Maldito Mainstream

La obra de Pichetshote y Tefenkgi tiene muchísimo más para entregar que solamente una mirada incisiva y siempre necesaria sobre la discriminación.

The Good Asian

25/03/2022

| Por Matías Depettris

4 comentarios

f235d5dc43e810115a158a149577ddf6e536f4eaaec7fcf7f5fb1cc71d43488e36189Pocas veces como este mes siento una enorme satisfacción al tener este espacio en el sitio de Comiqueando, porque me permite acercarles a ustedes un joyita que -por motivos que desconozco- está pasando por debajo del radar de todo el mundo, una pieza de ingeniería del policial negro moderno que todo lector de historietas que se precie de serlo debería leer.

The Good Asian está ambientada en la ciudad de San Francisco de 1936, la metrópolis por antonomasia que mayor concentración de inmigrantes chinos tenía en esos años, con barrio propio incluido. Hace más de medio siglo que un veto migratorio le prohíbe a esa nación emigrar legalmente hacia el país del norte, y aquellos que así y todo deciden arrimar sus amarillas caras a las costas de esta ciudad son detenidos y derivados a una isla para «revisar» sus papeles y ver qué se hace con ellos. También son deportados a este lugar olvidado por Dios aquellos asiáticos que son encontrados en actitudes sospechosas, así que se podrán imaginar el caldo de cultivo que se fue formando en esta isla. Por otro lado, muchos de los personajes importantes que van a poblar este comic pertenecen a la primera generación de estadounidenses que creció bajo la prohibición de inmigración de su propio pueblo: los chinos.

STL203275El relato sigue los pasos de Edison Hark, uno de los primeros detectives chino-americanos de EEUU., hijo adoptivo de un hombre muy rico y poderoso de San Francisco, Mason Carroway. Mason tuvo además dos hijos biológicos, Frankie y Victoria. El varón logró generar un vínculo muy fuerte con su hermano postizo de ojos rasgados, la mujer en cambio decidió dar un paso al costado a la hora de establecer puentes emocionales con lo que considera es una «obra de caridad» de su turbio padre. Edison y Frankie, por otro lado, idolatran a Mason y muestran una enorme preocupación cuando el mismo desvanece y entra en estado de coma. Dicen las malas lenguas que la causa fue una rencilla doméstica con el amor de su vida, una criada también china de nombre Ivy Chen que, oh casualidad, lleva un par de días con paradero desconocido.

Edison tendrá entonces que utilizar sus contactos y conocimiento de los bajos fondos del barrio chino para averiguar lo que sucedió con Ivy Chen, y tendrá que darle explicaciones al detective O’Malley, un irlandés de muy pocas pulgas que está a cargo del escuadrón de la policía de San Francisco. O´Malley tiene por misión mantener la paz en este particular territorio, y quiere saber por qué Edison protege a un niño sospechoso de haber matado a un americano con un hacha, el arma predilecta de un asesino serial que perteneció a la pandilla de los Tongs, una de las mafias más mortales de la región que supuestamente fue desarticulada hace meses.

dc379fa3a8a1ed8c16322f92e3c6f094._SX1280_QL80_TTD_La hazaña más importante que logran el guionista Pornsak Pichetshote y el dibujante Alexandre Tefenkgi es sintetizar una enorme cantidad de información en muy pocas páginas para construir una historia potente con un enorme componente dramático, enmarcada en un momento histórico donde la paz cuelga de un hilo cada vez más delgado, literalmente, ya que una de las más grandes guerras de la humanidad está a la vuelta de la esquina. Este relato, que encuentra su perfecta intersección entre el noir más clásico y las historias más contemporáneas, evoca obviamente al mejor Raymond Chandler, pero también tiene reminiscencias a la espectacular serie de TV «Warrior» de Cinemax, la cual fue desarrollada bajo supervisión de los herederos de Bruce Lee, en base a bocetos de un guion y directrices del mismísimo aclamado artista marcial. De hecho, los parecidos por momentos parecen superar las meras casualidades: en ambas obras los Tong son referenciados, hay un detective descendiente de irlandeses que ocupa un lugar importante en la trama de ambas historias y hay un alto contenido de política, sociología y economía en las dos líneas argumentales.

En relación a esto, hay muchas situaciones que se fueron disparando por pura discriminación y exponen estúpidamente la por momentos lamentable idiosincrasia del norteamericano promedio. Un ejemplo: la explotación de los inmigrantes chinos a finales del 1800 por parte de los dueños de granjas y fábricas llevó los sueldos de esa mano de obra a niveles paupérrimos y provocó una de las grandes crisis económicas de ese país, lo que desembocó en un odio descomunal hacia los chinos , que generó disturbios y ataques directos a esta raza. O sea, no conformes con ser explotados, además los culpan de una crisis económica ya raíz de eso, los cazan hasta matarlos.

RCO004_1642063049Pero como comentaba en párrafos anteriores, The Good Asian no se queda solamente con este recorte, aborda un montón de problemáticas más, y cada una de ellas entrelazada con la migración china. Los chino-americanos nacidos en EEUU, las mafias actuales y el manejo turbio que tienen con los papeles que validan la permanencia de extranjeros o títulos de propiedad o acreditaciones de logros académicos, los planes de infiltración, expropiación, expansión y ascenso de ciertas agrupaciones asiáticas que sí tienen una «agenda roja», una central telefónica operada por chinas y varias tramas del mismo tenor se van abriendo a medida que se acumulan los números, con la carga de información justa para que el conflicto quede establecido y entendamos de a poco las conexiones con la trama principal, la cual casi siempre va a tener como eje la vida del detective Edison Hark. Casi siempre.

Si nos tomamos unos instantes para analizar la convivencia entre el guion y el dibujo, salta a la vista el pedigrí de escritor y director de cine y televisión que tiene Pichetshote. Más allá del enfoque clásico y una puesta de página muy sobria, muy coherente con el clima de suspenso y el género invocado, hay elementos en la narrativa audiovisual que funcionan como llamadores de las pistas que va descubriendo Hark cada vez que se encuentra con una nueva escena que al menos a mí me parecen evocar una dinámica audiovisual. Pero lejos de disgustarme, esa «convivencia» entre ambos medios me permitió retroceder varias veces en busca de nuevas pistas que quizás los autores no me ofrecieron en bandeja en ese momento, imaginando que como lector soy una encarnación del legendario Charlie Chan.

_27b94b804bClaramente no es gratuito que una editorial como Image se permita la publicación regular de un comic como The Good Asian, ¿no? Es difícil imaginar un recorrido histórico que tenga más actualidad que esta serie y los tópicos que aborda, aún cuando ya se haya cumplido más de un año desde que uno de los presidentes más xenófobos que jamás tuvo EEUU. haya abandonado democráticamente su puesto. Por suerte, la obra de Pichetshote y Tefenkgi tiene muchísimo más para entregar que solamente una mirada incisiva y siempre necesaria sobre la discriminación.

Compartir:

Etiquetas: , , ,

Dejanos tus comentarios:

4 comentarios

  • Muy buen hallazgo, gracias por la recomendación. Porqué número va la serie?

    Comentarios
    • Hola, maestro. Mil disculpas por la demora en responder. Tuve problemas con mi usuario para loguearme. El último número que salió es el #10, viene jodida la regularidad de la serie.

      Saludos.

      Comentarios

      Logan_San

      04/06/2022 - 03:06

  • Pinta re interesante, la voy a buscar. Gracias por la data

    Comentarios

    Papepipopum

    26/03/2022 - 17:21

    • De nada, gracias a vos por comentar. Ojalá la disfrutes.

      Comentarios

      Logan_San

      04/06/2022 - 03:05