Te invitamos a recorrer la trayectoria de un mangaka osado e innovador, que es sinónimo de éxito hace más de 40 años.

Buichi Terasawa (parte 1)

19/10/2021

| Por Martín Fernández Cruz

0 comentarios

181123_2_largeDe los grandes mangakas que marcaron un quiebre a partir de los años ´70, probablemente uno de los más recordados y queridos sea Buichi Terasawa. Nacido en 1955, este autor salió a la conquista del mundo a través de su Super Agente Cobra (por lejos, su pieza más popular), Goku Midnight Eye y otros tantos personajes que, desde una ciencia-ficción madura de pocos matices, cautivó a varias generaciones de lectores. Pero el estilo del mangaka no solo tiene que ver con la brutalidad de sus héroes, sino también con una clara influencia occidental y, una de sus principales características, una experimentación constante con nuevas técnicas de dibujo aplicadas a la narración. Fue justamente la combinación de un estilo crudo y violento, de mujeres exuberantes y hombres hercúleos, el que catapultó al éxito a Terasawa. No importa que sea un manga de ciencia-ficción, de samurais o de agentes secretos, en cualquiera de sus obras siempre va a estar presente su estilo, y como sucedió con casi todos los mangakas, todo empezó a través de Osamu Tezuka.

LA BESTIA NIPONA

Buichi Terasawa nació el 30 de marzo de 1955, en Hokkaido, y desde su adolescencia comenzó a realizar historietas como hobby. Pero al igual que muchos profesionales, el padre de Cobra, no pensaba en el manga como un medio de vida. De hecho, el futuro artista en su juventud estaba abocado a otra pasión que le consumía buena parte de su tiempo: el cine. Ese amor por el séptimo arte sería una pieza clave en su futuro como autor.

s-l300Adicto a cuanta novela de ciencia-ficción tuviera a tiro, Terasawa comenzó su camino profesional en algunas revistas no muy populares, pero decidió abocarse con más esfuerzo a los mangas cuando a mediados de los ´70, no consiguió entrar en una universidad para la que había solicitado beca. Tras ese fracaso, Buichi se mudó a Tokyo, y fue así que en 1976 se pone a trabajar bajo la dirección del mismísimo Tezuka dentro del departamento de Manga de Tezuka Productions. Huelga decir que si bien Buichi estaba dando sus primero pasos, en sus años iniciales su nivel de dibujo era notable. Bajo el ala de Tezuka Productions, y luego de un largo tiempo en el que realizó trabajos menores, Terasawa logró su primer reconocimiento con el manga Mother Earth, Turn Green Again. Inmediatamente después, el autor da a luz en 1978, y en las páginas del Shonen Jump, a su creación más popular: Space Adventure Cobra. De ahí en adelante, Buichi escribiría a puro nervio una de las piezas más importantes en la historia del comic mundial.

LA DEL PIRATA MANCO

2149cea982729d8b52ad76e48600be2eEn líneas generales, todos los mangakas importantes deben su popularidad a una creación que los destapó, que los llevó al podio absoluto y les permitió disfrutar las mieles del éxito. Y para Terasawa, ese podio es Space Adventure Cobra. Resulta que Buichi tenía el boceto de una mujer con un arma como brazo derecho, y con esa idea en mente, ideó el que se convirtió en su personaje más importante. La guerrera pronto pasó a ser un guerrero, al que le dio la cara del actor francés Jean-Paul Belmondo, del que Terasawa era fan. Y así nació, en un Shonen Jump de 1978, Space Adventure Cobra. El manga no tardó en convertirse en éxito, y su duración se extendió hasta 1984, tras cientos de episodios compilados en 18 tomos. La historia comienza con Johnson, un oficinista mediocre que, saturado por la gris monotonía que lo envuelve, decide contratar los servicios de una empresa que se dedica a implantarle sueños a sus clientes. En ese mundo onírico, el mismo hombre se convierte en Cobra, un pirata espacial famoso por su valentía, astucia, y por tener en su brazo derecho una potente psico-arma. Finalmente el sueño llega a su fin, y Johnson debe volver a su rutina. En camino a su casa, el hombre descubre que en realidad él mismo es Cobra, y que ese sueño solo lo hizo recuperar su memoria.

2A partir de ese momento, Cobra volverá y, con la ayuda de Lady Armanoid, tendrá que enfrentarse nuevamente a los peligros agentes de la Cofradía Galáctica. Pero el destino del protagonista cambia rotundamente cuando conoce a Jane Royal, una mujer que le propone encontrar a sus dos hermanas, ya que al reunirlas, las tres pueden combinar sus tatuajes y revelar el mapa a un enorme tesoro. A lo largo de esa misión, el héroe se enfrenta a Crystal Boy, un hombre con el esqueleto de oro. Este es el puntapié inicial de una serie de ciencia-ficción brillante, que a lo largo de sus distintos arcos combinó elementos de drama, acción, comedia y aventura. Por esto y mucho más, Cobra es aún hoy la obra maestra del autor.

LOS´80, LA TECNOLOGÍA, Y LOS NUEVOS PERSONAJES

Entrados los ´80, y al margen de su trabajo en Cobra, Terasawa desarrolló otros mangas que, a pesar de no haber gozado de tanta popularidad, son obras que demuestran su enorme talento. Vale destacar que en esa década, el autor comenzó a utilizar la computadora como una herramienta imprescindible a la hora de preparar sus mangas. En este aspecto, Terasawa es el pionero indiscutido, ya que ningún mangaka pensaba siquiera en realizar un comic por computadora.

karasu-tengu-kabuto-75169ffa-de60-4ae2-afb6-e7359283881-resize-750Tímidamente, y poniendo en práctica el uso de la computadora, Terasawa comenzó a publicar en 1985, en la revista Weekly Boy´s Jump, el comic BAT, cuyo principal atractivo consistía en estar realizado a ocho colores, algo poco habitual en cualquier manga de ese período. Luego de ese trabajo vendrían dos creaciones mucho más interesantes, Kabuto y Goku Midnight Eye.

En 1987 ve la luz, en las páginas de la revista Fresh Jump, el nuevo comic de Terasawa: Karasu Tengu Kabuto. Este manga tiene la cualidad de mezclar elementos fantásticos con otros históricos, uno de los tópicos más recurrentes de Buichi. Aquí el protagonista es Kabuto, un guerrero de la estirpe de los cuervos Tengu, cuya principal habilidad radica en la posibilidad de desplegar alas. Su enfrentamiento será contra Doki, jerarca de las tinieblas, y quien mediante su poder convoca a los demonios. Sin lugar a dudas, Kabuto representa una de las mejores épocas de Terasawa, y su dibujo alcanza un nivel elevadísimo.

Pero la obra más interesante de este período es Goku Midnigth Eye, que debuta también en 1987. El protagonista es Goku –en referencia a la famosa leyenda del Rey Mono-, un detective privado que misteriosamente recibe un ojo inteligente y un bastón que se extiende a voluntad. La trama transcurre en una ciudad futurista atravesada por delincuentes peligros, mujeres sensuales y tecnología de avanzada. Pero esa descripción no transmite la verdadera potencia del manga, que de modo enérgico avanza página a página, a lo largo de los varios tomos que la integran. Se puede asegurar que en este punto, Terasawa llegó a uno de los picos más altos de su obra. Y probablemente, sabiendo que había conquistado una cima, Buichi se propuso un cambio.

(El lunes, la segunda parte)

Compartir:

Etiquetas: ,

Dejanos tus comentarios: