern», «Green Lantern Corps» y «Emerald Warriors»… Termina en el Green Lantern #67 y hay un par de epílogos, desde ahí es donde arranca el Green Lantern #1 de los New 52, (con un rebooteo a medias como pasó con Batman)… Si le erré en algo que alguien me corrija, pero te tendrías que conseguirte eso a ver si se te aclara algo el panorama…

    Comentarios

    ethanhunt

    12/04/2013 - 14:35

  • En vez de complicarse tanto con este rebooteo a medias, DC debería haber sacado una línea alternativa estilo la Ultimate de Marvel. De esta forma podría haber actualizado a sus personajes con nuevos orígenes de la manera que quisieran y sin necesidad de alterar y modificar la continuidad principal.

    Comentarios

    Griffin

    10/04/2013 - 23:43

  • Coincido 100% con Deadshot, creo que ese es el GRAN error que cometió DC, o se rebootea en serio o no… Se quedaron a mitad de camino, y para algunos personajes (Batman, Green Lantern) los cambios fueron mínimos, mientras que para otros fueron más radicales… Ahora ya está, dejaron pasar la oportunidad, a menos que hagan el re rebooteo…

    Comentarios

    ethanhunt

    10/04/2013 - 14:38

    • Recurro a tus conocimientos , amigo Ethan : aclaro que solo leo los comics en español ya que mi inglés es como el de Tevez. leo green lantern desde el numero uno ( supuestamente desde el reboot) y me encuentro con que hay una historia que viene de arrastre. como es la cosa ? se rebutió o no se rebutió ? chas gracias de antemano !

      Comentarios

      pilomero

      10/04/2013 - 18:55

  • Concuerdo con tu analísis en varios puntos, debe existir cómic entretenido, para que haya aburrido, obras maestras que compartan espacio con menores y desechables. No he leído nada de esta liga , porque en el momento que salió Johns , estaba sacando unos números horrorosos de Green lantern ( 1-6 Sinestro) y porque en los trabajos de Jim Lee la historia está al servicio del dibujo a tal punto que parece un portfolio de ilustraciones o álbum de cromos. Tu reseña en todo caso me invita a darle una oportunidad. De los puntos que tocas , uno que se podría haber aprovechado en este reboot (light), es partir de cero, cómo tu dices que pasa en esta liga. Si para un lector esta es su primera experiencia con estos personajes y pretende seguir sus aventuras se va a topar con problemas, Batman y Green Lantern, tienen mínimos cambios en sus numerosos títulos y una continuidad difícil de digerir. Es decir o se rebootea en serio o no.

    Comentarios
  • Coincido en reivindicar el comic pasatista como una habilidad a desarrollar y como una característica a admirar.
    Yo lo que nunca (ni desde chico) pude admirar es el dibujo de Jim Lee. Ya sé que tiene fans, pero nunca nunca nunca logró gustarme ni un poquito y ésa fue la principal razón que me mantuvo alejado de ésta JLA. Y eso que soy muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuy fan de la JLA!

    Comentarios
  • Concuerdo en su mayoría. La Liga de Geoff Johns es un comic pochoclero, pero no por eso menos disfrutable. Pura acción, salpicado de una que otra escena interesante y un par de diálogos que valen la pena, sobre todo cuando Johns intenta poner un toque de humor, como en los intercambios de Barry y Hal, o Barry intentando molestar a Batman.
    Es parecido en algún punto a la película de los Avengers, me imagino la cabeza de Johns pensando «¿Cómo sería una película de la Justice League en este preciso momento?» y le salió ese primer arco de seis números. Sin necesitar explicaciones, todo pasa rápido, a los tumbos, haciendo que los personajes se conozcan de esa forma. Y no gasta páginas presentándolos al lector, el lector ya sabe quienes son, por eso eligió leer a la JL. Le deja el desarrollo a cada una de las series individuales, y sin embargo se nota que esos personajes no tienen exactamente las mismas motivaciones que sus versiones pre-reboot. Igualmente no es una obra de diez puntos, el papel de Cyborg no deja de sonar forzado en toda la historia, por ejemplo. Pero no importa, que quede para desarrollar más adelante, esos primeros números cumplen.

    Comentarios

    Damian

    08/04/2013 - 21:19