Maldito Mainstream

¿Te gustaría sobrevivir al apocalipsis en una mansión a orillas de un lago rodeado de un selecto grupo de amigos? James Tynion IV nos invita a desconfiar.

The Nice House on The Lake

04/06/2022

| Por Matías Depettris

0 comentarios

large-3151097Soy consciente de que hace menos de un año he recomendado en esta sección otro comic del neoyorkino James Tynion IV, el polémico The Department of Truth, que despertó el odio visceral de un par de paranoicos hacia la forma en la que abordé la premisa de aquella serie regular, pero les juro que no estoy pasando por una etapa de obsesión con un escritor puntual. Sencillamente, esta maravillosa historia para el sello Black Label de DC Comics cayó en mis manos y fue muy difícil no acercarles una reseña que le hiciera justicia y los pusiera en alerta para darle una oportunidad.

Resulta que Walter al parecer se siente muy solo y decide armarse de valor para organizar una reunión descomunal en una hermosa casa sobre un lago al norte del estado de Wisconsin, tal y como lo indica el título de este comic. Y si bien dispone de espacio para 15 personas solo terminan asistiendo 10 amigos a pasar una semana casi idílica, dejando que el anfitrión los malcríe y los mime.

Luego de la reunión inicial el primer día, después de que varios de los invitados recorrieran parte de la casa, entrada la noche, mientras disfrutan de una parrillada al lado de una pileta climatizada, de a poco descubren que alrededor de ellos el mundo está llegando al final: el apocalipsis parece haberse desatado y una lluvia infernal está destruyendo cada una de las ciudades. Y, oh casualidad, la inocente proposición de Walter no fue azarosa, era bien consciente del caos que se desataría en el resto del mundo y convocó a sus seres más queridos a esta magistral casa sobre el lago para protegerlos de esa destrucción inminente e inevitable. La promesa del anfitrión es que en tanto y en cuanto se mantengan en la casa, tendrán lo necesario para sobrevivir y mantenerse entretenidos, razón por la cual no son pocos los que piensan que son poco menos que prisioneros VIP de un psicópata que quiere llevar adelante el último Big Brother de la existencia, literalmente.

The-Nice-House-on-the-Lake-2021-001-014Si uno menciona a James Tynion IV en el ambiente comiquero lo primero que todos reconocen es su bastante digno trabajo en Detective Comics o Batman, pero la realidad es que el guionista desde hace años viene codeándose con el terror y el suspenso. Fue uno de los escritores de Hellblazer en el relanzamiento del personaje para la iniciativa DCYou y luego para Boom! Studios clavó 36 números de la genial The Woods y en el 2019 comenzó otra serie de terror, Something is Killing the Children, la cual aún no concluyó. Dicho esto, y habiendo leído todas estas obras recién mencionadas, no me tiembla el pulso al afirmar que The Nice House on The Lake es su trabajo más elaborado. Lo primero que me lleva a esta conclusión es la estructura narrativa que utiliza para contarnos los hechos: cada número tiene un pequeño prólogo donde al parecer uno de los «invitados» rompe la cuarta pared y le relata, desde un posible futuro, parte de los hechos al lector, invitándolo también a revivir un flashback del pasado en común que este personaje tiene con el enigmático Walter. Los recursos utilizados para armar este rompecabezas de relaciones entrecruzadas muchas veces podrán parecer toscos, pero son efectivos. Por ejemplo, asignarle a cada personaje invitado un nombre clave relacionado con su profesión o su hobby principal y un logo, esto nos permite a los lectores relacionar de forma mucho más visceral el cuadro que nos quiere pintar Tynion IV, y en algunos casos tiendo a creer que ese «apodo» es un poco peyorativo.

The-Nice-House-on-the-Lake-2021-001-020Lo llamativo de este comic es que mientras que otras propuestas post-apocalípticas similares generalmente tienen como protagonistas a un montón de personajes con una educación básica que en muchos casos ni siquiera incluye el secundario completo, esta maxi-serie de 12 números reúne a profesionales con títulos de grado o personas que cómo mínimo pisaron una universidad y se involucraron fuertemente en los estudios, y fue ahí donde pudieron conectar con Walter. Otro de los recursos narrativos utilizados son mails, chats o transcripciones escritas como si fueran guiones televisivos de diálogos entre los personajes, algo que al menos a mí me remite fuertemente al escritor Jonathan Hickman. Pero en este caso puntual, la información ofrecida de esta manera no suele ser redundante ni tampoco sofocante por la cantidad de texto que uno tiene que leer.

The-Nice-House-on-the-Lake-8-4Lo que sin dudas hace una enorme diferencia entre esta propuesta y otras muy parecidas es el color de Jordie Bellaire, una artista que paso a paso se posicionó como la mejor de la editorial en esta área. Las hermosas paletas de colores con las que trabaja proyectan exactamente el clima que cada escena requiere, y la facilidad con la que cambia de tonalidad sin que esto resulte chocante no deja de asombrarme. No utiliza colores «claves» para ciertos personajes ni necesita decantarse por lo obvio para resolver escenas de tensión y encuentra siempre la forma idónea de colorear lo ilustrado por Álvaro Martínez Bueno, de manera tal que las transiciones surjan de forma natural, y no por esto deja de sorprender a cada página. Y con esto no estoy desmereciendo para nada la labor del eximio dibujante español (que me remite todo el tiempo al mejor Sean Phillips), pero lo que logra Bellaire en cada página me renueva el amor por este medio, así de simple.

House-on-the-Lake-8-3Un paraje idílico para un grupo de personas que no son unos completos extraños los unos a los otros pero tampoco los mejores amigos (no al menos todos ellos), reunidos para salvaguardarse del fin del mundo y obligados a co-existir incómodamente sin respuesta alguna acerca del porqué de este privilegio que les toca sufrir. Un anfitrión que se revela como una mente maestra perversa con dotes y capacidades que nos permiten dudar de su naturaleza humana. Una mansión que solo existe en las novelas de ricos y famosos, a orilla de un lago, repleta de esculturas extrañas que esconden una simbología misteriosa. ¿Necesitan algo más para que se les abra el apetito por esta obra?

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios: