Nuevos autores, nuevos personajes y ganas de probar cosas nuevas... que no siempre salen bien.

Teen Titans (parte 6)

15/09/2021

| Por Fede Velasco

0 comentarios

61nSrPtH3uLYa sin el peso del material aprobado por George Kashdan sobre sus hombros, Dick Giordano hace debutar en la serie a dos pibes que prometían un montón: Len Wein y Marv Wolfman. Pero la verdad tiene que ser dicha, y capaz por ser nuevos, o para no abandonar la línea que venía teniendo la revista, el número 18 no presenta grandes vueltas de tuerca, y parece uno más de Bob Haney, salvo por el hecho de que debuta Starfire (el héroe ruso, no la princesa de Tamaran) que ayuda a los Titans a detener a un ladrón internacional conocido como André Le Blanc (un claro homenaje al creador de Arsene Lupin). Se notan las buenas intenciones, pero sin dudas no alcanza y para colmo el dibujo de Bill Draut (que era grosso dibujando historietas de misterio) apenas si cumple.

El nº 19 está escrito por Mike Friedrich y hermosamente dibujado por Gil Kane, con tintas de Wally Wood. Acá la historia es realmente una huevada, pero se ve la intención de no tomársela en serio. Parece como si Friedrich se propusiera mofarse de todas las convenciones que Haney había instalado en la revista, y uno espera que esto sirva como despegue en otra dirección. Es una pena que el guionista solo escriba este episodio, porque realmente viene con algunos conceptos muy copados y la historia es muy divertida. Incluso lo patético del villano, que a mitad de la historia decide tomar el nombre de “Punch” y ponerse una suerte de traje de arlequín carece por completo de sentido. Pero el tono general de la historia lleva a verlo más como una crítica a estas cosas, que una incongruencia del guion, al igual que cuando Aqualad se toma un vaso de agua, para revitalizar la hora que puede pasar fuera de ella y que ni hablar cuando al final Robin y Speedy deciden mediante un “piedra, papel o tijera” quién le asesta el golpe final al villano. Claramente nadie se está tomando muy en serio esta historia y eso la hace sobresalir casi de la totalidad de los episodios publicados hasta este momento, sin contar -como ya mencioné antes- lo exquisito del dibujo.

537751._SX1600_QL80_TTD_En este punto vale la pena mencionar una aparición de los Titans en Brave and the Bold nº 83, que sale mas o menos por la misma época. Escrita por el mismísimo Bob Haney y dibujada por Neal Adams, esta historia se centra mucho más en la relación entre Batman y Robin, y los Titans cumplen un rol muy menor en la historia, pero se destaca por dos motivos. El primero es que lo vemos a Speedy como miembro del equipo y brilla por su ausencia Aqualad, quien al final del nº 19 se excusa y deja por el momento la serie, para ser reemplazado por el joven arquero, que si bien en el mismo 19 no parece integrarse al equipo de manera regular, va a hacerlo de todas formas, ya que no dejará de aparecer en la revista. La otra cuestión interesante que presenta este número, es que por primera vez los personajes se llaman por sus nombres de pila, y conviven en la mansión Wayne, por lo que también conocen la identidad de Batman. Algo que tiene relación con que en la Justice League acababa de pasar lo mismo, y los Titans no se podían quedar atrás. Así que, si bien en algún que otro capítulo se vieron sin mascara, no es hasta este número que parecen conocer sus identidades secretas. La siguiente mención a las mismas va a ser en el nº 22 con el origen de Wonder Girl, pero me estoy adelantando a los hechos. La cuestión es que si bien, es un gran número de B&B, en lo que compete a los Titans alcanza con lo que comenté y no tienen mucho más peso en la historia.

5eed59ab3dbd581f6baf2ce901c7a968._SX1280_QL80_TTD_Y así llegamos al número de la polémica, el 20. Escrito y dibujado por Neal Adams, es muy probable que este sea el peor episodio de toda la serie y cuando profundizamos un poco en la historia que lo rodea tiene muchísimo sentido que así sea. Parece que Len Wein y Marv Wolfman habían conseguido luz verde por parte de DC para introducir al primer superhéroes negro en la historia de la editorial. Estamos hablando de principios de 1969, casi dos años antes del debut de John Stewart como Green Lantern, y la historia lidiaba con unos delincuentes que se aprovechaban del odio racial para empujar a una pandilla de adolescentes a cometer algunos actos delictivos. Estos eran seguidos de cerca por Jericho (no confundir con Joe Wilson, el hijo de Deathstroke), un héroe que al final del episodio se revelaba como el hermano de uno de los jóvenes. A Dick Giordano le gustó la propuesta e Irwin Donenfeld, por entonces vicepresidente de DC, no solo les dijo que lo hicieran, sino que les pidió que fuera una historia en dos partes. Así que se pusieron manos a la obra, y Nick Cardy se dibujó la vida, dejando todo en esas 22 páginas.

Pero como dijimos, eran tiempos de muchos cambios en DC, y entre que les dijeron que sí y que el número estuvo totalmente dibujado, letreado y coloreado, incluso con la portada ya en imprenta, Donenfeld, dejó su puesto y fue reemplazado por Carmine Infantino, al que la historia no le gustó un carajo.

TeenTitans20-20El nuevo Jefe de Coordinadores decidió que eso no se podía publicar y le bajó el pulgar. Giordano se desayuna de todo esto a nada de la salida del número, y no sabe qué inventar para tener un episodio nuevo en tan poco tiempo. Pero resulta que por aquel entonces compartía oficina con Neal Adams, que al escuchar la conversación entre ambos y ver que Dick estaba bastante perdido, se ofreció a tratar de rescatar la mayor cantidad posible de páginas de Cardy y contar otra historia con la base que había.

Aca, según a cuál de los involucrados le pregunten, la historia toma distintos giros: que Adams trató solo de retocar el guion, pero DC no quería saber nada con esa historia; que Wolfman y Wein pusieron en riesgo su carrera al escribirla, y que para salvarlos del desempleo al final la historia se rescribió por completo; que Neal Adams dibujó casi todas las páginas en tiempo record casi sin dormir, y del material original de Cardy apenas cinco páginas sobrevivieron a la versión final. Así es como -parido entre gallos y medianoches- este número deja muchísimo que desear. La idea base es la misma, pero los pibes ahora son blancos, Jericho se llama Joshua y también se destiñó, aunque sigue siendo el hermano mayor de uno de los pibes. Y lo más importante: por los dos años siguientes ni Wolfman ni Wein pudieron laburar para DC, salvo por alguna historia corta que les tiraba Giordano por debajo de la mesa… y todo por tratar de crear a un héroe negro (y bajar un poco de línea en el camino). La cosa es que Neal Adams, después de sacar las papas del fuego, se queda por un par de episodios más, que junto con el que acabo de mencionar forman una especie de arco argumental (el primero en la historia de la serie) de tres episodios. Al final del nº 20, descubrimos que detrás de todo esto se encuentran los aliens de la Dimensión X, que habíamos visto en el nº 16.

Teen_Titans_v.1_21[1]El nº 21 trae la primera aparición en la revista de otro par de héroes juveniles: Hawk and Dove. Y si bien supuestamente la trama continúa del nº 5 de la revista creada por Steve Ditko, la verdad es que es todo muy tirado de los pelos, con una historia que arranca empezada y resulta ser una mera excusa para hacer el team-up. Al final de la historia, Hank y Don, se comienzan a des-transformar y deben dejar solos a Speedy y Wonder Girl, quienes descubren que los aliens capturaron a Robin y Kid Flash. El nº22 ofrece la resolución de esta historia, que cierra de manera muy pelotuda todo el tema de las dimensiones paralelas y demuestra que es mejor que Neal Adams se dedique a dibujar, ya que en estos números que no están hechos a las apuradas, el dibujo es de un nivel muy bueno y se potencia en gran medida con las tintas de Cardy, que en estos años estaba prendido fuego.

Igual lo realmente importante que tiene este número es el back-up donde nos cuentan el origen de Wonder Girl. Pero para meternos con eso, hace falta algo de contexto y todo eso ya lo vamos a dejar la próxima entrega.

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios: