Hablemos de Byrne

John Byrne sólo estuvo medio año en la serie de Hulk, pero igual la rompió.

The Incredible Hulk

30/10/2015

| Por Leandro Paolini

1 comentarios

23684-2406-26399-1-incredible-hulk-theCuando John Byrne dejó Alpha Flight y se fue a hacer Hulk, aunque sólo estuvo medio año en dicho título, la rompió! Byrne no pasaba por una serie de manera ligera. En los ´80, el autor criado en Canadá no sólo tenía el toque de Midas, sino que desde donde le pegue, la clavaba en un ángulo. La serie regular del gigante gama se movilizó en ese 1985 a pura machaca (donde cobran mucha chapa grossos Vengadores y Doc Samson, uno de mis personajes favoritos de Marvel), junto al replanteamiento de la dirección argumental del alter ego del Doctor Banner.

Byrne quería volver a las bases. Quería hacer con Hulk lo que finalmente logró hacer en Superman, con Man of Steel. Había acordado con Jim Shooter más de un año de tratamiento del personaje, pero sólo llegó a sentar unas mínimas bases, dado que una vez que el creativo agarró las riendas del título, el editor decidió no darle curso a las ideas más vanguardistas (hacer un Hulk mucho más salvaje, como cuando mata el ciervo en el n°314). Por diferencias creativas e irreconciliables (sumadas al pase a DC), Byrne sólo realizó los números 314 al 319, la Marvel Fanfare n°29 y el anual 14.

-1Bill Mantlo escribió Hulk durante seis años y le dejó la comida servida para que Byrne realizara los cambios que el británico quería (pura machaca con un Hulk sin intelecto ni alma, separado del cuerpo de Banner, para cerrar con el casamiento de Bruce Banner y Betty Ross). Del planteo original, Byrne sólo usó lo más importante.

El guionista y dibujante quería ponerle punto final a los enemigos que usó en el n°314 (Modok, Rhino, Líder, Juggernaut, Abomination) y crearle una nueva galería de villanos (que no llegó a desarrollar). En el n°315 Hulk y Banner quedan definitivamente separados y el foco se desplaza hacia los Hulkbusters (ambos conceptos iban a ser mucho más desarrollados con el transcurso de los números que Byrne no llegó a escribir). El n° 316 es de pura acción con el juego de personalidades de los pesos pesados de los Vengadores, tratando de detener a un Hulk irracional y más salvaje que nunca (mamá, cómo garpa este número!).

Como Byrne olfatea su salida, Bruce Banner le propone casamiento a Betty Ross en el n°317 y continúa con las peleas, mientras piensa cómo cerrar el arco que finalmente logra hacer para el 318. La sumatorias de “no” por parte de Shooter es lo que lleva a Byrne a abandonar el título al que quiso venir, no sin antes concluir el n°319, donde Betty pasará a llamarse Betty Banner. Bruce finalmente se casa con el amor de su vida.

-5El portazo de la serie regular lo da Byrne cuando le rechazan que el n°320 sea hecho a pura splash-page. Eso colmó la paciencia creativa del barbudo y así comenzó a planear su exilio en la contra (DC), no sin antes hacer algunas cosas más con Hulk. En el n°29 de la revista Marvel Fanfare, Byrne usa a Hammer & Anvil y Scourge como villanos, tres enemigos que iba a utilizar para la nueva galería de villanos del Goliat Verde que no llegó a desarrollar en plenitud, en la serie regular. El anual 14 de la serie va entre los n°s 314 y el 315 y es una historia intrascendente más, de un científico (este viene con sobre peso) que quiere copiar el sistema de irradiación gama para ser inmortal. Al final el villano no sólo termina derrotado sino que estira la pata.

El paso de Byrne por esta serie es intenso, concreto e importante por la impronta de acción que trajo, por los personajes grossos que utilizó, porque asienta la idea que Hulk y Banner no pueden estar separados ni físicamente, ni místicamente; y porque dejó un hito histórico al casar a Bruce con Betty. Junto a algunos números y especiales de Peter David, es vital que tengas estos números de Byrne si sos muy fan del Increíble Hulk!

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

Un comentario

  • Excelente Nota! Tengo pendiente esta gran etapa de Byrne en Hulk, es un personaje del que he leído más bien poco pero que tuvo la suerte de contar con el gran Peter David, que lo llevó por caminos insospechados.

    Comentarios

    Cuestionador

    14/11/2015 - 01:06