Sangre y Trueno

Aventuras extremas a una escala desmesurada y un grupo de poder infinito. No puede fallar.

Avengers

05/07/2023

| Por Francisco Lobo

1 comentarios

Tras una carrera de 11 años de laburo ininterrumpido en Marvel, varios best-sellers, y todavía a cargo del título de Thor más exitoso desde el mítico paso de Walter Simonson, Jason Aaron recibe la oportunidad de escribir a los héroes más poderosos de la Tierra; los Avengers.

El primer número de la colección ve la luz en mayo de 2018 y desde sus inicios el guionista busca establecer la escala gigante de su proyecto en la serie. Es que Aaron entiende que un grupo con miembros con el nivel de poder de sus integrantes y su respectiva importancia como producto, no puede andar en el chiquitaje de la aventura superheroica. Este pulso se marca desde el primer arco “The Final Host”, cuando la línea fundacional de los Vengadores (Iron Man, Thor y el Capitán América) organizan un grupo de poder infinito que se completa con Black Panther, Ghost Rider, She-Hulk, Captain Marvel y Doctor Strange y juntos deberán enfrentar una amenaza de escala celestial cuya existencia está conectada con el origen de personas superpoderosas en el planeta Tierra, en inicio de los tiempos.

En lineas generales el guion avanza por dos carriles bien definidos: por un lado nos muestra las diversas amenazas que los Avengers deben combatir. Estas amenazas onda tipo “el monstruo de la semana” funcionan como una suerte de excusa para que Aaron visite los diversos ecosistemas del universo Marvel; una guerra contra los vampiros, una carrera de Ghost Riders a todo o nada, el obligado arco de tinte asgardiano que se encadena con el macroevento de Thor “La guerra de los reinos”, conflictos con Konshu (la entidad divina patrona de Moon Knight), conflictos con la fuerza Phoenix, por mencionar algunos. Por otro lado, donde parece cocinarse el gran arco macro de la serie, es la historia de los Avengers prehistóricos, un grupo comandados por un joven Odin portador del poderoso e icónico martillo Mjolnir. El grupo se completa con Fan Fei, una exiliada de la ciudad mística de Kun Lun y pionera en el legado de los Iron Fist, una Pantera Negra de la tribu de las Panteras (lo que sería luego Wakanda), Cabello de Fuego, la primera portadora del Phoenix, el Hechicero Supremo Agamotto, Vnn el primer humano que carga el poder de Starbrand y un Ghost Rider que monta un mamut flamígero. Como se desprende de las andanzas de los Avengers de las cavernas, el concepto de “héroes de legado” (como ya vimos en muchos otros trabajos anteriores de Aaron) y/o múltiples versiones del personaje juegan un papel de suma importancia en la trama que propone nuestro querido guionista.

En el apartado gráfico el título es bastante prolijo ya que a lo largo de sus 66 números la rotación de dibujantes es relativamente pequeña para los estándares actuales. La gran mayoría de los arcos están repartidos de forma balanceada entre Ed McGuiness, David Márquez y Javier Garron. El estilo de los tres parece tener cierto aire de familia con sus anatomías bien exageradas en un estilo muy caricaturesco, algo estático de ratos (sobre todo McGuiness) pero sumamente cumplidor para el tenor de la historia que nos cuentan y el diseño de personajes, tanto para los icónicos como para aquellos inventos de Aaron que rozan el absurdo de la demencia.

A partir del nº50 se desprende un segundo título llamado “Avengers Forever”, donde Jason Aaron le canta retruco a las proporciones de aventura épica que venía escalando en la primera colección. Aquí las tan diversas como faloperas versiones  multiversales de los Avengers deben combinar fuerzas para derrotar a los igualmente pasados de rosca “Multiversals Masters of Evil”. La batalla entre ambas facciones es un verdadero desfile de conceptos divertidos, interesantes y sumamente lisérgicos.

Si bien la historia en ambas series es siempre muy ganchera, con machaca increíblemente potente en sus escalas espectaculares y el tono de comedia que en general predomina a lo largo de los guiones (sobre todo en personajes como Thor y She-Hulk), los títulos parecen pecar de falta de contundencia para definir las jugadas en los últimos metros, lo que se traduce en una considerable cantidad de conceptos llamativos que no terminan de aprovechar su potencial. Un ejemplo puntual, en el momento en que los Avengers se hacen dependientes de Wakanda deben enfrentarse con otros grupos de proyección internacional, como “Deep Watch” de Atlantis y “Winter Guard” de Rusia. Este potencial conflicto geopolítico de equilibrio de poderes no avanza demasiado y termina semi-descartado ante la próxima aventura con mayores cotas de escala. Otro defecto aparente es que algunos conceptos son tan importantes en magnitud que, o terminan por ser medio una barrida bajo la alfombra a tradiciones históricas de la continuidad, o dudosamente tengan un efecto prolongado en el statu quo de los personajes que los protagonizan.

A pesar de la carencias antes mencionada, a lo largo de cinco años ininterrumpidos y 82 números entre ambas series, Jason Aaron escribió una carta de despedida en la forma de un relato lleno de amor a los Avengers, cargado de acción que desafía lo imposible, que sobrevuela con una mirada atenta a sus trabajos anteriores, la inmensidad del universo Marvel y expande sus fronteras. Aaron deja servida para futuros autores (y/o proyectos multimedia) una demostración técnica super eficaz sobre cómo resignificar la materia prima original en un montón de ideas nuevas sumamente explotables no sólo en historietas sino en cualquier formato multimedia.

Una respuesta a «Avengers»

  1. Nahuel2017

    Me gustó aunque para ser sincero me quedo con lo que hacía Waid antes. Lo de Hickman también está muy bien pero es más un enorme build up a Infinity primero y a.ñ Secret Wars después ( que es básicamente el cierre de su etapa en ff de la que en mi opinión no se fue sino que la continuo en new Avengers pero con los ilumaniti) y no como una ongoing Posta de los Avengers. A ver ahora que onda jed McKay yo le tengo fe al menos

Deja una respuesta

Compartir:

Etiquetas: , ,

Dejanos tus comentarios:

Un comentario