Ahora sí, todo listo para empezar a recorrer la era de gloria de este supergrupo, de la mano de Marv Wolfman y George Pérez.

Teen Titans (parte 14)

20/07/2022

| Por Fede Velasco

3 comentarios

LGLlego el momento de repasar la época más gloriosa, la del fenómeno de ventas, la que le dio infinita chapa a estos personajes y consiguió que sigan vigentes al día de hoy, más de 40 años después de su debut. Estamos hablando de la etapa de Marv Wolfman y George Perez, así que acomódense porque esto da para largo.

¿Se acuerdan que por querer crear al primer superhéroe negro, Len Wein y Marv Wolfman fueron rajados de la serie clásica? Llegaron a hacer solo un episodio de la misma y se convirtieron un poco en mala palabra dentro de DC. Pero desde aquella historia, los muchachos se habían sabido forjar un nombre en la competencia y eventualmente, la editorial volvió a abrirles sus puertas. Recien empezaban los ´80 y Wolfman estaba ansioso por escribir para DC, pero la única condición que ponía para hacerlo era que no le dieran títulos de team-ups, ya que estaba bastante hinchado las pelotas de los mismos después de varios años al frente de Marvel Two-in-One. Pero ¿qué hicieron en DC? Le ofrecieron escribir DC Comics Present y The Brave and the Bold, con lo cual el guionista se vio obligado a inventar algo rápido para poder salir de ahí.

a86fa-dcp16Y ahí recurrió a su viejo amigo Len Wein, que por entonces era editor de DC, y le llevo la idea de resucitar a los Titans, sabiendo el amor que tenía Wein por esos personajes de la época en la que trataron de sacarlos a flote juntos. Así que sin mediar intermediarios, se fueron a hablar con Jenette Kahn y la convencieron para que les diera luz verde con la nueva serie. Así, sin más que su promesa de que iba a estar bueno: no tuvieron que mostrar guiones, ni un proyecto a largo plazo, ni un carajo. Por algún motivo desconocido, Jenette tomo su palabra como suficiente garantía y les dijo que sí, por lo que Marv salió corriendo a su casa a empezar a cranear lo que iba a ser la nueva serie. Su idea era echar mano a todas las herramientas que le habían proporcionado sus años al frente de Tomb of Dracula en Marvel.

Pero para bailar se necesitan dos, y la serie no iba a llegar a ningún lado sin un buen dibujante que les hiciera la segunda. Entonces Wolfman, en un rapto de inspiración, pensó en recurrir a George Perez, un dibujante que venía en ascenso en Marvel, y con el cual había laburado bastante como editor pero casi nada como guionista. Así fue como le propuso que dibujara la serie, cosa que George aceptó, ya que su meta era dibujar la Justice League y los Titanes le parecían una buena puerta de entrada a DC. En ese momento los dos estaban convencidos que la serie no iba a durar mas de seis números, pero igual se pusieron manos a la obra.

RCO005_1469392609En las oficinas de DC, el laburo que venían haciendo para el nº 1 gustó tanto que decidieron darle un empujoncito extra a la serie y sacar un complemento en el número 26 de DC Comics Present, que sirviera como prólogo de lo que estaba por venir. A esto le sumaron una agresiva campaña publicitaria en los títulos de la editorial, lo que ayudó al éxito inesperado y a que el primer número se agotara de las bateas. En pocos meses el titulo había duplicado en ventas a la Legion de Superhéroes, que era por aquel entonces el titulo más vendido de DC, y casi cuadruplicado las de todos los que venían atrás.

Pero, ¿qué pasaba en estos episodios? ¿Cuál era el secreto de los New Teen Titans? Si me permito elaborar una teoría, diría que es de los primeros títulos de DC que se parecía demasiado a uno de Marvel,  principalmente a los X-Men de Chris Claremont, lo cual tiene bastante sentido, ya que Len Wein también había sido el coordinador del título  y eso nos hace empezar a pensar cuánto peso tiene su figura en ambos sucesos.

Lo que más brilla en estos primeros números es el desarrollo de los personajes. Todos tienen su propio conflicto personal que resolver y son mucho más que un traje colorido y un superpoder. De esta manera a Robin, Kid Flash, Wonder Girl y Beast Boy (ahora Changeling) se les unen Starfire, Cyborg y Raven.

2248Los seis primeros episodios más o menos englobarían el primer arco, ya que al final del sexto se resuelve el conflicto con Trigón, que es el motivo por el cual Raven reúne al equipo. Aquí podemos ver que -casi sin proponérselo- Wolfman sienta las bases para los primeros cinco años de la revista. Obviamente estoy siendo muy generoso con esta afirmación, y muchos acontecimientos se van a ir desprendiendo de otros y faltan muchos números para que realmente aparezcan algunas subtramas, pero la génesis de mucho de lo que sucede está acá, en los primeros capítulos. Allá vamos.

Como dije, el debut es la DC Comics Presents, y esa es una historia rara, ambientada antes de la formación del grupo. Robin tiene una suerte de premoniciones que parecen inducidas por Raven, en la que ve lo que va a ser su posible futuro como líder de los Titans, mientras enfrentan a una especie de criatura viscosa alienígena que escapo de STAR Labs. El chiste acá es tener un pantallazo del equipo y  saber que muy pronto van a reunirse realmente.

El número uno arranca cuando Koriand’r escapa de una prisión estelar para ya ir directamente a los bifes y mostrarnos cómo para prevenir una amenaza en ciernes Raven, recluta a Robin y le pide que vuelva a formar a los Titans. La primera en sumarse al equipo es Donna y su secuencia arranca con un repaso del origen que creara el propio Wolfman: aquí la vemos investigar en las ruinas del incendio, en busca de alguna pista sobre su pasado (¿Ven lo que digo? Ya desde el principio están las bases para todo). Al toque se les suman Garfield Logan y Wally West, que al principio se había negado a formar parte, pero Raven logró convencerlo de alguna manera. De la misma forma también convence a Vic Stone, y el recién formado equipo detiene un ataque alienígena al edificio de la ONU por parte de los captores de Kori, que la sigueron hasta la Tierra. Piña va, piña viene, nuestros héroes rescatan a Starfire y detienen la invasión. Así se dan cuenta de que trabajan bien en equipo y quedarse juntos puede no ser mala idea. Pero no todo son rosas, y en medio del tole tole, le hacen mierda el depto. a Grant Wilson y el pibe queda medio cruzado, lo que nos lleva derechito al segundo número.

FBwclbvXsAorScmA esta altura del partido un clásico indiscutido, el segundo número de los New Teen Titans nos presenta a Deathstroke, HIVE, Ravager y sienta las bases de lo que va a ser el principal conflicto de la serie al menos en esta primera etapa. Como decía, Grant Wilson se la tenía jurada a los Titans: no solamente le rompieron el bulo, sino que encima lo dejó la novia, y cuando va a verla para reconciliarse se encuentra que esta re de amiguis con Donna y Kori, lo que le hace saltar la térmica del todo. Ya nos habían dicho que el muchacho andaba con mala yunta, pero lo que no esperábamos es que eso se refiriera a una mega-organización criminal como HIVE. HIVE trató de convencer a Deathstroke (al que se refieren todo el tiempo como The Terminator, ya que faltaban unos años para que el éxito de la película de James Cameron los obligara a llamarlo de otra forma) para que matara a los Titans, pero no aceptó las condiciones porque garpaban poco, no le ponían ART y todas esas cosas que marca el sindicato de asesinos a sueldo. Igual los muchachos de HIVE son jodidos como enema de chimichurri, y en el poco tiempo que se reunieron con Slade, le mapearon el ADN y encontraron la forma de replicar sus capacidades. Así que obviamente Grant Wilson es manipulado genéticamente y convertido en Ravager, una versión “mejorada” del asesino al que querían contratar.

RCO022_1469425402Se me está haciendo muy larga, asi que vamos a lo importante: a Grant los poderes lo están matando cada vez que los usa, y por lo tanto, en su enfrentamiento final con los Titans queda seco. Deathstroke, que al final lo estaba ayudando, culpa a los héroes de su muerte, y nos enteramos que en realidad Grant era su hijo y todo fue un plan de HIVE para conseguir que el villano se viera obligado a cumplir el contrato del difunto y eliminar a los Titans. De más está decir, que de este conflicto se va a desprender The Judas Contract y toda aparición de Deathstroke posterior. Aparte acá también está el primer beso entre Dick y Kori, nos enteramos un poco más de lo que pasa por la cabeza de Gar, la relación difícil entre Vic y su padre y el primer atisbo de Trigon. Digamos que si el primer número sirvió para presentar a los personajes, en este ya se presentan muchos de los conflictos que van a sostener la serie.

Y me quedé sin espacio. Mi idea era llegar mucho más lejos en esta entrega y repasar al menos los seis primeros números, pero me cebé contando detalles y entretelones y lo voy a tener que dejar para la próxima. Nos leemos el mes que viene.

Compartir:

Etiquetas: , , ,

Dejanos tus comentarios:

3 comentarios

  • Después de tantas entregas reseñando numeros chotisimos, nadie se va a quejar de que te demores los que se te cante el culo en cubrir esta etapa

    Comentarios

    Pablo Zambrano

    21/07/2022 - 15:26

    • jajajaaja. Ya veremos cuanto tiempo me toma, igual esta etapa tiene cosas chotisimas tambien, sobretodo tras la partida de Perez.

      Comentarios

      Fede_Velasco

      23/07/2022 - 10:56

  • Jajaja lo raro sería que no te cebes xD. Buenísima la nota, y creo que lo de Jenette Khan fue aceptar todo lo que tenga la onda de revitalizar

    Comentarios