Primera parte de un breve repaso por la etapa clásica de The Incredible Hulk, centrado en los años de Stan Lee al frente de la serie.

Hulk: Los Años Monstruosos (parte 1)

24/04/2015

| Por Andrés Accorsi

2 comentarios

Hulk11. VERDE ESPERANZA

Estamos en 1962, Fantastic Four es un éxito que crece todos los bimestres y pronto pasará a ser mensual. Stan Lee y Jack Kirby de a poco empiezan a reemplazar a los monstruos onda Fing Fang Foom y Krakoom por superhéroes, pero sin cambiar los títulos de las revistas. Así es como Spider-Man debuta en Amazing Adult Fantasy y Thor hace lo propio en Journey Into Mystery. Y a la hora de lanzar un título desde cero, Lee y Kirby optan por un atractivo refrito del clásico Dr.Jeckyll/ Mr. Hyde, mechado con el monstruo de Frankenstein y, a tono con toda esa época de Marvel, un origen en el que un prodigio de la ciencia que supuestamente haría progresar a la Humanidad, termina por salir mal y por darle superpoderes a alguien que no los quiere. Estamos en 1962, en el mes de Mayo, y Marvel lanza a toda fanfarria el n°1 de The Incredible Hulk.

Pero el gigante perseguido, que empezara su carrera de color gris, para pronto pasar a su famoso tono esmeralda (se supone que las imprentas de aquel entonces no reproducían bien el gris), capaz de rebolear tanques militares como si fueran naranjas, no prende entre los lectores. No importan los villanos, no importa el romance entre el tímido Bruce (que competía con Peter Parker a ver quién era más nerd) y Betty Ross, ni la furia del padre de esta, el General «Thunderbolt» Ross, contra el monstruo esmeralda. La revista vende poco y el n°6 es el último. Evidentemente, la cosa todavía estaba muy verde.

TTA60+-+CoverSin embargo, Stan y Jack decidieron salir a mostrar a su monstruo a los lectores de los otros títulos de Marvel y pronto Hulk se enfrentó por primera vez a Ben Grimm (The Thing), el otro héroe-a-pesar-suyo-horrendamente-deformado de la casa, en la inolvidable Fantastic Four nº12. A esa aparición le sigue casi inmediatamente la del nº1 de Avengers, donde Hulk forma equipo con Iron Man, Thor, Giant Man y Wasp. El gigante verde cobra mucha chapa en los cuatro primeros números de la serie y Lee y Kirby deciden relanzarlo.

2. ALTO IMPACTO

A partir de su n°60 (1964), la revista Tales to Astonish se compone de una historia corta de Giant Man y Wasp y otra de Hulk. En este segmento de Tales to Astonish, Hulk forma de a poco una cuantiosa galería de villanos a la que se integran el Leader (nº62), Amphibion (n°73), Abomination (n°91) y varios enemigos de otros héroes como Rhino, el Circo del Crimen y Absorbing Man. La primera saga en Tales…, en la que Hulk enfrenta por primera vez al Leader, se extiende a lo largo de 14 episodios, algo muy poco frecuente en los comics de ese entonces, pero a la vez un recurso que Marvel comenzaba a utilizar en sus series de 11 páginas (Dr. Strange, Nick Fury, Thor, Hulk). Acá el equipo Lee-Kirby funciona como un relojito, y los episodios que no dibuja el Rey corren por cuenta del no menos inspirado Steve Ditko.

Tales_To_Astonish63HLK-2-03De ahí en más, Stan Lee se esfuerza por integrar al gigante cada vez más al Universo Marvel: Hulk visita Asgard, pasa por el planeta del High Evolutionary, se encuentra con el Silver Surfer, recorre la Savage Land y se trenza con el temible Mandarín, entre muchas otras peripecias con alienígenas bizarros, científicos locos y espías soviéticos.

Para el nº70, Namor reemplaza a Giant Man y Wasp como complemento de Tales… y empiezan a aparecer más dibujantes invitados (no sólo Ditko, también Gil Kane, Bill Everett, Mike Sekowsky, Marie Severin), hasta que Jack Kirby desaparece por completo.

En 1968, Namor recibe su propio título y Tales to Astonish pasa a llamarse The Incredible Hulk, a partir de su n°102 y en el medio de una saga con los dioses de Asgard que Stan Lee no llega a completar. El omnipresente guionista deja en manos de sus súbditos (básicamente Gary Friedrich) la serie del Gigante Verde, hasta su regreso en el n°108. Incredible_Hulk_Vol_1_102Entre los n°s 108 y 109 va el King Size Special, también de 1968, en el que Friedrich y Marie Severin narran una muy buena aventura autoconclusiva de 51 páginas (algo que en los ´80 hubiera sido una novela gráfica y en los ´90 un prestige) en el que Hulk queda atrapado en medio de un conflicto a todo o nada entre los Inhumans, ambientado en el Gran Refugio, que en aquel entonces todavía estaba oculto en algún lugar de la Europa oriental. Un oasis de ingenio en medio de una serie muy chata y predecible.

Justo antes del regreso de Stan Lee, en el nº107, se incorpora como dibujante fijo el recientemente fallecido Herb Trimpe, un dibujante correcto pero un poco aburrido que se quedará muuuchos años en la serie, a veces rescatado por las tintas de Marie Severin. Enseguida se presenta un nuevo villano con pretensiones de grosso, Galaxy Master, pero la cosa tampoco levanta. Una de las pocas sagas memorables de esta época es una de las últimas escritas por Stan Lee en la que Reed Richards logra controlar las transformaciones de Banner y este se decide a casarse con Betty Ross. Por supuesto, Rhino y el Líder le arruinan la fiestita y todo vuelve a ser como antes. Finalmente Stan cuelga los guantes en el n°120, tras una aventura en el reino de los Inhumans, y que se las arregle Roy Thomas, que para eso le pagan.

(Pronto, la segunda parte).

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

2 comentarios

  • Esta nota es la misma Del numero 31 0 3ypico no me acuerdo bien De la comiqueando clasica .Por que la volvieron a hacer ?

    Comentarios

    Nahuel2017

    22/07/2018 - 16:35

  • Gracias por la nota. De Hulk me recomendaron lo de Peter David y Planet Hulk, pero sacando lo de John Byrne y muy pocas cosas que me llegaron de casualidad, todavía no me acerqué al personaje como corresponde. No sabía lo del origen del color, me hace pensar en lo de los Simpsons y el color amarillo por el papel que usaba Groening…

    Comentarios

    Bruno Alba

    28/04/2015 - 14:15